Reunión de Soda Stereo

Reunión de Soda Stereo: ¿Negocio u homenaje? Opinan los expertos

Chris Martin y Mon Laferte encabezan invitados en show de reunión de Soda Stereo. Charly Alberti y Zeta Bosio confirmaron una serie de conciertos en Latinoamérica para celebrar la memoria de Gustavo Cerati.

Ciudad de México, 5 de octubre (MaremotoM).- Anuncian una nueva gira de Soda Stereo. Una maniobra de los ex integrantes de la banda, Zeta Bosio (bajo) y Charly Alberti (batería). Difícil hablar de esta agrupación sin mencionar por supuesto a su creador Gustavo Cerati (1959-2014), para muchos considerado el verdadero creador musical, el verdadero artista.

“Anuncian una nueva gira de Soda Stereo. A cargo de la voz y la guitarra estarán, por turnos, un robot, un pulpo entrenado, el pajarito que adivina la suerte, un simio alado y una pantalla en la que sale el cantante de Coldplay fingiendo que sabe español. Corran por sus boletos”, fue el comentario ácido del escritor Antonio Ortuño en sus redes sociales, un poco dando cuenta de la polémica que ha causado en cierta parte de la población esta medida.

La reunión obedece, como toda reunión, a un asunto de dinero y a ciertos cánones de nostalgia y negocio a que se adscribe el capitalismo. Ya lo hicieron los ex integrantes de Queen en varias oportunidades, dando incluso vida a una película donde “recrearon” la vida rosa de Freddie Mercury (1946-1991) y un Oscar para su protagonista, Rami Malek. En el medio, algunos logros, como en el famoso Concierto Tributo a Freddie Mercury, de 1992, George Michael (1963-2016) hizo una increíble versión de “Somebody To Love”.

Como sean no son los logros artísticos que motiva al negocio de la música a hacer un encuentro semejante, pero es probable que muchos de los elegidos para “reemplazar” a Gustavo Cerati, hagan lo suyo.

En la galería de estrellas que han confirmado su presencia, figuran Adrián Dárgelos (Babasónicos), Andrea Echeverri (Aterciopelados), Benito Cerati (Zero Kill), Chris Martin (Coldplay), Fernando Ruiz Díaz (Catupecu Machu), Gustavo Santaolalla, Juanes, León Larregui (Zoé), Mon Laferte, Richard Coleman, Rubén Albarrán (Café Tacvba).

Entre los fanes, los músicos, los periodistas, mucha gente ligada a Soda Stereo, no sólo criticaron la reunión anunciada, sino que también a muchos de los invitados.

Está el caso de Homero Ontiveros, uno de los integrantes de Inspector, quien le dijo a MaremotoM: “Creo que los otros dos músicos tienen derecho a hacer algo con la música de Soda debido a que son parte de la banda. Lo que me parece cuestionable es la forma y el perfil de los invitados pues esto muestra que el interés no tiene que ver tanto con la música como con parecer atractivo comercialmente. Pienso que por la historia de Soda pudieron haber conseguido un solo cantante y la atracción hubiera sido significativa, sin necesidad de tantos nombres, incluso podría haber parecido más genuino el regreso. Todo esto tomando en cuenta que ni Cerati había pensado en volver a juntar a la banda”.

Para Juan Carlos Hidalgo, escritor y director de Marvin, el asunto es puro negocio: “Un negocio total. Basta ubicar que han elegido estadios y no salas de menores dimensiones. Y miremos también el conjunto de cantantes. Quizá Coleman era el elemento al que recurrir. Me parece también que estamos pasando por alto los apuntes de Cerati en varios de los libros publicados. Se negaba a compartir crédito de composición si no lo merecían. Y así quedó registrado.

“Zeta y Charly siempre han ganado muchos menos de regalías. En ocasiones anteriores ellos también impulsaban las giras (donde perciben igual). Muy hábiles, incorporan a Benito Cerati, cuya carrera tampoco despega”.

“No es Soda Stereo. Es un show homenaje”, dice escueta pero firmemente desde Buenos Aires el periodista Roque Casciero, mientras que aquí, el poeta Gerardo Grande (muy unido a Argentina), afirma que “Creo que Soda sin Cerati es otra cosa, es Alberti y Bosio con invitados que capaz no tienen mucho o nada que ver con la banda. ¿Entonces para qué invitarlos? Lo digo a partir de la lista que mostraron de músicos invitados que aparecerán a lo largo de la gira. Cerati de solista era Cerati, Soda Stereo sin Cerati es nada. La identidad de la banda está no sólo en la voz, claro, pero es fundamental para esta banda. La ejecución de la guitarra y los pedales, también. Sólo Cerati podía ejecutarlos de esa manera tan particular, sonido que caracteriza a la banda. No entiendo por qué no está anunciado en lo primeros lugares de la lista el bajista Zorrito Von Quintiero. ¡Que por varias razones podría ser el cuarto Stereo! En esta gira no hay justicia poética y sin poesía queda poco o nada. Imagino uno de esos toques y ya me aburre de pensarlo. Me quedo con sus videos y placas en el estudio”.

