A boy like Jake

RESEÑA | A boy like Jake, una película fallida sobre la disforía de género

La única que salva el oficio y de vez en cuando concita atención es Octavia Spencer, una maestra por medio la cual entendemos el drama y la resistencia, sobre todo la de la madre, a ver el real problema que existe.

Ciudad de México, 24 de diciembre (MaremotoM).- ¿Qué harías si tuvieras que enfrentarte a la disforía de género y conocer a tu hijo, que sólo le interesan La Cenicienta y  las películas de Disney?

El drama está servido por Netflix esta semana, en una película que se estrenó en el 2018 y por algo pasó sin pena ni gloria. Es probable que debido a los actuales problemas de la sociedad, el tema comience a ser tratado en futuros filmes, aunque este tiene la virtud de ser uno de los primeros.

Está protagonizado por Claire Denis y Jim Parsons. El primer obstáculo: la poca química que hay entre ellos. Ya sabemos que la ex estrella de The Bing Bang Theory es homosexual, que ahora está buscando qué hacer después de la serie y que para todos, ¿está claro?, es el mandamás actor, el gran actor.

Está bien, pero eso con el drama que plantea A boy like Jake, nada que ver. Un poco porque hace de psicólogo freudiano y otro poco porque está tan enamorado de sí mismo, haciendo un papel que cree candidato al Oscar, que no se envuelve en las situaciones que plantea la película dirigida por Silas Howard.

Claire, mientras tanto, un poco que no le gusta Jim Parsons, otro poco porque tiene a una amiga india llamada Priyanka Chopra (sólo está en las películas para que todos digamos qué bonita es) con la que no se comunica y un hijo que nadie muestra pero que se cree tiene problemas de género, lo cierto es que la actriz no está en la historia.

Te puede interesar:  House of Gucci o por qué cada vez amo más a Lady Gaga
A boy like Jake
Claire Denis niega el problema y se enoja mucho. Foto: Cortesía Netflix

La verdad es que son dos actores buenos, pero a lo mejor le hicieron un poco mal las series, no tiene continuidad en lo que narran, no tienen esa química especial, sino entre ellos, al menos con el drama guionado por Daniel Pearle.

La única que salva el oficio y de vez en cuando concita atención es Octavia Spencer, una maestra por medio la cual entendemos el drama y la resistencia, sobre todo la de la madre, a ver el real problema que existe.

Todo es intrascendente aquí, sobre todo porque no vemos al hijo, no podemos hacer un juicio ni emparentarnos con él, mucho menos ver qué cosas despierta en los demás y qué cosas le pasan a él.

A boy like Jake
Los amigos enemigos de la pareja. Foto: Cortesía Netflix

Hay que decir que la dirección de Silas Howard es tan sobria que tardamos en entender el conflicto y que se resuelve –otra vez- fuera del filme. De pronto aparece la pareja llevando al chico con ropa femenina y luego los títulos (perdón, spoilers), en una situación que debe de haber generado muchas cuestiones y dimes y diretes, más allá del enojo de Claire.

Comments are closed.