Sharjah

¿Sharjah respeta a los derechos humanos? ¿Qué es Sharjah, el emirato árabe de la cultura?

El emirato de Sharjah otorgó al libro un lugar privilegiado en su política cultural, con proyectos tales como “Una biblioteca en cada casa”, bibliotecas móviles, premios nacionales, regionales o internacionales tales como el Premio UNESCO-Sharjah de la cultura árabe, el Premio Sharjah de la poesía árabe, el Premio Turjuman de traducción  is o, incluso, el Premio del Libro Emiratí.

Ciudad de México, 2 de noviembre (MaremotoM).- Con Sharjah sucede lo mismo que con Qatar. No es que este miembro de los Emiratos Árabes Unidos esté organizando algún mundial, sino que posee ciertas normas restrictivas, violaciones a los derechos humanos, sometimiento de la mujer, la homosexualidad condenada a muerte, que las convierten en un invitado un poco molesto para Occidente.

¿Qué es Sharjah?

La periodista de El País Ángeles Espinosa cuenta como una mujer el 10 de febrero de 2021 fue obligada a regresar a casa después de pedir el divorcio de su marido.

“Sharjah es uno de los siete miembros de la federación de Emiratos Árabes Unidos (EAU), un país que ha hecho bandera del avance de sus mujeres. Sin embargo, el fallo pone en evidencia la concepción tradicional del matrimonio que aún impera entre los jueces encargados de los asuntos de familia y en parte de la sociedad. No es el único ejemplo”, dice

“El juez también ordenó al marido que reduzca el dinero que facilita a su esposa para gastos personales de 25.000 a 6.000 dirhams (de 6.000 a 1.400 euros) mensuales”, agrega.

Para los matrimonios musulmanes está la ley islámica (Sharía) que permite que el hombre se divorcie, pero si una mujer lo pide tendrá que ir a la justicia.

“A pesar de haber sido elegido miembro del Consejo de la ONU, los Emiratos Árabes Unidos no han firmado la mayoría de los tratados internacionales de derechos humanos y laborales, incluido el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Convención sobre la Protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares”, dice un informe de Human Rights.

En noviembre de 2020, los Emiratos Árabes Unidos revisaron su sistema legal para relajar las restricciones al consumo de alcohol, permitir la convivencia y criminalizar los asesinatos por honor, entre otros cambios.

En Medio Oriente está autorizada la pena de muerte, pero rara vez se aplica. Se puede conmutar si la familia de la víctima perdona al condenado o acepta una compensación económica.

EL castigo por latigazos (los mismos para alguien que consume alcohol que al que viola a un niño) es testimonio de la Ley Sharía y constituye la Edad Media en el sistema de justicia.

La lapidación es un castigo legal en los Emiratos Árabes Unidos. En mayo de 2014, una criada asiática fue condenada a muerte por lapidación en Abu Dabi. En 2006, un expatriado fue condenado a muerte por lapidación por cometer adulterio. Entre 2009 y 2013, varias personas fueron condenadas a muerte por lapidación.

El aborto es ilegal y se castiga con una pena máxima de 100 latigazos y hasta cinco años de prisión, aunque en este caso mucho no puede decir Occidente, teniendo en cuenta que en junio pasado el aborto dejó de ser un derecho constitucional en EE.UU. Así lo decidió la Corte Suprema del país, de mayoría conservadora.

Las mujeres emiratíes deben recibir permiso de un tutor masculino para casarse y volver a casarse. El requisito se deriva de la Sharía y ha sido ley federal desde 2005. En todos los emiratos, es ilegal que las mujeres musulmanas se casen con no musulmanes. En los Emiratos Árabes Unidos, la unión matrimonial entre una mujer musulmana y un hombre no musulmán está penada por la ley, ya que se considera una forma de fornicación.

La homosexualidad es ilegal y es un delito punible con la pena de muerte en los Emiratos Árabes Unidos.

Besarse en público es ilegal y puede resultar en la deportación.

