Greta Thunberg

Querida Greta, cómo se enriqueció Europa con el tráfico de esclavos

LECTURAS | Cambiemos el mundo, de Greta Thunberg

Barcelona, 25 de septiembre (MaremotoM).- Greta querida, infancia perdida es la de los hijos de las lideresas asesinadas por defender la tierra, los ríos de nuestros territorios, esos de los que los países del norte viven y gracias a ese expolio colonial, te calientas tus blancos piecesitos en Suecia y mantiene a tu modesta monarquía.

Mira a tu alrededor, bella y enfadada Greta, en esa cumbre a la que no han invitado a las hijas de Berta Cáceres, asesinada por oponerse al proyecto de Aguas Zarca/DESA en Honduras, crimen financiado por bancos finlandeses, ahí conmoverás a muchas personas que continuarán el expolio en nuestros países. Que mezclarán “nuevas enfermedades” con la palabra “migración masiva” para continuar criminalizando nuestra libertad de movimiento, invirtiendo en Fronteras, esas que librarán a los blancos europeos de las enfermedades que “se producen” así naturalmente por el cambio climático en el sur global. En esas cumbres siempre saben cómo salvarse de las pestes que genera el extractivismo colonial.

Greta, amor mío, cuando le pongas carita de enojada a Trump, malo malo malísimo, recuerda cuando vuelvas a Suecia de hacer lo mismo con tus reyes y gobernantes que aún conservan colonias en otros territorios. Sí sí tienen menos cara de criminales, como el resto de los europeos, que saben disfrazar sus crímenes detrás de aportaciones a ONG, de eso estoy segura. Pero pregunta a tus abuelos cómo se enriqueció esta Europa humanista con el tráfico de esclavos. Maravillosa tu capacidad de movilización, pero sacúdete esa blanquitud, mira para adentro, no pienses en nuestros recursos sólo para sostener tus privilegios, recuerda que en nuestros territorios son asesinadas a diario defensoras de la tierra, menciónalas, no como hace el Banco Mundial dentro de las cifras de muerte, sino de “asesinadas”. El Amazonas no es tu pulmón y el de tus vecinas, también es la tierra de los indígenas que la están defendiendo mientras los exterminan. Y sí, mueren millones de animales en esas selvas, y árboles, se contaminan ríos.

Pero por favor, amor mío con todo respeto, no digas que has perdido la infancia… si quieres te pegas un tour de esos que hacen los “ángeles blancos salvadores” a nuestros países y te revisas esas palabras de privilegio blanco, tan sensibles a los ojos de la prensa amarilla.

Y luego lloramos juntas por esos pibes a los que estos países que te reciben en una cumbre, les roban el futuro.

Comments are closed.