Miguel Cane

“Todos los novelistas nos contamos historias para poder seguir viviendo”: Miguel Cane

“Es tierna pero a la vez cruel”, dijo Fernanda Melchor en la presentación de Todas las fiestas de mañana (Dharma Books), del escritor, crítico y dramaturgo Miguel Cane.

Ciudad de México, 26 de noviembre (MaremotoM).- “¿Y por qué una novela ambientada casi exclusivamente en fiestas? La razón no podría explicarla, ni aun ahora. La anécdota secreta que se va desarrollando (sin spoilers) en la trama, se originó una noche en una fiesta y ya que la influencia de Andy Warhol y Lou Reed es evidente (al punto que algunos la han llamado una “Novela pop”, de algún modo conectada a las vacas, latas de sopa Campbell’s, Lizes o Marilyns que componen el acervo del pilar del “Pop art”), lo más lógico era contarlo en esa sucesión de eventos”.

Así explica el escritor y periodista Miguel Cane (México, 1974) la raíz de su nueva novela Todas las fiestas de mañana, editada por Dharma Books.

No se trata de una nueva historia, pero sí una nueva escritura. Cuando hablamos con Miguel, una de sus obsesiones era precisamente no mencionar spoilers, en una narración que a veces parece una película, muy lógico en él, cronista cinematográfico.

Miguel Cane
Todas las fiestas de mañana. Dharma Books. Foto: Cortesía

“Novela de aprendizaje tardío, la creada por Cane es lo mismo una bien labrada joya que una herida familiar y abierta que de pronto sana, devenida cicatriz literaria, evidente en su fulgurante permanencia”, ha dicho David Miklos, en una redacción que parece retratar otra época, otro mundo, en este presente, tan falto de fiestas.

Escrita con el título de Todas las fiestas de mañana, de una canción escrita por Lou Reed, esta novela se publicó por primera vez en 2007. Ahora llega el turno de Dharma Books, en un nuevo destino para el libro.

–La reedición de esta nueva novela tuya le da una segunda oportunidad al libro

–Sí, lo veo de esa manera. Como lo digo en el prólogo Nicolás Cuéllar Camarena, cuando levantó la editorial, me buscó y me preguntó si tenía algo, lo único que tenía yo era esa novela. Ahora ya tiene una colección de esos libros que se reeditan, pero la primera vez fue con Todas las fiestas de mañana.

Miguel Cane
Esta novela es muy entrañable para mí, fue mi primera novela, me costó mucho trabajo llegar a ella, vuelvo a ella por el cariño que le tengo. Foto: Cortesía

–¿Qué diferencias hay entre esta y la anterior?

–Aunque básicamente es la misma novela, la novela se reescribió por completo. Hay muchas cosas que antes no habían sido capaces de hacer los personajes y muchas escenas y situaciones nuevas. Esta novela es muy entrañable para mí, fue mi primera novela, me costó mucho trabajo llegar a ella, vuelvo a ella por el cariño que le tengo. Como escritor qué pienso respecto de volver al libro, muchas veces en cierta forma, gente como Stephen King o Agatha Christie o Jane Austen o Graham Green, los grandes novelistas del siglo XX, contaban la misma novela en distintas formas. Tal vez sin darse cuenta. En cierta forma todos los novelistas es lo que hacemos, nos contamos historias para poder seguir viviendo.

–¿Qué sentiste al reencontrarte con los personajes de Todas las fiestas de mañana?

–Fue como volver a ver a viejos amigos que no has visto en años. Estar otra vez en ese universo que había creado hace tiempo. No fue tan difícil, volví a ese universo, con esa destreza de quince años de experiencia vivida. Sin pudores y sin miedos me acerqué a estos personajes, que aquí son exploradas mucho más a fondo.

Te puede interesar:  Cuando el sueño del pibe terminó

–La publicas otra vez en un sitio donde las fiestas están todas terminadas

–Es una novela muy de su tiempo y se nota en la estructura, en el lenguaje, en las actitudes de los personajes. Estoy mirando a un tiempo que pasó desde ahora.

Miguel Cane
El mundo adulto le resulta difícil a los personajes. Foto: Cortesía

–¿Qué le dirías a un joven de Todas las fiestas de mañana?

–Que seguramente va a encontrar una historia que le va a resultar mucho más cercana de lo que se imagina, no sólo se va a entretener sino que se va a hacer cuestionamientos a sí mismo, que antes no se había hecho. Es un thriller emocional, pero no tiene tanta complacencia como una historia de amor al uso, de las que suelen aparecer. Está construida en un tono de suspenso, de saber lo que ha ocurrido con estos personajes, por qué se van reencontrando poco a poco.

–Por otro lado hay como una entrada de los jóvenes a la adultez, que la fiesta se va a terminar en cualquier momento

–Sí, los personajes están en sus 20 años, ansiosos de poder ser adultos y de empezar lo que ellos consideran que es realmente sus vidas. Por otro lado, ya han vivido demasiado. La aseveración de Estefanía de “Soy virgen” es un flashback, después le pasa lo que le pasa. Lo que menos le importa es su virginidad, utiliza a los hombres para llenar un vacío existencial, la novela está escrita en una secuencia de fiestas, para solventar el silencio, evitarlo. Ellos piensan que cuando sean adultos las cosas serán diferentes, pero no es así. La raíz de lo que se les ocurre al principio de las novelas, cada uno tiene que encarar sus distintas realidades.

Es un thriller emocional, pero no tiene tanta complacencia como una historia de amor al uso.

–¿Qué dirías después de quince años al leer “el futuro empieza demasiado despacio”?

–Pienso que el futuro empieza demasiado despacio cuando somos jóvenes, está sucediendo mi vida. Cuando te das cuenta, ya no tienes 20, tienes 40 y la vida te ha llevado por derroteros muy sorprendentes. Todo lo que te ha sucedido en la vida, suceden de repente, para bien o para mal, para fortunas o para desgracias.

–También la muerte empieza despacio…la muerte se parece al futuro

–Sí, es un poco eso. Cuando estaba escribiendo esa novela yo no me imaginaba que la volvería a escribir, que estaría involucrado con ella, en un periodo de tiempo en el que me han ocurrido muchas cosas: la muerte de mi padre o que me diagnosticaran una enfermedad crónica y degenerativa, que eventualmente será mortal. Mi vida cambia y regreso a las fiestas en un momento de mi vida que me estoy acercando inevitablemente a la muerte.

–¿Qué es para ti la familia, es importante, es coercitiva, hay que escaparse?

–Tenemos dos tipos de la familia, a nuestra familia biológica y nuestra familia lógica, que es la que estamos construyendo con la gente que vamos encontrando en nuestras vidas. Nuestros amigos, nuestros mentores, nuestros compañeros, que van formando nuestra familia. Aunque Estefanía y Luciano no son familiares, pero son parientes, se convierten en familia por las experiencias que tienen tantos juntos o separados que los van uniendo.

Comments are closed.