Las semillas

Semillas pirata y cómo funciona la inspección de semillas

En el mercado agrícola, hay semillas “pirata” las cuales ponen en riesgo el trabajo de los productores. Conoce cómo el servicio nacional de inspección de semillas hace las pruebas para que éstas no caigan en manos de nadie.

Por Gaby Vázquez, para Culinaria Mexicana

Ciudad de México, 17 de febrero (MaremotoM).-La certificación de semillas es un proceso que consiste en inspeccionar todas las semillas para así garantizar que al sembrarse sus resultados sean óptimos. Asimismo, se inspecciona que estén libres de plagas para que los productores no pierdan sus cosechas y tengan mayores ingresos.

Así es, semillas pirata

Se conoce como semillas pirata a aquellas imitaciones que no cumplen con los estándares establecidos por el Servicio Nacional de Investigación y Certificación de Semillas (SNICS). Las semillas pirata son ilegales, pues según la Asociación Mexicana de Semilleros, esta práctica deja pérdidas por 80 millones de dólares anuales. El bajo rendimiento de las cosechas, la baja calidad del producto y/o la contaminación del suelo son factores provocados por este tipo de semillas. Las semillas más imitadas son las de maíz, chile, cebolla y calabaza.

Las semillas
Las semillas más imitadas son las de maíz, chile, cebolla y calabaza. Foto: Cortesía

Una inspección muy minuciosa

El SNICS es el encargado de realizar la certificación mediante pruebas de laboratorio e inspección en los campos. Para que el SNICS las apruebe, éstas deben cumplir con varias características. En la inspección se evalúa que la semilla tenga un porcentaje mínimo de germinación, corresponda a la variedad y que no haya contaminación física o química.

Te puede interesar:  Fitzer Fresa Kiwi: El Hard Seltzer que escucha al consumidor 

Después, se realizan otras pruebas en el campo de siembra. La finalidad es comprobar que las variedades son las mismas que se registraron. Las pruebas consisten en que las semillas no tengan plagas, húmeda y sean puras. Una vez que pasan dichas pruebas, se les otorga una etiqueta de certificación como garantía de buena calidad.

El SNICS facilitó el proceso para la inspección de semillas, por lo que creó un Boletín de Producción de Semilla Calificada. Dicho documento divulga lo más importante sobre las semillas inspeccionadas.

Las semillas
En la inspección se evalúa que la semilla tenga un porcentaje mínimo de germinación, corresponda a la variedad y que no haya contaminación física o química. Foto: Cortesía

¿Cómo saber si mis semillas son originales?

Los paquetes que las contienen deben contar con sellos que tengan los elementos de seguridad: marca de agua, la leyenda que indica la categoría, año de emisión y/o número de folio. Aunque no hay forma de saber si las frutas que compramos vienen de semillas originales o no, el gobierno trabaja para que los productores sólo compren semillas aprobadas por el SNICS y así, garantizar alimentos de calidad.

Fuente: Larousse Cocina. Original aquí.

Comments are closed.