Cómo cocinar

Qué y cómo cocinar sin morir en el intento

Una de las situaciones más comunes a la hora de que alguien se independiza es enfrentarse a la cocina y a lo que conlleva el preparar platillos desde cero. Aunque muchos sobreviven a lo básico, hay quienes encuentran más complicado lograr un sazón satisfactorio y desbloquear el miedo a cocinar en el día a día.

Ciudad de México, 15 de agosto (MaremotoM).- Para aquellos nuevos adultos independientes o personas a las que simple y sencillamente no se les da eso de la cocina, compartimos 3 tips que ayudan a simplificar la vida e incluso a ahorrar.

Qué y cómo cocinar sin morir en el intento

Una de las cosas más esperadas de la vida adulta o de ser un joven que recién se integra al mundo laboral, es la posibilidad de independizarse. El tener tu propio espacio, decorar el depa o la casa a nuestro antojo, más una gran lista de pequeños momentos, forman parte de esta magia en la que nos reencontramos con nosotros mismos; sin embargo, hay un detalle con el que muchos se topan: qué y cómo hacer de comer sin extrañar la sazón de mamá.

Cuando somos independientes, queremos comernos el mundo y se nos hace fácil alimentarnos fuera del hogar en restaurantes o pedir algo a domicilio; aunque a la larga esta dinámica es mucho más costosa que si nos colocamos el mandil, encendemos la estufa y ponemos manos a la obra. Más aún, si queremos tener un guardadito de dinero, con mayor razón conviene hacer la despensa y preparar nuestra propia comida en casa.

Para aquellos nuevos adultos independientes o personas a las que simple y sencillamente no se les da eso de la cocina, a continuación, les compartimos tres tips que les van a ayudar a simplificarse la vida e incluso a ahorrar para no sacrificar otros momentos, como una salida al cine o fiestas con amigos.

Cómo cocinar
Hacer la propia comida. Foto: Cortesía

El sartén es tu mejor aliado

Si hablamos de utensilios para poblar ese espacio generalmente vacío en el hogar de los millennials, que es la cocina, la mejor recomendación es empezar por un sartén antes de comprar ollas, comales u otras herramientas. De entrada, son muy resistentes, antiadherentes y extremadamente versátiles; pues con un sartén puedes preparar desde unos hot cakes o un huevo en cualquier presentación, hasta jugosos cortes de carne aderezados con todo tipo de especias. Mientras de mayor gama sea este aliado de la cocina, más provecho podrás sacarle durante años.

Cómo cocinar
Usar algunas ayudas no está mal. Foto: Cortesía

Busca ingredientes que te faciliten el día a día

Antes, para preparar algo saludable como una pechuga rellena con verduras a la mantequilla o un delicioso pollo con ejotes, era necesario comprar distintos ingredientes, lavar y desinfectar los que lo requieren como la albahaca o el laurel, cortarlos en pedacitos, cocinarlos por aparte para que suelten sus exquisitos sabores y aromas. Eran procesos que parecían no tener fin.

Cocina varias porciones

Cuando llegue ese momento de preparar lo que más te gusta o de experimentar en la cocina, con el tiempo comprobarás que es mucho mejor cocinar varias porciones de una sola vez y apartar para después lo que no te comas en el día, con ayuda del refrigerador que, al igual que un sartén, no puede faltar en ningún hogar. Además, ahorrarás tanto gas y dinero como el lavar los trastes constantemente: la pesadilla de muchas y muchos.

Comments are closed.