Korn

RESEÑA | Requiem, de Korn

Ciudad de México, 9 de febrero (MaremotoM).- Una de las cosas que amo de Korn es su capacidad de seguir sonando brutal. Es cierto que en algún momento perdió el piso y que experimentar con nuevos sonidos no les vino tan bien, pero el regreso del guitarrista Brian “Head” Welch hace 10 años reforzó con creces lo que faltaba. Por eso los últimos tres discos suenan frescos, potentes.

Pero Requiem tiene algo más: suena distinto, revitalizado y que, sin necesidad de invocar a la nostalgia, este pareciera uno de sus primeros discos.

Lo anterior es consecuencia de la pandemia, que sí de algo ha servido es para dar tiempo a artistas de pensar y componer nueva música. Ahí están los casos de The Killers o Taylor Swift, que han grabado y publicado varios discos en este tiempo. A Korn le pasó igual.

Literalmente, tuvieron mucha libertad para definir todo lo que incluirían en este disco. La incertidumbre dio pie a un proceso creativo muy rico en detalles para Korn, que normalmente ha trabajado con la presión de entrega con un deadline muy puntual. El resultado es una colección de canciones poderosas con los bajos y gritos característicos de la banda, pero agregando teclados y coros que engrosan la pared de sonido del disco. Ah, y las guitarras, esas permanecen con mucha presencia.

Te puede interesar:  ¿Los técnicos van a elecciones?

Paradójicamente, con todo el tiempo que tuvieron para planear Requiem, solo incluyeron nueve canciones. Es el número más bajo de una grabación de Korn y también el que menos tiempo dura: 32 minutos con 39 segundos. Y aún así la contundencia no baja y deja con ganas de escuchar más.

Previo al lanzamiento se estrenaron varios sencillos: “Start The Healing, Forgotten” y “Lost In The Grandeur”; pruebas del sonido atronador que los seguidores bien conocemos. Pero hay otros perfiles como “Worst Is On It’s Way”, “Let The Dark Do The Rest”, “Penance To Sorrow” y Hopeless And Beaten bastante bien logradas, repleto de poderosos riffs, sonidos industriales y las desesperanzdoras letras de Jonathan Davis que hacen de esta obra una de sus más disfrutables.

Cualquiera que sea el infierno que la banda ha vivido en este punto, queda claro que es lo que los ha traído hasta aquí. Lo han tomado para crear canciones grandiosas, quizá es su mejor álbum en mucho tiempo. ¿Qué te pareció a ti?

Fuente: Cosas que no vienen al caso / Original aquí.

Comments are closed.