Gabriela Halac

Son de alguna manera templos, esos espacios vacíos: Gabriela Halac

El libro Espacios revelados. Prácticas artísticas en territorio es una pieza más del encuentro que tuvo lugar en Guadalajara justo antes de la llegada de la pandemia a la vida de todos nosotros.

Ciudad de México, 1 de diciembre (MaremotoM).- ¿Qué pasa, qué pasará con las ciudades? Uno de los debates en De muro a muro en la FIL fue precisamente por el tema de las ciudades. Carlos Moreno hablaba de las ciudades del futuro, urbanizadas y evolucionadas para los adultos que vendrán.

¿Podremos pensar en comunidades alejadas de las ciudades?

¿Qué pasa con todas esas zonas abandonadas de las ciudades? ¿Ideales para la gentrificación o para hacer áreas verdes que tanta falta hacen?

Varias de estas preguntas fueron hechas por Espacios Revelados Guadalajara 2020, un proyecto de la Fundación Siemens Stiftung en colaboración con el Goethe-Institut Mexiko y la Secretaría de Cultura de Jalisco.

Gabriela Halac
Un libro que se presentó en la FIL. Foto: Cortesía

El libro Espacios revelados. Prácticas artísticas en territorio es una pieza más del encuentro que tuvo lugar en Guadalajara justo antes de la llegada de la pandemia a la vida de todos nosotros, muestra dicho proyecto. Está coordinado por Gabriela Halac y trae textos de Rodrigo Parrini, Alonso Arrieta, Marta María Borrás, Comité Nocturno, Ítalo Gallardo, Joachim Gerstmeier, Lourdes González, Gabriela Halac, María López, Israel Martínez, Rubén Ortiz, Adriana Rodríguez & Iñaki Álvarez, Adriana Salazar, Laura Uribe & Sabina Aldana, Patricio Villareal Ávila y Lorena Wolffer.

El libro tiene la fuerza de ser un dispositivo activador y dinamizador de comunidades y en medio del distanciamiento social se presenta como un cuerpo con el que podemos relacionarnos de manera física a través del tacto, la manipulación y la cercanía, que nos recuerda que un libro “ocupa” un lugar. Pero no podemos desconocer que su campo y dinámicas de acción han sido afectadas y reclama una imaginación extra para ponerse en marcha en este tiempo distópico. ¿Cómo habitar una feria virtual con un material de esta naturaleza?, ¿cómo presentar un libro que no es un catálogo, sino una pieza que llega tarde al evento y que se nutre de los conceptos, poéticas, conversaciones y preguntas surgidas en éste? ¿Cómo dimensionar el artefacto que genere ciertas preguntas, inquietud, de un libro que suelta cosas, que está abierto, que no define al lector si debe o no conservarlo intacto?

Te puede interesar:  Chuck Palahniuk y la saga de Fight Club: Las pesadillas son una buena señal

Gabriela Halac nació en Argentina. Su trabajo se sitúa en el campo de la lectura-escritura  como materialidad,   performance   e   instalación.   Sus   piezas   se   desarrollan   en   el   tiempo extendido  de  los  dispositivos  relacionales,  la  generación  de  diálogos,  la  invención  de archivos,   el  acopio  de  colecciones  y  se  desplaza  hacia  narraciones  instalativas. Es autora de libros de poesía y dispositivos   editoriales   de   producción   de   obra   entre   los   que   se   encuentran: El Libro agotado (Residencia   La   Fruta   del   Dragón   Ascochinga   – Valencia   2018-2019, ACE), La biblioteca roja mexicana (Museo Universitario del Chopo 2018), La biblioteca roja, Visitas a la  Perla.  Ensayo sobre lo que  no desaparece (Residencia  Phronesis Criolla – 2011) Des-montaje (ExTeresa Arte Actual 2013), entre otros.

Lleva adelante desde 2003 el laboratorio editorial Ediciones DocumentA/Escénicas, un proyecto enfocado a la edición como práctica artística contemporánea donde ha editado libros propios y de otros artistas, realizado residencias y producido su propio campo de experimentación, tanto en la producción de publicaciones como en la circulación y puesta en escena de las mismas.

Gabriela Halac
“Espacios revelados es un proyecto que sucede en todo Latinoamérica. El espacio se va configurando a partir de las nuevas políticas. Foto: Cortesía

“Es un libro que es parte de la experiencia que propone Espacios Revelados y fue un evento muy grande. El último al cual asistimos presencialmente, porque terminó el 15 de marzo. Fue un encuentro que planteaba como espacios las zonas que habían sido abandonadas en la ciudad de Guadalajara”, dice Gabriela Halac.

“Espacios revelados es un proyecto que sucede en todo Latinoamérica. El espacio se va configurando a partir de las nuevas políticas. Ese proyecto que en un momento es gigante, hasta que queda abandonado, sin importancia”, agrega.

“No solamente los espacios que habitamos constituyen nuestra identidad, son los otros espacios más silenciosos donde podemos tomar contacto con las ausencias. Son de alguna manera templos, esos espacios vacíos”, dice Halac.

El libro es también un arte plástica, que viene a recolectar las conversaciones que se dieron en el evento.

“Es un libro abierto, que se resuelve en la manipulación”, afirma.

Comments are closed.