Carlos René Padilla

Toda la literatura de Carlos René Padilla es muy roja y estremecedora

Hemos ido, precisamente, a investigar por esos dos libros y por el de cuentos que se viene. Carlos, siempre tan amable, no se puso el abrigo de mink que dijo que se iba a poner para el zoom, pero aquí está, siempre tan dispuesto.

Ciudad de México, 5 de agosto (MaremotoM).- Carlos René Padilla (1977), narrador y periodista, dice que la frontera entre ambos oficios es lábil y como eso pasa él de la crónica al cuento con inigualable soltura.

El año pasado publicó Yo soy el araña, por Reservoir Books, también se hizo audiolibro por Storytel, pero jamás abandona su casa editora, NitroPress, donde ahora tiene dos libros hermosos.

Carlos René Padilla
Ahora escribe un libro de cuentos. Foto: Cortesía Facebook

Uno de ellos es Los crímenes de Juan Justino y Rodrigo Cobra, un ensayo novelado que ganó el Premio Concurso del Libro Sonorense en 2018. Un detective es contratado para dilucidar, con todas las evidencias de rigor, cuál es la primera novela de este género en Sonora, si Juan Justino Judicial, de Gerardo Cornejo, o La madriguera de los Cobra, de Alonso Vidal. Para perpetrar su ilícito, Padilla, aún prófugo, sienta las características del género y sus excepciones, argumenta, elabora. Además, hace un repaso histórico de la literatura negra en el mundo, en México y en Sonora, donde ofrece un paneo sobre la literatura del estado y del momento en que surgen las novelas en cuestión. Y, no conforme, pone a su detective a resolver otro caso en paralelo, para mostrar en la práxis lo que presenta en teoría.

Te puede interesar:  Anna Freixas: "Las mujeres mayores no pedimos caridad sino justicia"

Luego también está No toda la sangre es roja, un conjunto de crónicas de cuando Carlos René Padilla era periodista en un diario de Sonora y del que ha dicho Daniel Salinas Basave que “Al puro estilo de Ellroy, el punto y seguido es amo y señor de sus párrafos. Las frases irrumpen como fuetazos, como las voces entrecortadas de la radiofrecuencia policial en una noche de demonios sueltos”.

Hemos ido, precisamente, a investigar por esos dos libros y por el de cuentos que se viene. Carlos, siempre tan amable, no se puso el abrigo de mink que dijo que se iba a poner para el zoom, pero aquí está, siempre tan dispuesto.

Comments are closed.