Salman Rushdie

¿Qué Salman Rushdie tendremos de regreso después de este momento que además abre heridas?

Es sabido que Rushdie desde 1989 ha tenido que escapar y permanecer en cautiverio, porque el ayatolá Jomeini le impuso la fatua, pena de muerte, por su libro Los versos satánicos, que fue tachado de estar en contra del Islam, el Profeta y el Corán.

Ciudad de México, 13 de agosto (MaremotoM).- Muy triste lo que está viviendo Salman Rushdie, que se encuentre en un respirador, producto de la ataque de Hadi Matar, un joven de 24 años que lo golpeó y apuñaló al escritor de origen indio, por no estar de acuerdo con su literatura.

Es sabido que Rushdie desde 1989 ha tenido que escapar y permanecer en cautiverio, porque el ayatolá Jomeini le impuso la fatua, pena de muerte, por su libro Los versos satánicos, que fue tachado de estar en contra del Islam, el Profeta y el Corán.

Las últimas dos décadas había vuelto a una aparente normalidad, pero este 12 de agosto de 2022 la vida lo ha puesto de nuevo en la frontera de la muerte que ha tenido que sortear, porque hay fundamentalistas que no les gusta lo que escribe y dice.

Conozco Los versos satánicos, he leído algo de su obra, pero un libro que me significa es Joseph Anton, que es un trabajo literario de 686 páginas de un honestidad personal de este autor indio, en el que cuenta el largo periplo que ha pasado por años desde que pusieron precio a su cabeza.

Y no sólo me significa por su nombre, que es también el mío, sino porque sé que se siente tener que buscar nuevos espacios para vivir para poder ser, claro que no se compara a lo que ha vivido Rushdie y además escribirlo en tercera persona, para tomar una distancia al dolor.

Te puede interesar:  ¿Qué pasa en México con los libros de música?

Cómo su vida cambió, de que forma su entorno se volvió otro, cómo los verdaderos amigos lo ayudaron y sobre todo, el tener que luchar por su libertad como escritor, a pesar del miedo, a pesar de que su familia que estaba en riesgo y esto la quebró. Enamorarse, separarse, tener un hijo, tratar de ser y expresarse.

Un escritor que ha luchado por preservar una voz libre y compleja. Un hombre que ha vivido a pesar de la amenaza.

Salman Rushdie
Joseph Anton tal vez me ha acompañado, como uno de mis libros de cabecera. Foto: Cortesía

Joseph Anton tal vez me ha acompañado, como uno de mis libros de cabecera, en mi viaje tal vez desde 2017, cuando pasé una temporada en la Ciudad de México, luego irme a vivir a Cuernavaca, en 2018, y en 2021 volver a mi ciudad donde nací, la Gran Tenochtitlan, para luego mudarme a Guadalajara en 2022.

Rushdie dice en este libro, en la página 360:

“Di lo que realmente quieres decir, le habían indicado; explícate, justifícate, no te escondas detrás de tu ficción. ¿Tenía alguna importancia que un escritor se desnudara de ese modo, se despojara de la riqueza del lenguaje? Sí, la tenía, porque la belleza hacía sonar los acordes en lo más hondo del corazón humano, la belleza abría puertas en el espíritu. La belleza era importante, porque era goce y el goce era la razón por la que él hacía lo que hacía, su goce en las palabras y en usarlas para contar historias, para crear mundos, para cantar. Y la belleza, por ahora, se trataba como un lujo del que debía prescindir, como un lujo, como una mentira. La fealdad era la verdad”.

¿Qué Salman Rushdie tendremos de regreso después de este momento que además abre heridas?

Comments are closed.