La Organización Árabe de Derechos Humanos ha obtenido testimonios de muchos acusados, para su informe sobre “desaparición forzada y tortura en los Emiratos Árabes Unidos”, que informaron que habían sido secuestrados, torturados y abusados ​​en centros de detención. El informe incluía 16 métodos diferentes de tortura que incluían palizas severas, amenazas de electrocución y negación del acceso a la atención médica.

En los Emiratos Árabes Unidos, no se permite ser crítico de ninguna manera con el gobierno, los funcionarios del gobierno, la policía y las familias reales. Cualquier intento de formar un sindicato también en público y protestar contra cualquier problema, se encontrará con una acción severa.

Sin embargo, la política de Derechos Humanos en los Emiratos Árabes Unidos cambia cada año y es el libro una de las principales causas para “abrir mentes”, como dice la ONU.

SHARJAH, UN EMIRATO ÁRABE PODEROSO Y RESTRICTIVO

No es la Feria Internacional del Libro en Guadalajara la que ha inaugurado la invitación a Sharjah. De hecho, ha sido la propia ONU la que la ha nombrado Capital Mundial del Libro y en 2019 fue invitada por el Festival Liber, que se realiza en Madrid.

“Su vulneración de derechos fundamentales, su implicación en el tráfico de armas, la ausencia de libertad de expresión, no pueden competir con el vigor económico cultural de este miembro de Emiratos Árabes Unidos, que esta semana será el visitante ‘de honor’ de esta plataforma de negocio dedicada a la edición”, escribe la periodista Begoña Piña.

“En Sharjah se abrieron la primera escuela y la primera biblioteca de Emiratos Árabes Unidos y en esta ciudad, desde 1982, se realiza una feria internacional anual del libro que invita al público, con una exhortación que parece una orden: ¡Lee, estás en Sharjah! La feria, que se ha convertido en la tercera más importante del mundo, recibió, en 2018, a 2,7 millones de visitantes, 1.874 expositores de 77 países, que presentaron no menos de 1,6 millones de títulos, y ofreció además un programa de 1.800 eventos”, cuenta Ghalia Khoja, escritora y crítica literaria, autora de 25 obras entre antologías de poesía, novelas y ensayos. Desde 2004 reside en los Emiratos Árabes Unidos donde ejerce como periodista del diario Al-Ittihad.

El emirato de Sharjah otorgó al libro un lugar privilegiado en su política cultural, con proyectos tales como “Una biblioteca en cada casa”, bibliotecas móviles, premios nacionales, regionales o internacionales tales como el Premio UNESCO-Sharjah de la cultura árabe, el Premio Sharjah de la poesía árabe, el Premio Turjuman de traducción  is o, incluso, el Premio del Libro Emiratí.

Te puede interesar:  Un silencio bien administrado es una obra de arte: Ariana Harwicz
Sharjah
Sheikha Bodour Bint Sultan Al Qasimi. Foto: Cortesía

Una Ciudad de la edición, situada en la zona franca del emirato, acoge a toda la cadena de la industria editorial, lo que permite producir libros al alcance de todos. Por su parte, la Asociación de Editores Emiratíes contribuye a la promoción del libro y la lectura en todos los estratos sociales y las diferentes generaciones de lectores, lo que le ha valido el reconocimiento de sus homólogos, como lo demuestra la elección, en 2018, de su presidenta, Sheikha Bodour Bint Sultan Al Qasimi, como vicepresidenta de la Unión Internacional de Editores.

“–Sharjah es conocida por su promoción de las artes, ¿dónde se origina esto?

–Mi padre, Su Alteza el Jeque Dr. Sultan Bin Mohammad Al Qasimi, Miembro del Consejo Supremo y Gobernante de Sharjah, siempre ha tenido una filosofía muy clara de que una economía basada en el conocimiento con el desarrollo humano en su centro es precursora del desarrollo económico y la prosperidad. Hace cuarenta años, se embarcó en un viaje para crear una sólida infraestructura cultural y educativa en Sharjah. Hoy, se ha convertido en un centro no solo para la cultura islámica y árabe, sino también para la curiosidad intelectual, el aprendizaje y la investigación científica”, dice la jequesa a la revista Harpers Bazaar de Arabia.

