Fernando Rivera Calderón

Pensar que todo es efímero es un concepto muy liberador y pensar que todo importa también: Fernando Rivera Calderón

Es un libro sin género, se puede leer de atrás para adelante, del medio para atrás y etcétera, con una gran dosis de humor y un juego que no espera los 30 segundos, pero que nos hace pensar en forma relativa.

Ciudad de México, 26 de julio (MaremotoM).- Tengo el nuevo libro de Fernando Rivera Calderón, El ambiguo testamento (Reservoir Books) y pienso en todo eso que deberíamos estar pensando sobre nuestro destino, el azar, el quién es Kien y no lo hacemos.

Bueno, a lo mejor no lo decimos. Últimamente, pienso por ejemplo en que el tiempo es relativo, como ya lo dijo Albert Einstein. Sucede que hay un juego en mi teléfono celular y pone publicidades entre nivel y nivel que duran 30 segundos. Ese tiempo, en un juego de Internet es muchísimo. A veces pienso en esos años que se van y también los veo irse en motocicletas de nieve, como dejando una huella que no permanecerá, a alta velocidad.

Esas cosas que ahora con la pandemia se multiplica, como esa película que pronto estrenará Alejandro González Iñárritu, Bardo y donde el protagonista se hace cuestionamientos como estos.

Fernando Rivera Calderón
La música, elemento imprescindible para Fernando. Foto: Facebook

Así es el libro de Fernando. Preguntarse el origen de las cosas. “Todo está contenido en sus páginas: todas las criaturas, todos los instantes, todas las religiones, todos los sentimientos. Si bien el lector no encontrará aquí las normas para llevar una vida recta, sí hallará las instrucciones para hacer un Big Bang”, dice la sinopsis.

Es un libro sin género, se puede leer de atrás para adelante, del medio para atrás y etcétera, con una gran dosis de humor y un juego que no espera los 30 segundos, pero que nos hace pensar en forma relativa.

ENTREVISTA EN VIDEO A FERNANDO RIVERA CALDERÓN

“Es un intento de volver a esos viejos temas que además no terminan de irse. Las grandes cuestiones de dónde venimos, cuál es el origen de las cosas y yo de acuerdo al apocalipsis que hemos vivido en el mundo últimamente, mi obsesión y mi manera de agarrarme a la vida y a la literatura fue explorar el origen de las cosas, el origen del mundo, del amor. Nos hemos vuelto como sociedad la emoción de comenzar las cosas, pero nos cuesta mucho trabajo quedarnos en las cosas y ver cómo las historias se desarrollan”, afirma Fernando Rivera Calderón.

Te puede interesar:  AZOTEA DE LIBROS | Todos contamos, de Kristin Roskifte

Desde el Diccionario del caos, el autor juega al ensayo, a la poesía, un estilo personal que utiliza recursos hasta periodísticos.

Fernando Rivera Calderón
Conduce Me canso, ganso, por canal 22. Foto: Facebook

“Pensar que todo es efímero es un concepto muy liberador y pensar que todo importa también. Me gusta el planteamiento general que tuve a la hora de escribir este libro, pensar en todos los momentos. El ambiguo testamento contempla todos mis estados, creo que traté de ser ese gran humano que ha venido recorriendo dioses, apocalipsis…juego con un Dios que está en crisis creativa por crear el universo, tiene un  miedo al universo en blanco. La visión de Dios acerca del presente y el futuro es igual”, expresa.

“Mucha gente ve el conocimiento como una riqueza, pero cuando uno tiene todo el conocimiento no sabe nada”, agrega.

Fernando Rivera Calderón
Fernando Rivera Calderón, un libro de Reservoir Books. Foto: Cortesía

La sociedad con Pepe Gordon para La oveja eléctrica tiene una gran influencia y revela que Fernando Rivera Calderón siempre ha tenido inclinación sobre los temas científicos, como buen curioso.

“Relaciono nuestras muchas mitologías con los avances de la ciencia, que a su vez roza con la poesía. En ese terreno es donde escribo este libro, El ambiguo testamento”, dice, al tratar de ver el universo como un todo. A veces gratificante y a veces duro.

“Para mí es un efecto del Big Bang, aunque a veces es desolador que personajes como Alito sean parte de ese proceso. Las protestas callejeras, los discursos del presidente, es hermoso y a la vez inquietante”, afirma.

El “te voy a quemar viva” que nos recuerda a los tiempos de la Inquisición. “Tan avanzados que nos sentimos, pero cuántos en esta sociedad tan compleja reciclamos nuestra basura o no agredimos a los vecinos. A veces vivimos en la época de las cavernas quemando mujeres”, agrega.

Conductor del programa Me canso ganso, en canal 22 y líder de Monocordio, un proyecto de rock que ya ha cumplido 20 años, Fernando está muy orgulloso porque acaba de salir el disco en vivo, dando cuenta de un concierto que dieron el año pasado en el Teatro de la Ciudad.

Comments are closed.