Ariadna Akal

Siempre vamos con las minorías en editorial Akal, dice Ariadna, su directora

Hace cinco años que dirige la editorial Akal, una empresa caracterizada por estar cerca de las minorías, aunque si se suman todos los olvidados de este mundo, es una gran mayoría que apuntala un gran archivo, luego de 50 años de practicar una actividad ininterrumpida.

Guadalajara, Jalisco, 27 de noviembre (MaremotoM).-  “Incluir La bruja, de Jules Michelet, en la presente colección conmemorativa del 50 aniversario de la editorial puede resultarle, a quien me conozca superficialmente o considere que el libro ha quedado desfasado, un capricho. Es cierto que no es una historia convencional, aunque trate del pasado; también es verdad que no es un estudio antropológico al uso, aunque estudie prácticas y dinámicas humanas; tampoco es una novela, aunque se lea como una. Lejos de ser algo arbitrario, traerlo al presente y hacerlo actual es un gesto reivindicativo de un espíritu muy concreto del que me considero heredera”, escribe Ariadna Akal, la hija de Ramón Akal, en el libro de marras.

Hace cinco años que dirige la editorial Akal, una empresa caracterizada por estar cerca de las minorías, aunque si se suman todos los olvidados de este mundo, es una gran mayoría que apuntala un gran archivo, luego de 50 años de practicar una actividad ininterrumpida.

“Lo confieso: publico libros para tentar al pretendido mal a la puta, a la vieja y a la gorda; también para incitar al pecado disidente al miserable, al maricón y a la gitana; para empujar a la sedición a todo aquel que no se identifica con un género, al moro y a toda la gente de mal vivir. Aceptando el legado de aquellas brujas que escaparon de la caza y de la quema, somos libres. Siendo “malas”, hacemos de esta una sociedad mejor y más justa”, dice en ese prólogo que caracteriza su personalidad y sus ideas.

Ariadna Akal
Lo confieso: publico libros para tentar al pretendido mal a la puta, a la vieja y a la gorda. Foto: MaremotoM

La encontramos en la FIL en Guadalajara, al frente de su stand, en una primera vez que venía, al lado del editor mexicano, Jorge Betanzos, muy orgullosa de sus libros, entre ellos Filosofías del sur (Enrique Dusel), Mujeres raza y clase (Angela Davis) y, por supuesto, La bruja, de Jules Michelet. Estrella de Akal en la FIL Guadalajara: Banksy, la biografía autorizada de uno de los artistas más discutido de los últimos decenios.

“Yo ya llevo cinco años dirigiendo Akal. Aunque lo hago con Ramón. Creo que el camino que le ha hecho estar 50 años hay que continuarlo con las circunstancias actuales. Hay nuevos formatos, nuevos soportes y los lectores han aumentado. Se abre el mercado y también es cierto que con la pandemia se han vendido libros electrónicos, porque la gente no lo compraba porque le daba vergüenza o porque no iba a las librerías. Repuntaron las ventas de ese tipo de libros que nosotros publicábamos para darle voz al autor, pero que no pensábamos que iba a vender tanto. Los audiolibros funcionan mucho, para la gente que no le gusta leer o no tiene tiempo para dedicarle”, dice Ariadna Akal.

“La realidad es que lo que queremos fomentar es que la gente lea sea como sea para aprender. Sea una novela, sea un texto académico, es algo que te ayuda en la vida”, agrega la editora.

La editorial Akal está vendiendo en estos momentos muchos libros de su colección Pensamiento Crítico, algunos libros periodísticos que traten temas actuales, los grandes libros ilustrados como Drácula, La Divina Comedia y “nunca hemos dejado de publicar los grandes textos académicos, que es la función de nuestra editorial”, asegura.

Te puede interesar:  Leer te entrena para desear: Alessandro Baricco

¿Comprender qué es lo que pasa en la Guerra Rusia Ucrania, sin tener que pasar por las miles de noticias falsas que transmiten los medios de comunicación? Eso es lo que hace Akal. “Ese tema lo ha manejado un periodista que además dirige una colección para la editorial, Pascual Serrano, en el texto Prohibido dudar. Las diez semanas en que Ucrania cambió el mundo, para poner las cosas como son. Ese libro me encantó, porque fue una forma de abrirte los ojos, tener informaciones reales, no sesgadas”, expresa Ariadna.

Ariadna Akal
Gente como Zizek, como Angela Davis, siempre quieres escucharlos, verlos y sentirlos. Foto: MaremotoM

También han publicado un libro sobre Catar, la sede actual del Mundial de Futbol. Claro, libros de Noam Chomsky, que es uno de los lingüistas que más vende en Akal, como Slavoj Zizek, la verdadera estrella de la editorial, que ojalá un día lo podría traer a México.

“Ojalá, dice Ariadna. Él iba a venir aquí hace tres años, fue una organización compleja, donde nos ayudaba la UNAM, pero no pudo hacerse. Gente como Zizek, como Angela Davis, siempre quieres escucharlos, verlos y sentirlos”, afirma.

Las nuevas generaciones son testimonio de los libros de Akal desde hace bastantes años. “Corremos con ventajas. En la editorial el tema del lenguaje inclusivo se utiliza mucho antes de que se creara una polémica. Optamos en principio por palabras que no ahonden la diferencia, usando vocablos donde no haya ningún genérico, publicando libros a favor del velo, otros en contra”, en un ejercicio de debate necesario e inteligente.

“Siempre vamos con las minorías, aunque me molestan llamarles minorías, porque no somos minorías. En México siempre sentimos admiración por la cultura nacional, cómo se incentiva la cultura y como el Estado defiende la cultura. Algo que en España no pasa”, concluye.

Comments are closed.