“El libro es el medio que permite a cualquier sociedad evolucionar, superarse y dialogar. Es un puente entre todos los países del mundo”, declaró, al asumir sus funciones como presidenta de la Oficina de Sharjah, Capital mundial del libro 2019.

SHARJAH, INVITADO DE HONOR EN LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO

Sharjah es el emirato cultural por excelencia, reconocido a nivel global por su importancia histórica en el mundo árabe. Esta es la razón por la que Sharjah recibió los títulos de Capital Cultural del Mundo Árabe (1998), Capital de la Cultura Islámica por la UNESCO (2014) y Capital Mundial del Libro por la UNESCO (2019).

Su Alteza el Jeque Dr. Sultán bin Mohammad Al Qasimi, miembro del Consejo Supremo de los Emiratos Árabes Unidos y Gobernante de Sharjah, mecenas de las artes y un claro defensor del poder de los libros, fundó la Feria Internacional del Libro de Sharjah en 1982 y el Festival de Lectura Infantil de Sharjah más tarde, en 2008.

En la más reciente edición de la Feria del Libro de Sharjah, el Sultán habló de los

“actos vergonzosos y bárbaros que están teniendo lugar en nombre del Islam en todo el mundo árabe” y dijo que trabaja “duro para disipar esas nubes oscuras, para que la luz de la verdad y la virtud brille a través de los libros”.

Además de escritor, es un ícono cultural y una poderosa voz que remarca la importancia de los libros en el mundo árabe. Para ayudar a la niñez a desarrollar su potencial, fundó el proyecto benéfico “Conocimiento sin fronteras”, una iniciativa destinada a llevar libros y fomentar el hábito de la lectura en todos los hogares de Sharjah.

Probablemente el más conocido de los eventos culturales que tienen lugar en el emirato es la Feria Internacional del Libro de Sharjah. Esta fiesta literaria de doce días se ha convertido en una de las más grandes del mundo y atrae millones de visitantes, miles de editores y personalidades del mundo literario internacional.

Sharjah
Jeque Dr. Sultán bin Mohammad Al Qasimi, gobernante de Sharjah. Foto: Cortesía

La edición 2022, dedicada a Italia como país invitado de honor, se realizará del 2 al 13 de noviembre próximos.

En 2021, SIBF se ha convertido en la mayor feria del libro en materia de compra y venta de derechos de propiedad intelectual del mundo tras reunir a más de 1.600 editoriales de 83 países y 15 millones de libros; es sin duda una plataforma inigualable para escritores y editores a nivel global.

Es también un evento comercial clave en el calendario editorial internacional con la participación de los mejores editores, agentes de derechos, escritores, traductores y profesionales literarios.

Sharjah ha tenido el privilegio de ser Invitado de Honor en varias ferias internacionales del libro:

2022

Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) a realizarse del 26 de noviembre al 4 de diciembre próximos.

2021

Feria Internacional del Libro de Londres Feria del Libro Infantil de Bolonia

2019

Feria del Libro de Nueva Delhi

Feria Internacional del Libro de Turín Feria del Libro de Madrid

Feria Internacional del Libro de Moscú

2018

Feria del Libro de París

Feria Internacional del Libro de Sao Paulo

La Feria Internacional del Libro de Sharjah también ha tenido el privilegio de albergar a otros países como Invitados de Honor:

Italia (2022)

España (2021)

México (2019)

Japón (2018)

Reino Unido (2017)

UNESCO (2016)

Gobernado por la familia Al Qasimi desde principios del Siglo XIX, Sharjah ha dado grandes pasos en su desarrollo, pasando de ser una ciudad costera a un potente centro cultural.

Desde la unión de los siete emiratos para formar los Emiratos Árabes Unidos en 1971, Sharjah ha perseguido el conocimiento, la sabiduría, la alfabetización y la cultura por encima de todas las cosas.

 

Comments are closed.