Crimen, pasión y boleros

PLACERES CULPABLES | Solamente una vez Agustín Lara

Ciudad de México, 23 de octubre (MaremotoM).- Desde hace unas semanas, todos los domingos a las 18:00 horas, en el Foro Cultural Coyoacanense Hugo Argüelles, se lleva a cabo la mini temporada del musical Crimen, pasión y boleros: La radionovela de México, escrito por Mario Cassán y David Aréizaga; dirigido y actuado por Luz María Meza y con la dirección musical de Mario Cassány Adrián Mejía, quienes también ejecutan el piano en escena de forma alternada.

La historia, que se sitúa dentro de una cabina radiofónica de la XEB, conocida como La B (´be´ grande) de México, cuenta también con la participación de luminarias del teatro musical y la radio mexicana, como José Antonio López Tercero, Karina Luna,Enrique Herranz, Tzaitel Santini,Adam Sadwing, Héctor Aguilar, Rebeca Castillejos, Gustavo Robles, Mariana Pamplona,Magdalena Barón; además de los coros de Sharon Santaella, Yuri Martzy Alejandro Membrillo.

La estética, galanura, música y esencia que conectaba a los mexicanos con la época dorada de la radio y con el romanticismo de ese entonces, son recordados y transmitidos en este musical de rocola, que cuenta con la presencia en su repertorio de boleros realizados por grandes autores del bolero, entre ellos Agustín Lara.

Debido a ello vino a mi recuerdo que hace 27 años, justo cuando yo iniciaba mi carrera en los medios de comunicación y trabajaba como asistente personal de la actriz Marta Zamora, en ese entonces Presidenta de la Comisión Nacional de Jubilación de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), ella produjo un espectáculo más que original en su momento, en el cual tuve la suerte de colaborar también como asistente.

Después de varios meses de trabajo, el evento se llevó a cabo el 6 de diciembre de 1992 en el Teatro de la Ciudad, bajo el nombre de Solamente una vez… Agustín Lara, siendo este un sorprendente viaje al pasado en el que se disfrutó de una verdadera gala, como se le llamaba a los espectáculos nocturnos de gran factura en la década del 40 ó 50, con todas sus características, incluyendo los boys y modelos originales, que eran quienes bailaban y acompañaban a las estrellas que aparecían en escena que, para sorpresa y agrado de los asistentes que abarrotaron el inmueble de la calle de Donceles, eran nada más ni nada menos, que los intérpretes originales de Agustín Lara, convirtiendo al evento en algo único e irrepetible.

Lupita Palomera, Carmela y Rafael, Alejandro Algara, Paz Águila, Amparo Montes, Marquesita Radell, Roberto y Mitzuko, Jorge Fernández, Leopoldo Francés, Olga Guillot, e Irma Dorantes, entre muchos más, fueron las estrellas que se dieron cita esa noche; acompañados en vivo por la Orquesta de solistas de Agustín Laray la conducción del también emblemático Eduardo Charpenelly la misma Zamora, como anfitriona.

Te puede interesar:  Ministra de Cultura de Perú resalta las coincidencias entre México y su país

Las modelos y boys que también hicieron gala de su amor por el escenario y lo demostraron esa noche, fueron Virginia Roca, Nora Gatica, Martín Lagos, Carlos Navarrete, Germán Funes y Conrado Norton.

Además de quien esto firma, el equipo de trabajo que estuvo al mando de Marta Zamora, estuvo conformado por la misma Virginia Roca, conocida también como ‘La dama de España’, la actriz Ludivina Olivas y la secretaria Hilda Acosta, ‘Hildita’, quienes trabajamos a pulso y rigor para concretar este proyecto, que por desgracia no se grabó en video de manera profesional; siendo apoyado en todo momento por la Secretaría General del sindicato de actores, encabezada en ese momento por el actor Julio Alemán.

Para la gran mayoría de los lectores de este espacio editorial, los nombres de los participantes en esa noche mágica son más que desconocidos; pero si ustedes los hubieran visto en escena como lo hicieron todos los asistentes y quienes estábamos tras bambalinas, jamás los hubieran olvidado.

Gracias al éxito que tuvo esa noche, hubo posibilidad de reunir de nuevo a la gran mayoría del elenco meses después, el 19 de abril de 1993, teniendo ahora como escenario el Teatro Jorge Negrete de la ANDA, para darle continuidad al proyecto de la Comisión de Jubilación de reunir un poco más de fondos; además de para darle conclusión a ese espectáculo llamado  Solamente una vez… Agustín Lara.

Cabe mencionar que, además de Marta Zamora como Presidenta, dicha comisión tuvo como vocales a los primeros actores Sergio RamosEl Comanche’ y Antonio Medellín; pero ellos no pudieron trabajar a fondo dentro del espectáculo, debido a compromisos de trabajo, dejando toda la responsabilidad en manos de Zamora y sus colaboradores.

Ya entrados en gastos, un año después (en 1994), se intentó hacer lo mismo, pero por desgracia ya sin la respuesta deseada, teniendo entonces como estrella a la leyenda de la Época Dorada de Cine Mexicano Rosita Quintana, en el espectáculo Mis dos amores: Argentina y México, también en el escenario del Teatro Jorge Negrete, que vio a la artista interpretando sus temas consentidos del género de tango y el mariachi, respectivamente.

Pero bueno; de vuelta en el mundo actual y sin descuidar este viaje al pasado, no se resistan y acudan a ver el musical Crimen, pasión y boleros: La radionovela de México, este y todos los domingos, hasta el 24 de noviembre, en el Foro Cultural Coyoacanense, ubicado en Allende 36, Coyoacán. Los boletos tienen un costo de 300 pesos; pero si dicen que leyeron esta columna en Maremoto Maristain, pagarán únicamente 250 pesos por cada uno de ellos. Corran porque se agotan.

Comments are closed.