Carolina Sanín

¿Qué pasa con Carolina Sanín, la estrella de la literatura colombiana?

Yo me imaginaba otro video por ejemplo de Paul Preciado en respuesta y mi cabeza iba de un lado a otro, en una explicación maravillosa de lo que sirve analizar, explorar y no poner ningún mensaje de twitter o de Facebook, sin saber lo que está pasando. Lo demás es cancelar, claro. Y yo jamás estaré de acuerdo con eso. Con la literatura que nos une, obvio.

Ciudad de México, 5 de noviembre (MaremotoM).- Lo último que escuchó en su cama la escritora recientemente fallecida Patricia Laurent Kullick (1962-2022) fue un capítulo de Radicales Libres (Alfaguara), de Rosa Beltrán. Una amiga de ella lo leyó al costado de la cama de hospital.

Se lo comento a Rosa y me da una frase que atesoraré toda la vida: La literatura nos une. Y esta unión va más allá de las editoriales, de las ferias, de si estoy en tal grupo o en aquel lejano o en este universo tan cerca.

Lo cierto es que varios escritores colombianos me hablaron hace bastante de Carolina Sanín (1973) que hoy es una estrella de la literatura colombiana. Recuerdo a Santiago Gamboa, un escritor apasionado por esas nuevas palabras de esta mujer “dominante”, como se llama a sí misma y que ha escrito las novelas Todo en otra parte (2005), Los niños (2014) y Tu cruz en el cielo desierto (2020).

También son suyos el libro de relatos Ponqué y otros cuentos (2010), el de humor Yosoyu (2013) y Alto rendimiento (2016), de los libros para niños Dalia (2010) y La gata sola (2018), del ensayo biográfico Alfonso X, el Rey Sabio (2009), de la antología crítica Pasajes de Fernando González (2015), del ensayo El ojo de la casa (2019) y del libro de género vario Somos luces abismales (2018). Sus columnas están recogidas en el volumen antológico Pasar fijándose (2020).

Interpretó el papel principal en la película Litigante (2019), de Franco Lolli, que abrió la Semana de la Crítica en Cannes en 2019.

Recientemente, la escritora, inteligentísima como pocas, ha denunciado a la editorial Almadía de censura por “cuestionamientos de la política identitaria” en sus obras.

De acuerdo con Carolina Sanín, la editorial compró los derechos de sus dos libros Somos luces abismales y Tu cruz en el cielo desierto para México. “Después de haber comprado y pagado por los derechos de mis libros “Somos luces abismales” y “Tu cruz en el cielo desierto” para México, me hizo saber hoy que no los publicará debido a mis cuestionamientos a la política identitaria (mis interrogantes con respecto al dogma de género y mis pronunciamientos sobre el borrado de las mujeres). Me parece que la decisión de cancelar un contrato ya firmado por unos libros (que, además, no tienen que ver con el tema en cuestión) sienta un precedente tenebroso.

Te puede interesar:  La Feria de Guadalajara termina hoy, necesitada de transformación y de vanguardismo
Carolina Sanín
La muestra de lo que piensa Carolina Sanín está muy bien explicado en el video de Cambio que presentaremos al final. Foto: Cortesía Facebook

Almadía tiene derecho a publicar lo que quiera, pero el cuestionamiento “a la política identitaria” revela una censura y una corrección política que nos debería en cierto sentido alertar. Ahora más que nunca deseo conocer lo que piensa Carolina Sanín.

Es probable que no estemos de acuerdo con las cosas que plantea la autora, pero tampoco debemos estar de acuerdo con todo lo que establece Almadía. Debemos mantener la mente abierta y escuchar a todos y a la misma escritora colombiana que plantea un debate muy sincero sobre sexo y género, no poniéndose en contra de las trans, sino del activismo trans.

La muestra de lo que piensa Carolina Sanín está muy bien explicado en el video de Cambio que presentaremos al final. Es un video largo, como bien aclara ella, pero plantea un debate profundo y necesario.

Este es mi monólogo de hoy en Cambio. Sobre la división entre género y sexo, sobre la imposición de los deseos, sobre la larga opresión de las mujeres debido a su cuerpo, sobre la autopercepción y la política basada en ella, sobre la necesidad de garantías a las minorías y de igualdad, sobre la imposición de la identidad, sobre los derechos y los fueros, sobre el Quijote, sobre mi infancia, sobre el mundo que viene, sobre el fin de la naturaleza y el arte, sobre la entronización de lo artificial y lo automático y sobre la persecución del pensamiento.

Yo me imaginaba otro video por ejemplo de Paul Preciado en respuesta y mi cabeza iba de un lado a otro, en una explicación maravillosa de lo que sirve analizar, explorar y no poner ningún mensaje de twitter o de Facebook, sin saber lo que está pasando. Lo demás es cancelar, claro. Y yo jamás estaré de acuerdo con eso. Con la literatura que nos une, obvio. Querida Carolina, ya encontrarás una editorial en México que te publique.

Comments are closed.