Cuna de lobos

PLACERES CULPABLES | Una gran bola de fuego en el final de Cuna de lobos

Ciudad de México, 11 de noviembre (MaremotoM).-Desde antes del inicio de sus grabaciones, la nueva versión del clásico de las telenovelas mexicanas Cuna de lobos, escrito originalmente por Carlos Olmos, desató una gran polémica entre propios y extraños por diversas razones y no fue para menos, pues este melodrama narrado en forma de thriller, realizado en su momento bajo la producción y dirección de Carlos Téllez es y será, como ya se dejó en claro, insuperable; a pesar de que para este refrito, que formó parte del proyecto Fábrica de sueños de Televisa, se hizo uso de una gran inversión e infraestructura de producción para concretarlo.

Prueba de ello fue la grabación de las varias secuencias de acción en las que la “nueva” Catalina Creel, encarnada por Paz Vega, hizo todo lo posible por superar o asemejarse con el personaje inmortalizado por la primera actriz María Rubio, misión que por gracia o desgracia, según se vea, no se logró superar repetimos, a pesar de contar con una producción millonaria, en comparación con aquella telenovela de 170 capítulos que se transmitió entre 1986 y 1987 en todo el país y que se grabó de manera casi secreta en los foros de Televisa San Ángel.

Placeres Culpables
Cuna de Lobos llega a su final. Foto: Cortesía

Entre estas escenas cabe mencionar la realizada en los primeros días de agosto de 2019, en el Puerto de Acapulco y que, según señalaron fuentes directas de la Comisión Fílmica de Guerrero, además de algunos medios de comunicación, provocó gran conmoción entre los habitantes del lugar, al grado de accionar la Alerta de Seguridad Pública en Acapulco, pues fue más que espectacular, aunque al parecer no contó con los permisos y supervisión requeridos de la Capitanía de Puerto Regional de Acapulco y de la Secretaría de Marina, respectivamente, precisaron las fuentes.

Y es que la secuencia que miembros de la producción de Giselle González dijo a las instituciones que se llevaría a cabo, constaría únicamente del uso “moderado” de fuego y efectos pirotécnicos; y que al concluir, la embarcación que se usaría se remolcaría a la bahía y todos felices y contentos.

Sin embargo y como se vio en pantalla el pasado viernes 8 de noviembre, la explosión fue más allá de un pequeño incendio, provocando una enorme columna de humo y la destrucción de la embarcación, provocando un gran temor entre los turistas y habitantes que se encontraban cerca de la Isla de la Roqueta, lugar donde se llevó a cabo la grabación del enfrentamiento final entre Catalina Creel con los personajes interpretados por Paulette Hernández y Gonzalo García Vivanco, entre otros.

La Capitanía de Puerto Regional de Acapulco y la Secretaría de Marina, precisaron las fuentes, no estaban al tanto de que la explosión iba a ser tan grande, lo cual provocó el disgusto de estas instituciones gubernamentales, ante el abuso de confianza de parte de la producción de Giselle González.

Te puede interesar:  Frody pone la despensa para las mujeres embarazadas vulnerables
Placeres Culpables
La Capitanía de Puerto Regional de Acapulco y la Secretaría de Marina, precisaron las fuentes, no estaban al tanto de que la explosión iba a ser tan grande. Foto: Cortesía

No obstante y después de entablar negociaciones con la empresa televisiva, la Capitanía de Puerto y Televisa acordaron la firma de un convenio en donde se mencionaría que si se tenía notificación de la grabación de esta escena, además del pago de una multa y todos tan amigos como siempre, recordando que este Puerto ha sido escenario de varias telenovelas producidas por esa empresa y que han sido emblemáticas, como Tú o nadie, su remake Acapulco, cuerpo y alma, Mi pequeña Soledad, El camino secreto, La casa en la playa y Alma rebelde, entre otras.

Sin embargo, los directivos de Televisa encargados en acudir a dialogar con la Capitanía de Puerto Regional de Acapulco, no acudieron a la reunión convenida, dejando plantados en dos ocasiones a las autoridades de la Secretaría de Marina correspondientes, generando con ello un veto extendido a todas las producciones de la empresa fundada por la familia Azcárraga, para llevar a cabo grabaciones y transmisiones en zona de mar y costa, extendiéndose además del Puerto de Acapulco, a todas a nivel nacional.

De esta manera, todas las producciones de Televisa que tengan como fin llevarse a cabo en Acapulco, pueden realizar sus actividades profesionales sólo de la zona de costera hacia arriba, evitando el mar y la costa.

Mientras los abogados de Televisa ya negocian el ser liberados de este impedimento, las fuentes directas de la Comisión Fílmica de Guerrero, señalaron que las producciones de la empresa que hoy día se encuentran en el lugar, tienen como orden primordial mostrar a Acapulco de una manera más espectacular a como lo es originalmente.

Prueba de ello es la telenovela Soltero con hijas, producida por Juan Osorio, misma que se estrenó el pasado 28 de octubre y que se graba en este municipio del estado de Guerrero, con las actuaciones de Gabriel Soto y Vanessa Guzmán, entre otros.

Para concluir, hay que destacar que la grabación de la explosión marítima donde supuestamente pierden la vida Catalina Creel y su nieto Edgar (a quien ella cambia el nombre por Alejandro), se llevó a cabo justo en la conmemoración del Día Interamericano de la Calidad del Aire (Diaire), en el que se concientiza sobre la importancia de este elemento; provocando que varios usuarios de redes sociales recordaran y se quejaran en su momento que este tipo de actividades contaminan el puerto guerrerense, mismo que se vio afectado en meses pasados por el humo de los incendios forestales de la zona rural.

Desde el 28 de octubre del 2002 se estableció que cada segundo viernes del mes de agosto, se conmemorará el Día Interamericano de la Calidad del Aire, teniendo como meta concientizar a la población de la importancia de prevenir y reducir los factores que originan la contaminación ambiental, entre ellos la generación de incendios que provocan denso humo.

Comments are closed.