Discursos opuestos

¿Quién es Justin Trudeau? ¿Quién es Donald Trump?: Eduardo del Buey marca las diferencias

El canadiense ha sacado un libro genial: las diferencias que separan a Justin Trudeau con Donald Trump. Son dos temperamentos opuestos y Justin tiene corazón.

Ciudad de México, 20 de junio (MaremotoM).- Tienen dos estilos totalmente diferentes, mensajes que representan valores distintos, y dos visiones que han llevado a sus respectivos países en sentidos opuestos. Uno ya se va y es probable que no sea reelegido. Justin Trudeau, a quien una periodista lo llamó recontraguapo cuando estuvo en México, es probable que se vaya para siempre del sillón.

Su colega de los Estados Unidos, Donald Trump, ayer hizo su primer acto de reelección y su slogan es Make America Great Again (Haz América grande otra vez) es probable que lo haga permanecer en el poder.

Ahora bien, ¿realmente son distintos?

Discursos opuestos
Portada de Trump vs.Trudeau. Foto: Tirant

Ambos tienen una capacidad enorme para conectar con sus votantes y han usado la técnica de comunicación estratégica de manera impresionante. Comparar a estos dos líderes desde el punto de vista de su manejo de los medios de comunicación es fundamental para conocer los diferentes estilos de liderazgo que ofrecen a los votantes en este siglo marcado por la alta tecnología, la conectividad y el aparente giro al populismo en algunos países.

Eduardo del Buey, un teórico canadiense que vive en Mérida, Yucatán, ha hecho un libro para que conozcamos y comprendamos cuán de diferentes son y cómo tenemos que relacionarnos con cada uno.

Fue Portavoz de los Secretarios Generales de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Mancomunidad (The Commonwealth) y Director de Comunicaciones y Relaciones con los Medios de ambas organizaciones. Más recientemente fue Portavoz Adjunto del Secretario General de la Naciones Unidas (ONU).

Ha publicado dos libros en español, Comunicología Audaz y Crisis y Comunicación, ambos a cargo de la casa editorial Tirant LoBlanch y dos libros en inglés, Guerrilla Communications y Spokespersonry, ambos publicados por Friesen Press. Este libro, Trump-Trudeau: discursos opuestos, editado por Tirant LoBlanch nos ha juntado para conversar.

–¿Realmente son dos personalidades diferentes, Justin Trudeau y Donald Trump? Mientras hablamos hay 40 minas canadienses en México…

–Si se quita el neoliberalismo, la necesidad de petróleo y de minerales va a seguir. No va a terminar. Trudeau es un liberal demócrata, no es un neoliberal, ha seguido una política de ayudar a la gente, tiene un programa que ha sacado a 800 mil personas de la pobreza, no lo comparo para nada con Donald Trump.

–De todas maneras, Donald Trump es neoliberal para afuera y para adentro es proteccionista

–Exactamente. Trump no tiene definición política, la única definición que tiene es lo que es bueno para Trump.

–Lo que es bueno para él y para sus votantes

–Claro. Anoche estaba en una entrevista radial cuando salió su discurso y lo vimos. Mantén a América grande es su slogan y eso lo dice todo. Él conoce a su base, la tiene controlada por completo, sabe cómo dar mensajes claros y contundentes. Cuando la gente va a un acto de Donald Trump, no se va pensando ¿qué es lo que dijo? El gran reto que tiene el Partido Demócrata es encontrar un líder que pueda unir a ambas facciones del Partido.

–¿ Bernie Sanders no?

– Bernie Sanders tiene el 35 % de los votos demócrata y ha llegado a su tope. Se ve porque John Biden ya lo ha pasado. La segunda cosa es una serie de políticas que llamen la atención al pueblo americano. Al 60 % de las personas que odian a Trump. Encontrar además mensajes claros y contundentes que la gente pueda repetir. No se tienen que quedar en su casa, como hicieron en 2016, los de Bernie Sanders no fueron a votar por Hillary porque no les gustaba. Hay que salir de casa, votar, para que Trump no gane.

