Alberto Salcedo Ramos

“Que escriban sobre el covid las personas que lo han entendido”: Alberto Salcedo Ramos

En la Escuela de Verano, el cronista colombiano habló sobre sus convicciones y habló sobre el sentido de la pregunta para el periodista. “No te ufanes de matar zancudos en la selva, porque ese es tu trabajo”, dijo, al describir que hace meses que está metido en su casa, confinado, y que no puede hablar sobre el mundo.

Ciudad de México, 16 de julio (MaremotoM).- El gran cronista Alberto Salcedo Ramos (1963) entregó gran parte de sus convicciones al periodista regiomontano Francisco Zúñiga, en el marco de la Escuela de Verano que en estos momentos lleva a cabo la UANL.

“Para mí el periodismo es un oficio necesario para las sociedades, que las utilizan como una herramienta para sí misma. La crónica se nutre de ambas cosas, del periodismo y de la literatura”.

“La crónica es un género de autor, en donde cuenta mucho el estilo, la forma en que se dicen las cosas. Normalmente las crónicas abordan la realidad cuando esa realidad ya ha sido conocida. La gente espera otros datos, mirar las posibles consecuencias, un retrato de las personas que intervinieron en el hecho. Como dice un amigo mío: la crónica se cuenta no entrando a la casa por la puerta principal, sino entrando a la casa por la puerta de atrás”.

“No existe dicotomía entre periodismo y literatura, lo que existe es una dicotomía periodismo ficción. La crónica es literatura de no ficción. La literatura no es patrimonio exclusivo de los novelistas, de los cuentistas. La literatura no riñe con el periodismo, lo que riñe con el periodismo es la invención”.

A sangre fría, de Truman Capote, es una pieza de no ficción, mientras que la otra pieza que me citas, Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez, es una novela de ficción. Si tomas un hecho real y lo deformas para convertirlo en novela, es un libro de ficción”.

Te puede interesar:  Los comentarios sobre la apariencia
Alberto Salcedo Ramos
El cronista, cuando narra, informa, hace periodismo. Foto: Cortesía Facebook

“La crónica es periodismo y es literatura. Como es periodismo debes investigar a fondo, debes consultar todas las voces, responder los interrogantes que plantea la historia. No hacemos las preguntas de la pirámide invertida como hacemos con el resto de las notas, pero contestamos a todas. Si en una investigación tienes poca información de los datos, seguramente te la voy a devolver, porque está mal la crónica. El periodismo es información”.

“Ahora bien, debe ser presentada a través de un estilo narrativo, que produzca una mirada nueva a lo que estás contando. Siempre voy a hablar con la gente, para que la historia sea mía y luego hacerla de los lectores. Nunca me considero un héroe porque vaya a un sitio remoto a oír a alguien para que me cuente una historia.”

“Prefiero ser una persona que también hace preguntas. Una persona que confiesa cuando no entiende. Hay momentos en que definitivamente me siento confundido, sin saber qué pasa. El covid no lo hemos entendido, el nuevo orden mundial que esta enfermedad nos está imponiendo. Vamos a necesitar mucha perspectiva histórica. Mi mundo se reduce a las paredes de mi casa. No puedo pretender explicar el mundo. Que escriban sobre el covid las personas que la han entendido”.

“El periodismo convirtió la afirmación en una dictadura y en una necedad. Me parece curioso que los filósofos duden y que los periodistas afirmemos. Hemos convertido en alarde lo que no es más que el cumplimiento de nuestro trabajo. No te ufanes de matar zancudos en la selva, porque ese es tu trabajo”.

Comments are closed.