Centro Cultural Casa Talavera

Transmitir la palabra: Feria del Libro Independiente Tenochtitlán

Feria del Libro Independiente Tenochtitlán 2019 en el Centro Cultural Casa Talavera.

Ciudad de México, 29 de junio (MaremotoM).- “Transmitir la palabra”, esa es una de las principales preocupaciones de la poeta Selene Chávez —Luna— en la actualidad, porque “el lenguaje lo es todo”, por ello se debe revalorar desde la periferia al centro y viceversa, como un pálpito. Alude a ello al referirse a la primera Feria del Libro Independiente Tenochtitlán (FLIT) a celebrarse los días 30, 31 de agosto y 1 de septiembre en el Centro Cultural Casa Talavera (UACM). Los principales andamiajes para que este proyecto haya comenzado son: el poeta y editor de Mantra Edixiones, Edgardo León Mantra; la artista visual y responsable del programa Arte y Cultura, Carmen Flores y la poeta Selene Chávez, quienes son responsables de dictaminar e invitar a la comunidad independiente a participar en la FLIT 2019, cuyo nombre nació como una iniciativa para rendir homenaje al nombre ancestral que yace dormido debajo de templos como la Catedral o el Palacio Nacional: Tenochtitlán. Sitio donde converge lo nuevo, lo viejo, lo prehispánico, el presente, el ahora.

La intención de este comando armado de versos y letras, es lograr que la gente asista a ver otro tipo de trabajo, no el de las grandes editoriales, sino el de los autores y editores independientes quienes han iniciado un movimiento para alzar la voz, no sólo en el ámbito cultural, sino en el académico y el social. Es cierto que nunca serán objeto de desdeño aquellas ferias del libro que tienen un amplio poder de convocatoria como la Feria del libro del Palacio de Minería, la Feria Internacional del libro de Guadalajara, La Feria del Libro Infantil y Juvenil o la Feria Internacional del Libro del Zócalo, sólo por mencionar algunas, pues en ellas existe un lugar que privilegia a editoriales que se han formado con sus propios recursos como alternativas a los lectores en cuanto a temas, autores y formatos. Sin embargo, no es suficiente, es preciso redoblar esfuerzos para que las opciones vayan cobrando mayor relevancia y existan otros caminos por andar entre las letras.

Centro Cultural Casa Talavera
Carmen Flores y la poeta Selene Chávez, quienes son responsables de dictaminar e invitar a la comunidad independiente a participar en la FLIT 2019. Foto: Roberto Feregrino

En alguna página de internet se lee lo siguiente: “Las editoriales independientes no le deben nada a nadie” y “justo por eso las ediciones son generalmente mucho más bellas, cuidadas y de mejor calidad”, la redacción de la nota alude a editoriales emergentes como: Ámbar Cooperativa, Ediciones Antílope, La Dïeresis, Sur+, Tumbona Ediciones o Alias; sin embargo, hay muchos más editores apostando por publicaciones de alta calidad y podríamos agregar a Taller Ditoria, Mantarraya Ediciones, Ojo de golondrina, Almadía, Verso de Destierro, Mantra Edixiones, bonobos, etcétera. Todas ellas han tenido que abrirse paso poco a poco para mostrar la calidad de sus autores, el cuidado editorial y el libro como objeto.

Te puede interesar:  Ministra de Cultura de Perú resalta las coincidencias entre México y su país

La librería del Fondo de Cultura Económica Rosario Castellanos es otro espacio que ha impulsado como tal una Feria del Libro independiente —y este año celebra su cuarta emisión—, por ello hay que sumar esfuerzos e impulsar más el trabajo que llevan a cabo todos los días los editores y artistas que apuestan (por y para la palabra), el libro como objeto y el trabajo colaborativo. Sabemos que el mercado es vastísimo, no gratuitamente decía Umberto Eco que “el mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee”, por ello la FLIT, junto al Centro Cultural Casa Talavera, han tomado al toro por los cuernos y han fundido esfuerzos para que el hermoso recinto ubicado en Talavera 20, albergue editoriales independientes, talleristas, cuentacuentos, revistas, fanzines y todos aquellos que quieran sumarse a la causa y enterarse de lo que ocurre en Tenochtitlán, en lo tocante a la palabra, a la oralidad.

Los niños son, a decir de Mantra, “una comunidad a la que muy pocas veces se valora”, es por esta razón que intentarán reforzar las actividades y libros para esta población, de alguna manera marginada del mapa, pero importantísima para el devenir del país y la cultura de México. Los niños son piezas pequeñitas, endebles, pero con el asombro del aprendizaje seguramente comenzarán a pintar otro lienzo donde se dignifique a los sentidos y nos haga habitantes un poquito más humanos.

La convocatoria para participar está en la página de Facebook como Feria del Libro Independiente Tenochtitlán, pero si lo que queremos es un lugar diferente y una actividad donde podamos generar nuevos vínculos entre amigos, la puerta está abierta y no tenemos más que ir a conocerlos. Podemos decir de boca en boca que “Vamos a Tenochtitlán”.

Comments are closed.