Santiago Auserón

Santiago Auserón presenta La libertad, el nuevo disco de Juan Perro

La música es lo que uno es: constituye nuestro ser y en ese sentido hay artistas que lo tocan todo en nuestra sonoridad y ese es Santiago Auserón

Ciudad de México, 25 de mayo (MaremotoM).- Santiago Auserón o Juan Perro es un artista con todas las letras, en un mundo donde cada vez más hacen falta esta categoría de ser humanos, al menos si no salvarán la especie, harán más divertido nuestro camino a la extinción.

No vamos a hablar aquí de reggaetón ni de sampler, ni de hip hop, ni de scracht, porque si bien esos son términos que se aplican al rap, hay algo más que diccionario para abarcar la música, para comprenderla con algo incluso mayor que el corazón.

No entran la razón ni los tecnicismos ni ese conocimiento por “la música joven” (¡La música siempre es joven!) y mucho menos el corazón lavado, ese hecho por la publicidad del amor cortés y cuando eso no se da, viene la tragedia.

La música es lo que uno es: constituye nuestro ser y en ese sentido hay artistas que lo tocan todo en nuestra sonoridad y ese es Santiago Auserón.

Cuando fue su disco Cantares de vela (escúchenlo, por favor), grande fue nuestro descubrimiento al abarcarlo más allá de su banda principal de la juventud, Radio Futura y mucho más acá de los sonidos de Cuba y del Caribe que él había descubierto mucho antes que Buena Vista Social Club.

Había poesía ahí, pero también música. Se parece (para mí, claro) a Manolo García, el ex líder de El último de la fila, donde tuvieron que dejar sus propias agrupaciones para acceder aún más a la libertad de componer y de expresarse, teniendo siempre a la música como gran objetivo.

Te puede interesar:  Recuerdan el lado político de José Saramago, a 100 años de su nacimiento

Ahora, Santiago Auserón saca “tras un largo proceso de maduración del repertorio y de la sonoridad del proyecto de Juan Perro” el disco La Libertad.

Con letras y música de Santiago Auserón, es el último trabajo del recientemente fallecido Joan Vinyals (1963-2022), una víctima más del coronavirus, quien revisó las partituras, colaboró en el diseño de las guitarras y ayudó en la dirección musical.

Pere Foved e Isaac Coll grabaron las primeras ideas de base sobre la maqueta, David Pastor revisó y grabó sobra la maqueta los arreglos de vientos, antes de retocarlos junto a Gabriel Amargant.

“La derecha que hoy utiliza el término libertad de manera irreverente, durante la dictadura prohibió algunos nombres republicanos, como el que mi abuelo le puso a mi madre, Libertad, y que ella no pudo usar hasta el final de la dictadura”, dice Santiago Auserón en entrevista, mientras escuchamos el tema que le da nombre al disco.

Santiago Auserón
Comienza con un viento casi humorístico y luego el cantor pide “preso de un hechizo” que le dé “aire fresco para respirar”. Foto: Cortesía: Sergi Pons

Comienza con un viento casi humorístico y luego el cantor pide “preso de un hechizo” que le dé “aire fresco para respirar”.

Todo el disco tiene esos sonidos que hoy caracterizan a Auserón, entre la cumbia de “Quemando caña” (La Habana como segunda gran ciudad además de Zaragoza, donde nació Santiago hace 67 años), la melodía casi cortés de “La última rosa”, que muestra la calidad vocal intacta del cantor, hasta el jazzeado de “Collar de cuentas”.

Comments are closed.