Héctor Suárez Gomis

Tragicomedia mexicana en muchísimos actos

A la memoria de Luis Enrique Ramírez

Luego de publicar su video, Vicente Serrano se acercó a la mesa de Suárez Gomís y le dijo “qué bueno que se murió tu papá porque sin él no eres nadie” y se fue burlándose directito al Ministerio Público para presentar su denuncia, no sin antes tirarse al suelo en la plaza y decir que se le había bajado la presión.

Ciudad de México, 6 de mayo (MaremotoM).- 1.- Hace 10 años Vicente Serrano buscó a Héctor Suárez Gomís para contratarlo para presentar su stand up en Chicago. Le dijo que era “periodista independiente” que necesitaba apoyo y que por favor le echara la mano. Acordaron un 50% de descuento. O sea, el actor le vendió el show a la mitad de su precio normal.

2.- La presentación fue un éxito económico para Serrano. Le fue tan bien que lo buscó para una segunda función tres semanas después. “Y en ese segundo viaje me quiso robar dinero”, relata Suárez Gomís.

3.- A Serrano la vida no le sonrió en Chicago. Justo ayer, un primo que vive allá me contó sobre las peripecias del comunicador en esa ciudad estadounidense, donde “nadie quería ya darle entrevistas”.

4.- Al inicio de la presente administración alguien le ofreció a Serrano hacer lo que ahora hace y, bueno, sacó su canal de YouTube. Cierto día, en su programa arremetió contra el actor por criticar a la llamada 4T (como hace con todos los demás que manifiesten desacuerdos o críticas al gobierno)

5.- A lo largo de todo el sexenio, los internautas han presenciado sus dimes y diretes subidos de tono entre ellos “no tienes huevos, eres un machito tuitero” por parte del comunicador y bueno, el comediante tampoco es una perita en dulce, respondiendo en el mismo tenor.

6.- La tarde de ayer, Suárez Gomís comía plácidamente en un restaurante lujoso de lujoso centro comercial de la Ciudad de México. Vicente Serrano entró al lugar y al ver al actor se detuvo en el umbral. Dudó dio la media vuelta, tomó su celular aparentemente para hacer una llamada y se marchó.

7.- Minutos después, Serrano volvió. Envalentonado se dirigió directamente a la mesa de Suárez Gomís y lo saludó socarronamente. “Lo mandé al demonio, literalmente a la mierda. No lo saludé”, relató el actor a Joaquín López-Dóriga.

8.- El propagandista de la 4T se fue a sentar en la mesa de enfrente y desde ahí continuó la provocación. Se hicieron de palabras a la distancia. Suárez Gomís se levantó, fue a su mesa, lo enfrentó, siguen la discusión y Serrano lo amenazó con echarle a sus guaruras que estaban afuera del restaurante (Sí, el “señor periodista” tiene guaruras que pagamos todos nosotros con nuestros impuestos porque está adscrito al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación).

Vicente Serrano
Vicente Serrano, el periodista “agredido”. Foto tomada de Internet

9.- Suárez Gomís le soltó un manotazo y le tiró los lentes al suelo, los cuales se rompieron.

10.- Vicente Serrano graba su video y lo sube a redes diciendo que había sido agredido físicamente por Suárez Gomís y que le había estrellado los lentes en la cara.

Te puede interesar:  ¿Los técnicos van a elecciones?

11.- Desde ese momento toda la narrativa ha sido que el ataque del actor fue un ataque a la libertad de expresión, a un periodista (no a un individuo con quien se tiene un pleito de carácter evidentemente personal). Como suele suceder, la conversación se dividió en dos bloques, quienes defendían a Serrano y reprobaban la violencia de Suárez Gomís y los que hacían exactamente lo contrario. El clímax de esta conversación digital surgió cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos publicó una condena al actor con el correspondiente respaldo al reportero.

12.- Luego de publicar su video, Vicente Serrano se acercó a la mesa de Suárez Gomís y le dijo “qué bueno que se murió tu papá porque sin él no eres nadie” y se fue burlándose directito al Ministerio Público para presentar su denuncia, no sin antes tirarse al suelo en la plaza y decir que se le había bajado la presión.

13.- Llega la policía y detienen a Suárez Gomís por supuesto “daño a la propiedad privada”. Todo lo sucedido en el restaurante está registrado en las cámaras de seguridad del establecimiento.

14.- Ya con ambos en la Fiscalía, Vicente Serrano declaró que Suárez Gomís le había estrellado los lentes en la cara, ante lo cual el Ministerio Público le pidió que pasara con el médico legista para que lo evaluara (como indica el protocolo). Serrano se negó a pasar con el doctor.

15.- El proceso legal continuará y seguramente Suárez Gomís tendrá que pagar la reparación del daño, o sea, comprarle unos lentes a Serrano, aunque Federico Arreola exige que también se le dé cárcel al actor (ignorando el director del ex Sendero del Peje que en caso de que hubiera lesiones no serían del tipo que amerita prisión preventiva oficiosa) y que además pague indemnización por “el daño psicológico que le provocó a Serrano”.

16.- Esta madrugada fue asesinado en Culiacán, Sinaloa, el periodista Luis Enrique Ramírez. Es el noveno en lo que va del año.

17.- Hasta el momento, todos los que ayer exigían “justicia para Vicente Serrano” por la ruptura de sus lentes no han exigido hoy justicia para Luis Enrique Ramírez.

18.- A las 7:00 de la noche de hoy, luego de las oleadas de críticas por su condena de ayer a Suárez Gomís y la omisión a los homicidios a periodistas, la Comisión Nacional de Derechos Humanos expresó por primera vez en este sexenio una condena por el asesinato de un periodista.

19.- De todo lo que escribí, sólo los tres últimos puntos son importantes y urgentes. Todo lo demás es un vil pleito de vecindad engrandecido por miles (o millones) de personas y bots que diariamente buscan ser parte de algo más grande que ellos y toman partido inmediatamente sin conocer causas ni datos concretos, que condenan o absuelven según les dicte su subconsciente (y su inconsciente) enajenado, alienado y alineado.

Comments are closed.