Felipe Restrepo

Siempre he ido haciendo una transición del periodista al novelista: Felipe Restrepo

De esas y otras cosas hablamos con el autor en una charla pública para la Casa Universitaria del libro, donde entre otras cosas dijo que además de ser periodista, que ha trabajado en muchos medios, “pero siempre con el interés en esos puntos de encuentro que hay entre la literatura y los hechos y la literatura que se basa en la imaginación”.

Ciudad de México, 21 de abril (MaremotoM).- ¿Cómo pasar del periodismo a la ficción?, es la primera cosa que uno le pregunta al colombiano Felipe Restrepo, quien no sólo es un periodista destacado, sino que ahora, con su segunda novela, Ceremonia (Planeta), se encarama como uno de los nuevos e interesantes autores de nuestra literatura.

Otra de las cosas que uno trata de saber es cómo son las familias de la élite latinoamericana y este es el libro donde se trata la cima de una familia gobernada por Arturo Ibarra, un terrateniente que hizo fortuna gracias a la explotación minera del carbón y todo el desmoronamiento porque cuando se trata de dinero, sólo es eso: plata y plata.

Santa María, el pueblo donde vive esta familia, comienza a ser abismado por la violencia, expulsa a su esposa y tres hijos de ese mundo rural en donde fueron criados por tutores, para fundar ejércitos privados y dar rienda a su desenfreno sexual con jovencitas. “La familia Ibarra construye un destino lejos de esa hacienda y consigue, con dinero, afiliaciones a clubes y colegios bilingües, medrar en la pequeña sociedad para encontrar un lugar”.

De esas y otras cosas hablamos con el autor en una charla pública para la Casa Universitaria del libro, donde entre otras cosas dijo que además de ser periodista, que ha trabajado en muchos medios, “pero siempre con el interés en esos puntos de encuentro que hay entre la literatura y los hechos y la literatura que se basa en la imaginación”.

Una anécdota muy divertida que sucedió en la Feria de Oaxaca, fue precisamente que en una mesa se sentaban los periodistas y en la otra los escritores, “yo, francamente, no sabía en qué mesa sentarme. El tipo de periodismo que me interesa a mí es el periodismo narrativo y es un trabajo de escritores. Yo lo encaro siempre igual, un trabajo con el lenguaje, con la creación de un mundo, de arcos dramáticos y trabajo las piezas de ficción y de no ficción con el mismo rigor”, declara Restrepo.

Te puede interesar:  No hacemos mejoralitos, dice la editora de Pax, Danu Hernández

“En mi caso siempre he ido haciendo una transición del periodista al novelista. El género que más me interesa escribir es la novela, pues el periodismo tiene unas limitantes: no puedes entrar en la cabeza de una persona. La novela te da la libertad de explorar a tus personajes”, afirma.Felipe Restrepo

“Para mí la novela permite la ficción y la libertad de explorar lo que sienten los personajes, de ir más allá de las suposiciones y de usar la imaginación”, agrega.

Ceremonia se llama la nueva novela de Felipe Restrepo: “Yo quise narrar un mundo particular, que es el mundo de las élites. No quiero juzgar a nadie, es solo una historia y no una novela política. Cuando empecé a leer novelas sobre las élites, me di cuenta de que su lógica social funcionaba a través de diferentes ceremonias. Cada capítulo es una ceremonia, una ceremonia con drogas, sexual…las élites funcionan a través de estas representaciones y tienen que llevar una doble vida”, dice.

Felipe Restrepo
Ceremonia, editada por Planeta. Foto: Cortesía

“Lo que más me costó es conseguir ese hilo de la novela, una novela realista que ocurre en un mundo reconocible, pero que no cae en una de narcos o política. Quería que el hilo conductor fueran las relaciones difíciles que existen entre los miembros de la familia. Los personajes siempre son el centro y eso es lo que atrae a los lectores”, agrega.

“Quería que mi novela no se centrara exclusivamente en Colombia, porque quería encontrar esos puntos comunes en Latinoamérica. Las familias mexicanas de poder son como yo las describo en Ceremonia”, expresa.

Comments are closed.