Te puede interesar:  Siempre pensé que podía ser libre cuando me pudiera levantar de un lugar donde me siento incómodo: Mariño González
Discursos opuestos
América Latina se ubica mucho mejor con Trudeau que con Trump. Foto: MaremotoM

–Sigo pensando en Latinoamérica. Tanto Trump como Trudeau son de la Norteamérica…

–Bueno, América Latina se ubica mucho mejor con Trudeau que con Trump. Canadá tiene una historia muy diferente a los Estados Unidos. La política canadiense para Latinoamérica ha sido una política positiva. Tenemos grandes apoyos a la mujer, grandes apoyos a los indígenas…

–Siempre es apoyo. ¿Nosotros qué vamos a hacer?

–Efectivamente. América Latina debe pensar por sí misma y hacer por sí misma. Ya no echarle la culpa a otros países. No importar ideologías de otros países. Los latinoamericanos deben desarrollar una ideología política que esté de acuerdo con la composición cultural, étnica, de los pueblos.

–El capitalismo está en su punto máximo, a tal punto que probablemente acabe con el mundo

–Trump dice que él no va a estar aquí cuando se termine el mundo. El capitalismo que se tiene en Canadá es muy distinto a que se tiene en los Estados Unidos. En Canadá hay un sistema de salud pública para todos, sistemas de educación pública, soy producto de la educación pública. Hay movilidad social en Canadá. No hay racismo, como sí hay en los Estados Unidos, que Donald Trump liberó.

–Sí, es cierto, liberó y exacerbó

–Los americanos de cierta clase baja, sin educación, son racistas. Estados Unidos es un país capitalista de derechas.

–¿Cómo se le ocurrió hacer este libro?

–Escribo para la Jornada Maya. Escribo una columna semanal en inglés. Y escribí varias columnas sobre ambos presidentes. Para el público mexicano es importante conocer a sus dos socios en el Tratado de Libre Comercio. Así nació el libro. Me gustó mucho porque son dos países colosos del norte, con una frontera en común y sin embargo cada país eligió a un líder diametralmente opuesto al otro.

–¿Diría que es la educación´

–La educación tiene que ver, pero Canadá no es una olla de mezcla como lo es Estados Unidos. Canadá se ha definido siempre como un mosaico cultural. Tenemos tres razas fundadoras, la inglesa, la francesa, la indígena. No hay un canadiense estereotípico. Son dos países fundamentalmente diferentes. Estados Unidos fue fundado con una lógica masónica en donde se destaca el individuo, Canadá se fundó cien años más tarde, es un país necesitado del gobierno para construir todo. Necesitamos en el país un Estado fuerte. Tenemos voluntad de cooperación.

–¿Justin Trudeau va a ser una especie de mediador?

–Si lo reeligen en octubre, sí, pero tiene problemas políticos ahora. Canadá y México han trabajado muy bien en el Tratado de Libre Comercio. Han usado las mismas estrategias, con Trump no se negocia de tú a tú, sino que se negocia con la gente por debajo y que sean ellos los que le digan. Él sale diciendo, gané yo, porque es mi idea. Para Trump es importante ganar.

–Los voceros de Trump son mentirosos…

–Totalmente. El The New York Times acaba de sacar un informe que muestra que Donald Trump mintió en 12 mil oportunidades durante su gobierno. Como dijo Trump en el 2015, que él podría sacar un arma y pegarle un tiro a una persona en la Quinta Avenida, pero sus votantes seguirán creyendo en él. Los votantes lo votan por la visceralidad.

–¿Se cambiará esa visceralidad?

–Yo no creo. Esa base de los Estados Unidos es una base de hombres blancos sin educación. Hay como un 35 % de esos americanos y para ellos Trump es un héroe. Odian la inteligencia, odian los hechos, odian la ciencia, odian la capacidad, la mayor parte son cristianos de extrema derecha, creen que el mundo tiene 4000 años.

Comments are closed.