Jorge Carrión

Siempre ha habido una relación entre violencia y progreso: Jorge Carrión

En la época del cambio climático y los algoritmos, Carrión extrema esa lógica terrible, pensando que la inteligencia artificial, goza de una emancipación en la novela Membrana.

Ciudad de México, 11 de marzo (MaremotoM).- Año 2100. Se inaugura el Museo del Siglo XXI. El texto que leemos es el del catálogo de la exposición permanente, escrito con fuerza poética y ensayística por una inteligencia artificial. En él se cuenta la relación ancestral de la humanidad con la tecnología; cómo nacieron los híbridos y las conciencias algorítmicas; cómo cobró forma un nuevo imperio. Una novela que se interroga sobre lo que significa hoy ser humano y se inscribe en los grandes debates contemporáneos. Inesperada, brillante, muy original. Este es el anuncio de Membrana (Galaxia Gutenberg), de Jorge Carrión, quien recientemente ha venido a México para promover, entre otras cosas, su nueva y distópica novela.

Lo hemos entrevistado para la Casa Universitaria del Libro (CASUL), en donde entre otras cosas dijo que “antes era un viajero por el mundo, ahora soy un padre con hijos y con obligaciones en Barcelona”.

Lo viral es un efecto de Membrana, que fue escrito antes del 2019. Cuando llegó la pandemia escribí Lo viral y cuando ocurrió lo que ocurrió tenía miedo de que no se difundiera la novela. Lo que me ha pasado es lo mismo que me pasó con Los muertos, una novela sobre series de televisión y después escribí TeleShakespeare, que es un ensayo que me ayuda a escribir Los muertos”, explica.

De muro a muro
La novela es distópica y divertida, dice Carrión. Foto: MaremotoM

La novela es distópica y divertida, dice Carrión. “El catálogo de exposición del museo creado por inteligencias artificiales. Todo tiene una lógica particular. Ellos te cuentan el siglo XXI, porque son los vencedores. En ese relato maniqueo y perverso, ellas defienden que el tipo de violencia contra la humanidad estaba justificado porque ellas son post-humanidad”, revela.

“Siempre ha habido una relación entre violencia y progreso. El ser humano siempre ha condimentado lo mejor con lo peor”, agrega.

En la época del cambio climático y los algoritmos, Carrión extrema esa lógica terrible, pensando que la inteligencia artificial, goza de una emancipación.

“Lo que pasa en Ucrania hace que el pesimismo propio se contraste con lo que sucede en la realidad. Si no es ahora dentro de unos años habrá que enfrentarse con Putin y su expansionismo, eso es algo que ocurre en mi novela Los huérfanos. En Membrana lo que planteo es algo que tiene que ver con inteligencia artificial. El pesimismo y el cansancio están muy insertados en nuestra sociedad. Es una sociedad agotada, no ayuda el hecho de que nos autoexplotemos”, afirma.

Te puede interesar:  Centroamérica es una región que sorprendentemente respira y vive una frecuencia similar a México: Diego Olavarría
Jorge Carrión
Editó Galaxia Gutenberg y distribuye Colofón. Foto: Cortesía

Jorge Carrión ha nacido en Tarragona (1976), es escritor, doctor en Humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y director de su Máster en Creación Literaria. Ha vivido en Argentina y en los Estados Unidos y ha viajado por todo el mundo. Ha publicado los ensayos Viaje contra espacio. Juan Goytisolo y W.G. Sebald (2009), Teleshakespeare (2011) y Librerías (finalista del premio Anagrama de Ensayo, 2013) y también varios libros de viajes, como La brújula (2006), GR-83 (2007), Australia (2008) y Crónica de viaje (2014). En Galaxia Gutenberg han aparecido sus novelas Los muertos, Los huérfanos, Los turistas (2014-2015), Membrana (2021) y sus ensayos narrativos Barcelona. Libro de los pasajes (2017), Contra Amazon (2019) y Lo viral (2020).

“La guerra no es cuestión de culpa, pero sí que es cierto que hay una serie de sistemas de países que están unidos luego de la Segunda Guerra Mundial, como es el caso de la OTAN, y también es cierto que Ucrania es un país independiente. El que comete crímenes de guerra ahora es Vladimir Putin”, afirma.

“Las narradoras de Membrana crean su propia genealogía. Que es lo que hacemos todos. Ellas las llaman las antepasadas, las abuelas, las madrastras y la idea es crear una identidad nacional o imperial colectiva, que se diferencie de lo humano. Ahí está el mito de matar al padre, se puede leer Membrana en términos psicoanalíticos. Ellas quieren emanciparse como adultas, más allá de lo humano”, expresa.

“Es una novela que parece que siempre da error. Las narradoras hablan de manera no humana. El lector debe entender que lo que está leyendo no es literatura, como lo entendemos nosotros. La lectura en verdad es una visita del museo del siglo XXI ”, agrega.

Comments are closed.