Antonio Ortuño

RESEÑA | La armada invencible, de Antonio Ortuño

Perderse con ellos es fácil, gracias a la musicalidad con que está narrada la historia, por los diálogos, sus monólogos y esa perspectiva que nos es mostrada a través de entrevistas con los personajes. Historias de vida, tropiezos y aciertos, una misma historia pero con diferentes puntos de vista y un cúmulo de decisiones que trazaron  el camino que los convirtió en unos cuarentones metaleros cuya amistad prevalece a pesar de todo.

Ciudad de México, 8 de octubre (MaremotoM) Con cada uno de sus libros, Ortuño deja clara su pasión por el oficio y en esta novela en particular, su pasión por la música. La Armada Invencible (Seix Barral) es una carta de amor metalera al pasado y una declaración de guerra al tiempo que avanza de manera implacable. Aquí los personajes principales añoran mejores días y se arrepienten ante ciertas decisiones. La vida es prueba y error y no hay mucho por hacer después de los cuarenta, excepto intentar adaptarse y aferrarse a aquello que los hizo vibrar: las notas musicales de mejores tiempos. Por eso Barry Dávila, decide reunir, veinte años después, a su grupo de heavy trash, La Armada Invencible.

Los achaques de la edad, las frustraciones de una vida lejos de la música, las crisis económicas, los éxitos, los fracasos, los divorcios, la indiferencia de los hijos y el rechazo de la juventud son ahora parte de la tragicomedia de estos músicos que pudieron haber logrado mucho más que sólo grabar un disco. Es imposible descontar lo que el paso de los años ha dejado en cada uno de ellos y sus ilusiones marchitas, pero reconocerlos como adultos con sueños rotos es reconfortante para el lector, una afirmación sobre nuestros propios anhelos y deseos inconclusos, no hay derrota si seguimos en pie.

Te puede interesar:  Cinco canciones de Pablo Milanés
Antonio Ortuño
Editó Seix Barral. Foto: Cortesía

Perderse con ellos es fácil, gracias a la musicalidad con que está narrada la historia, por los diálogos, sus monólogos y esa perspectiva que nos es mostrada a través de entrevistas con los personajes. Historias de vida, tropiezos y aciertos, una misma historia pero con diferentes puntos de vista y un cúmulo de decisiones que trazaron  el camino que los convirtió en unos cuarentones metaleros cuya amistad prevalece a pesar de todo.

“Carajo. Puta memoria. A cierta edad ya no puedes caminar por la calle porque cada piedra que pisas está manchada de historias y ponerle un pie encima es darle play a la máquina y correr el riesgo de perderte por horas de recuerdos que no quisieras tener así, tan embarrados.”

El Yulian, el Pato, el Mustaine, Isaías, el Gordo, entre muchos otros y los lugares en dónde se desarrolla la historia nos muestran una perfecta escena de lo que significó ser joven, en Zapopan (aunque podría haber sucedido en cualquier otra ciudad del país) y parte del movimiento punk metalero en los 90´s.

Una novela entrañable que nos hace preguntarnos qué sería de nuestra vida de adultos, atrapados entre el tráfico de la ciudad, si no pudiéramos viajar al pasado montados en los acordes de una buena rola. La música siempre será el vehículo ideal para rememorar mejores tiempos, a nuestras amistades entrañables de juventud y esos hubieras que ya no se pueden cambiar.

El libro lo pueden encontrar en cualquier librería del país en su versión física, digital y en audiolibro.

Comments are closed.