El que se muestra totalmente en contra de la reunión Soda Stereo es el periodista Alejandro Mancilla, quien recuerda en su Facebook las declaraciones del músico Daniel Melero, en el sentido de que respeta y quiere mucho a Cerati y por esa razón no va a cantar las canciones que hizo con él.

Te puede interesar:  La solemnidad de la música y el lenguaje según Nacho Vegas
Reunión de Soda Stereo
Ya hay fechas para Colombia, Chile, Argentina y México. Foto: Cortesía

“¿Cuál reunión de Soda Stereo? Sin Cerati, no se le puede llamar Soda Stereo y además de un negocio (que se vale hacer negocio, pero con clase) es un vergüenza. En toda su trayectoria, Cerati fue muy coherente, jamás utilizó el nombre de Soda para beneficio personal (y bien pudo hacerlo) o al menos, eso es lo que se percibe. Es un vil negocio porque los artistas invitados (con excepciones como la de Richard Coleman) ¿qué tienen que ver con Soda más allá de que alguna vez compartieron escenario? ¿Juanes, Mon Laferte? ¿En serio? Es un negocio y si al menos no se hubieran puesto el nombre, se tomaría como una ocurrencia, pero lo grave es que mucha gente dirá “voy a ir a ver a Soda Stereo, cuando no es Soda Stereo”. Algunos villamelones defienden la reunión alegando que Zeta y Charly son tan Soda como Cerati y es cierto, pero a diferencia de otros casos donde el cantante es prescindible o sustituible, en el caso de Soda Stereo, es inconcebible y una bajeza”, dice a MaremotoM.

“ Negocio. La verdad negocio. Me parece que ya con el espectáculo del Séptimo Día del Cirque du Soleil era suficiente. Están estirando el nombre Cerati todo lo que se pueda, lo veo forzado”, es la opinión de la periodista musical Natalia Cano.

“Es un negocio y un homenaje. Ambas se vale. Qué bueno por Soda Stereo”, es la opinión del escritor Juan Becerra Hernández, mientras que para el famoso y experimentado periodista David Cortés cree que la reunión “es un negocio descarado”.

“Se aprovechan del gusto y sentimentalismo de la gente. Soda Stereo es grande, pero algunos de esos invitados no están a la altura, por ejemplo Mon Laferte”, afirmó.

La historiadora Úrsula Gracida Juárez, una fan absoluta de Gustavo Cerati, está convencida de que “lo de Soda Stereo, los homenajes han sido varios, pero si en el espectáculo hecho por el Cirque du Soleil, ya veíamos que comenzaban a convertir a la agrupación en un negociazo, con esta mini gira aún más. Hay gente rescatable entre los músicos invitados, pero la gran mayoría ya han destrozado en otras ocasiones las creaciones de Cerati. Los dos Soda que quedan saben bien donde darnos a los fans y es en la nostalgia y aunque no nos parezcan las formas, es muy probable que estemos en las presentaciones por lo mucho que añoramos los buenos tiempos de la banda”, asegura.

El productor musical Julio Rivarola tiene la voz experta de los conciertos y todo lo que está atrás de estas organizaciones. “Es un negocio, definitivamente. Creo que no era necesario crear una producción con el baterista y el bajista de Soda Stereo y salir a una enorme producción comercial, con semejante infraestructura. Creo que no es necesario, especialmente por la falta de dos cimientos que ha habido en la historia de la música que es Gustavo Cerati, no sólo porque es un extraordinario intérprete y compositor, sino también como productor y excelente guitarrista. No sé cómo van a suplir ese cimiento, esa base, el sonido de Soda Stereo, ponerlo con cantantes súper comerciales es obvio que hay atrás una intención comercial”, dice a MaremotoM.

“Yo sólo que el público lo disfrute, yo en lo personal con la mayoría de los cantantes cantando temas de Soda Stereo no me lo puedo imaginar. Sí me molesta un poco. Hay cosas en la historia que hay que dejarlas como están. Hoy el mundo está invadido de grupos tributo a Soda Stereo. Los he escuchado en Puebla, en Guadalajara, en Monterrey, en clubes, en antros, en bares y la verdad es fantástico cómo la gente se prende con las canciones de Soda. Pero este evento en particular, igual el que hizo Cirque du Soleil, que no me dio ninguna clase de satisfacción ni estética ni nada, no estoy de acuerdo para nada”, agregó.

“La reunión de Soda Stereo es un negocio. ¿Qué homenaje a un ídolo como Gustavo Cerati no lo sería? En lo personal por supuesto que no iría, no porque sea un negocio o un homenaje, sino porque al tiempo Soda Stereo no me dice mucho. A menos que invitaran al cantautor ecuatoriano del tecno-folklore andino Delfín Quishpe quien hizo un cover de la canción “Cuando pase el temblor” con Daniel Sais, tecladista de esa agrupación en algún tiempo, quien murió en 2018. “Delfín me hace reír, Soda me da sueño”, alguien escribió en redes sociales. Pero que expriman el negocio que es Gustavo Cerati, si sus fanáticos se lo permiten, pues con dinero baila el perro y sin dinero bailas como perro y a través de mi persiana americana mucho más”, dice el periodista José Antonio Monterrosas.

Comments are closed.