Semillas de uva negra

Semillas de uva negra, el antioxidante más potente que podemos tomar

Las semillas de uva son ricas en fenólicos, tococerol, y proantocianidinas, todos ellos grandes antioxidantes que ayudan a proteger nuestro cuerpo de los radicales libres y potencian el efecto de varias vitaminas.

Ciudad de México, 21 de mayo (MaremotoM).- Los beneficios curativos de las semillas de uva negra son tantos que deberíamos incluirlas en nuestro consumo diario sin dudarlo. Su extracto de fácil absorción contiene un 95% de proantocianidinas uno de los antioxidantes más efectivos que existe. Es tan potente que actúa como un medio excelente en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares, arterosclerosis y artritis. Estos antioxidantes inhiben la síntesis de hormonas responsables de las reacciones inflamatorias y alérgicas. Ayudan a depurar la sangre del exceso de medicamentos y otros elementos, protege incluso de los efectos nocivos del tabaco pero es que además son aliadas de nuestra belleza y juventud e incluso muy recomendadas para perder peso. De hecho, hay varios productos cosméticos que las incluyen entre sus ingredientes.

El OPC o extracto de semilla uva aumenta la resistencia de las paredes de arterias y capilares evitando posibles derrames y trombos en nuestro organismo. Ya 24 horas después de tomar la primera cápsula de OPC la resistencia de los vasos sanguíneos se ha duplicado. De esta forma el OPC es un aliado en la salud del corazón y del cerebro. Es preventivo inestimable contra el ataque cardíaco y derrame cerebral. Previene el 68% de los depósitos en las arterias y disminuye los niveles de histamina en el organismo por ello es muy recomendable para aquellas personas que padecen alergias o que tienen problemas gastrointestinales y úlceras.

Es un antioxidante 20 veces más potente que la vitamina C y multiplica el efecto de ésta en un 10% cuando se toman juntas. El OPC diluye la sangre. Hace que la sangre sea más fina al eliminar la fricción entre las plaquetas. Como resultado, la sangre vuelve a las venas más pequeñas y al ser más fina fluye fácilmente a través de las arterias y capilares.

Te puede interesar:  La magia de la Navidad llega con el chef Emmanuel Zúñiga
Semillas de uva negra
En la medicina natural, las semillas de uva se utilizan como un recurso para mejorar multitud de problemas porque contienen vitamina C. Foto: Especial

En la medicina natural, las semillas de uva se utilizan como un recurso para mejorar multitud de problemas porque contienen vitamina C que ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico vitamina K que es clave en el crecimiento y desarrollo, ya que ayuda a la formación de tejidos y vitamina A, imprescindible para el mantenimiento de una buena vista.

Las semillas de uva son ricas en fenólicos, tococerol, y proantocianidinas, todos ellos grandes antioxidantes que ayudan a proteger nuestro cuerpo de los radicales libres y potencian el efecto de varias vitaminas. Además tienen propiedades antibacterianas y antinflamatorias. Por eso diversos estudios han sugerido que algunos de sus componentes podrían ser beneficiosos para tratar inflamaciones o infecciones, especialmente artritis, dermatitis, problemas de piel, sinusitis, colitis, gastritis, infección de orina.

Este complemento natural puede ayudar a prevenir distintos tipos de cáncer, como el de piel, el de próstata y el de mama. Estos beneficios son tanto internos como externos y aportan un plus en el cuidado de la piel porque contienen colágeno y resveratrol, imprescindibles para luchar contra el envejecimiento y suavizar las líneas de expresión. Estimula la producción de colágeno, da más elasticidad a la piel, la hidrata, y combate el acné.

Entre todas las bondades de estas semillas hay que destacar también que ayudan a la salud del cabello, evitando la alopecia ya que lo fortalece. Al mejorar la circulación y fortalecer los vasos sanguíneos, la raíz del cabello es más fuerte y se mantiene sana.

Como ves, en el interior de las uvas se esconden enormes beneficios que debemos aprovechar. Así que anímate a incluirlas en tu vida como una fuente de salud y belleza.

Fuente: Salud Integral, original aquí.

Comments are closed.