Antonio Ramos Revillas

UANLeer 2022 | Los escritores juveniles somos los más leídos del país: Antonio Ramos Revillas

Hacemos una nota con Antonio Ramos en medio de la feria. Es una entrevista con tranquilidad, sin el zoom de por medio y dispuestos a hablar de todo, entre ellos el éxito en el Fondo de Cultura Económica de Salvajes, el libro para lectores juveniles que ha hecho este escritor, algo que hace notar Benito Taibo.

Ciudad de México, 20 de marzo (MaremotoM).- Nos cuenta que la Universidad de Salamanca va a reconocer a la Universidad Autónoma de Nuevo León. Usando la confianza y por la cercanía que tenemos con la universidad de la que él dirige la Casa del Libro, le pregunto si no hará falta que cubriéramos notas en España. Se ríe por el chiste, pero la verdad es que Antonio Ramos Revillas está muy orgulloso de ser un director creativo y despierto en esta casa de estudios que día a día crece con estudiantes inquietos y demandantes.

¿Qué significa dirigir hoy una universidad pública, con estudiantes curiosos y muy exigentes a la hora de manifestar sus intereses? Tanto Antonio como su jefe, Celso José Garza, sumado obviamente al rector, el doctor Santos Guzmán López, están atentos no sólo a lo que pasa adentro de la casa de estudios, sino a las corrientes y tendencias que se manifiestan afuera, como el gran motor para hacer una universidad abierta y propositiva.

Antonio Ramos Revillas
Salvajes, del Fondo de Cultura Económica. Foto: Cortesía

Hacemos una nota con Antonio Ramos en medio de la feria. Es una entrevista con tranquilidad, sin el zoom de por medio y dispuestos a hablar de todo, entre ellos el éxito en el Fondo de Cultura Económica de Salvajes, el libro para lectores juveniles que ha hecho este escritor, algo que hace notar Benito Taibo.

“Le agradezco a Benito que lo mencione, pero yo lo vivo con la misma sorpresa con la que los lectores lo han ido moviendo. En mi caso no hago nada y me gusta que los libros se abran paso por sí mismos. Cuando lo logran soy feliz y cuando no, soy muy amargado. En el caso de Salvajes, quizás por la temática que tiene, fue aceptado en el programa de Cartas al autor de la FIL Guadalajara. Recibí alrededor de 17 mil cartas de chicos que les escribieron a los personajes de la novela. El premio White Ravens de Alemania, el Premio Fundación Cuatro Gatos y ahora la Feria del Libro de Tijuana lo ha elegido en Cartas al autor”, afirma Antonio.

“Yo tenía libros previos con la administración anterior del FCE y en ese ínter les había propuesto una novela con el tema de Salvajes. Fue un libro lo empecé mentalmente hace años, pero lo terminé en la primera parte de la pandemia. Horacio de la Rosa, mi editor, fue muy comprensivo y sabio. Ha sido una estancia muy agradable en el FCE. Soy su autor, estoy a su disposición, todo lo demás está en otro aspecto”, expresa.

Te puede interesar:  LECTURAS | Prólogo de José Emilio Pacheco a su traducción de De profundis, de Oscar Wilde

La pandemia fue para Antonio una salvación. En medio de no hacer nada o de hacer a medias, eligió escribir. “Sé que es un lugar común, pero me dio una estructura. Mi estrategia era leer un libro por día, hacía las cosas de la casa y a la noche escribía. La verdad es que las mascotas fueron asistentes en los momentos de incertidumbre. A todos nos pasó en este planeta que nuestras mascotas fueron un punto de contacto y de encuentro importantísimo”, agrega.

Feria de Guadalajara
Antonio Ramos Revillas, director de la Casa Universitaria del Libro de la UANL. Foto: Cortesía FIL en Guadalajara

Los escritores son testigos de su propia época. La fantasía se convierte con los elementos de la realidad. “Hay una novela maravillosa de Mónica Brozón que construye un elemento de fantasía con la ciudad de México saturada de smog, hay unos cucarachones enormes y me fascinó. Cuando escribo para jóvenes me pongo en una situación diferente. Establezco mayor curiosidad, cuando escribo libros para adultos trato de ver otras cosas, quiero a los personajes un poco más de las novelas juveniles. Avanzo mucho más rápido con las juveniles, que con las de adultos”, afirma.

“Los escritores juveniles somos los más leídos del país. Es una literatura que está tal vez más en contacto con la problemática social de este país. Tenemos novelas de Antonio Malpica que hablan del secuestro. Los adultos ven que es una literatura para tontuelos. Lo que digo es si leíste a Guerra y paz no eres mejor lector que un niño que lee a Cornelia Funke. Cuando he ganado premios para niños, nadie dice nada. El White Ravens me lo dieron tres veces”, expresa Ramos Revillas.

“Todos tenemos que aprender la violencia en nuestras realidades. Cada vez se hace más brutal, aunque yo creo que pasará, porque también necesitamos espacios de paz. Eso se ve en la literatura de todo tipo, tanto en la noir como en las infantiles y juveniles”, dice.

“Me preguntas por los límites en la Casa Universitaria del libro y creo que los editores no debemos tener límites. Yo mismo como editor pienso en una manera más de hacer. Hay momentos que me detengo, porque siento que al equipo no le puedo exigir más. Cuando me vaya de aquí, me iré con la certeza de que no me pueden decir que no me puse a trabajar”, afirma.

“En esta editorial ha estado gente muy valiosa, el poeta Armado Dávila, la poeta Minerva Margarita Villarreal, José Garza, y yo estoy preocupado por dejar una impronta personal. El trabajo de todo el equipo ha dado resultados”, concluye.

Comments are closed.