Roberto Saviano, el hombre escoltado y arrogante, en un documental de Netflix

Para hacernos reflexionar en torno a los peligros que pasan los periodistas y escritores en el mundo (no hay trabajo para nosotros, pero hay muerte, amenazas, restricciones a nuestra vida), es que Netflix está sacando un documental corto en homenaje a Saviano.

Ciudad de México, 26 de abril (MaremotoM).- “Estoy sereno. Continuaré contando lo que pasa. No me dejaré intimidar por las amenazas sistemáticas del ministro del Interior”, dijo recientemente Roberto Saviano (1979), en una conferencia de prensa en Cannes.

Evaluaba así el ataque del Ministro del Interior, Matteo Salvini, de quitarle la custodia con la que vive desde 2006, cuando salió el libro Gomorra y las amenazas de muerte que recibió.

Saviano, que está demandado por Salvini, a quien ha llamado “Ministro de la mala vida”, vive a la escolta no como un privilegio, sino “como un drama tener que recurrir a ella”.

Para demostrar esto y para hacernos reflexionar en torno a los peligros que pasan los periodistas y escritores en el mundo (no hay trabajo para nosotros, pero hay muerte, amenazas, restricciones a nuestra vida), es que Netflix está sacando un documental corto en homenaje a Saviano.

El presentador de televisión Pif lo visita siguiendo en lo que más puede a la escolta y cómo vive el autor de Cero, Cero, Cero y La mafia de los niños, en un golpe de realidad que a todos nos dejará sin habla.

Pif comienza disfrutando de un helado (y el helado pasará a ser lo central en el documental), blasfemando contra esos helados “de jengibre, de lilla” (helados jodidos), algo que nunca –al menos que no se vayan las amenazas para siempre- podrá saber Roberto Saviano.

Otra de las cosas que relata Pif, en una película un tanto rápida, con un sistema de narrar un poco vertiginoso (cuesta un poquito verlo y en este punto habría que pensar si los jóvenes son cultores de este ritmo, si es así como se graba ahora), es que no nos debe importar si los que tienen escoltas son “presumidos, envidiosos, ególatras, adictos al sexo”, lo que nos debe importar es que si Saviano bebe un helado sin importarle su custodia, “habrá ganado entonces la mafia”.

Es interesante la película porque se hace cargo de todos los que están en contra de Roberto Saviano, los que dicen que ha robado para su libro, los que se encargan de destacar todo lo que ha ganado (millones y millones de dinero para un hombre joven, que debería estar conociendo el mundo, sin tener que dormir con una identidad falsa en una sala policial), a los que no les gusta su fama, su arrogancia y de hecho, no es un hombre simpático, así como se lo ve en el documental.

Te puede interesar:  Cuatro aspectos que definen a los nuevos líderes de la revolución turística en Latinoamérica

Lo cierto es que no hay edad que justifique a un hombre perseguido y amenazado por el crimen organizado, pero resulta más triste cuando es un joven el que debe lidiar con las criaturas del infierno a las que, gracias a una humana estrategia de exposición mediática, le viene ganando a duras penas la batalla.

Pif camina por toda Italia considerándose un hombre común, un hombre al que le podría haber pasado lo que a Roberto Saviano, a quien le muestra su casa cuando era joven, sus negocios, algunas personas con las que trataba cuando no era famoso y es cuando el documental cobra una esencia natural y racional.

Cuando Roberto Saviano vuelve a Nápoles, aun cuando él que tiene el rostro adusto, una barba candado y se niega a usar el chaleco antibalas que sí llevan los 14 hombres que lo acompañan hasta al váter, la película cobra una altura dramática impresionante.

Tiene que estar horas y horas firmando para mucha gente que se le acerca, le recuerda algo, le dice “corazón, aguanta” y mantienen latente el agitado espíritu de este hombre valeroso e inteligente.

Roberto Saviano – Un hombre bajo escolta. Foto: Netflix

Vamos a recordar las 10 cosas por las que Saviano podría vivir más allá de la escolta y de Matteo Salvi, como lo dejó expresado en el Vente conmigo (Anagrama).

1.La mozarella de búfala de Aversa

2.Bill Evans interpretando el “Tema de amor” de Espartaco

3.Ir con la persona que más amas a la tumba de Rafael Sanzio y leerle la inscripción latina que muchos ignoran

4.El gol de Maradona del 2 a 0 contra Inglaterra en el Mundial de México 86

5.La Ilíada

6.Bob Marley cantando “Redemption song” escuchado con auriculares, mientras paseas libremente

7.Zambullirse en las profundidades, donde el mar es mar

8.Soñar con volver a casa después de haberte visto obligado a estar fuera mucho, mucho tiempo

9.Hacer el amor en una tarde de verano. En el sur

10.Después de una jornada en la que se han recogido firmas contra tu persona, encender el ordenador y encontrar un email de tu hermano que dice: “Estoy orgulloso de ti”.

Comments are closed.