Mescalina 55

¿Qué droga tomar para que la escritura se vuelva fácil?: Mescalina 55, de Canta Mares

Esta es la primera traducción al español de Mescalina 55, que según Florence Delay es un “magnífico documento para entender las transformaciones de la poesía francesa de la posguerra”.

Ciudad de México, 3 de diciembre (MaremotoM).- ¿Es realmente así o todos los libros de las editoriales independientes son tan interesantes? Este ejemplar de Canta Mares es un poema, algo que se cayó de entre medio de tantas publicaciones, vino a mi escritorio y desde allí lanza probablemente uno de los proyectos con las drogas más serios y con gran legado para la literatura.

Esta es la primera traducción al español de Mescalina 55, que según Florence Delay es un “magnífico documento para entender las transformaciones de la poesía francesa de la posguerra”.

Fabiola Ruiz, una de las editoras, está muy contenta porque es una de las primeras veces que podemos conocer a la poeta Edith Boissonnas, quien tras realizar en 1955 una serie de experimentaciones con mescalina, alcaloide alucinógeno del peyote, escribió estos textos.

Claro que está nuestro conocido poeta Henri Michaux y el editor y escritor Jean Paulhan.

Mescalina 55 transita por múltiples registros —el intercambio epistolar, la crónica, el diario y la poesía— que en su diversidad permiten vislumbrar aspectos de una interrogación sobre el lenguaje, la literatura y la experiencia estética, la cual hacia finales de 1950 y durante 1960 mostró su potencia para cuestionar un proyecto civilizatorio que impugna cualquier forma de conocimiento que no provea datos objetivamente mensurables.

Te puede interesar:  La poesía es lo que te permite afirmar de manera categórica que estás en el centro del mundo: Jorge Humberto Chávez
Uno de los grandes libros editados este año. Foto: Cortesía

En 1955 Michaux, Paulhan y Boissonnas están lejos de la ingesta recreativa y compulsiva de drogas que caracterizaría la explosión sicodélica de una década más tarde; en el origen de su acercamiento a la mescalina se halla, pues, el examen de la subjetividad, del imaginario, del hecho literario y del acto de escritura: “¿Qué droga tomar para que la escritura se vuelva fácil?”, llega a inquirir Henri Michaux a Jean Paulhan.

Además de escritos hasta ahora inéditos en español, en Mescalina 55 encontramos una edición que restituye la disposición cronológica de los textos y un prefacio a cargo de la ensayista y reconocida investigadora Muriel Pic que contribuyen a dimensionar la importancia documental —tanto para la historia literaria como para la historia de la cultura— de esta obra.

Escuchen esta entrevista a los editores Hugo Alejandrez y Fabiola Ruiz, de Canta Mares.

Comments are closed.