Stanley Tucci

Un libro que recomienda Stanley Tucci: Mamá, tu historia empieza en la cocina

El vino sabe a música y palabras: Fabiola de la Fuente habla de Tono 8 y Grapho

Ciudad de México, 15 de mayo (MaremotoM).- “Un libro hermoso y sagaz. Imprescindible para quienes desea averiguar qué y de qué modo comemos. Una joya” dice el actor y director Stanley Tucci, un tipo famoso que no duda en recomendar el libro de Mina Holland, Mamá, tu historia empieza en la cocina, editado ahora por Malpaso.

Mina nació en Londres y es editora de Cook, el suplemento gastronómico del periódico The Guardian. La cocinera y periodista habla de las recetas que recibió de su madre y cómo con ese espíritu dirigió el suplemento. Habla con cocineros talentosos como Elena Arzak, Jamie Oliver y Yotam Ottolenghi, entre otros, quienes relatan sus recuerdos de infancia y las recetas que llevan grabadas en la memoria.

“Ir de compras con mi madre y ayudarla con esas recetas en las que puso tanta pasión creo un vínculo muy especial entre nosotras. Mis padres vivían a pocos minutos a pie de mi casa en Golders Green. Yo hablaba con mi madre todos los días y los visitaba a menudo. Los olores de su cocina me hacían sentir como si nunca hubiésemos salido de El Cairo. Ni mis hermanos, ni sus familias ni la mía propia nos saltamos nunca una cena del viernes por la noche o una comida festiva en su casa. Cuando mi hermano menor murió repentinamente antes de cumplir los cincuenta años, mi madre se quedó tan afligida que no pudo seguir con los encuentros y yo tomé el relevo de mi casa”, cuenta Claudia Roden, escritora británica de libros de cocina y antropóloga cultural.

Un libro para guardar
Un libro para guardar. Malpaso

“El actor –Stanley Tucci- me dijo que evitaba trabajar en películas que exigieran rodar de noche porque le impedían disfrutar del placer de la cena. Me dijo que pocas cosas lo ponían más triste que el servicio de habitaciones; que le gustaba volver a su caravana y prepararse un Martini, refrescarse, ponerse una chaqueta y salir a comer algo –aunque fuera solo- en cualquier restaurante de cualquier pueblecillo que quedara por ahí; que pagaría gustoso el precio de pasear un rato e investigar un poco a cambio de una buena comida”.

Te puede interesar:  La música se convierte en un material tangible con los productores que te saben comprender: Daniela Carmona

“Stanley Tucci no ha hecho realmente ningún descubrimiento sobre la buena comida, porque la buena comida le fue a buscar a la cuna. Aunque creció en el estado de Nueva York, las dos ramas de su familia eran italianas y de pequeño iba todos los domingos con sus padres a visitar a unos u otros abuelos; unas visitas que siempre giraban en torno a la comida”, cuenta Mina Holland en este libro lleno de sorpresas deliciosas.

Como la horticultura que define Alice Waters, chef, restauradora, activista y autora estadounidense. Ella es la dueña de Chez Panisse, un restaurante de Berkeley, California, famoso por sus ingredientes orgánicos, cultivados localmente y por su cocina pionera en California, que abrió en 1971.

“Cuando los niños están realmente conectados con la naturaleza, la sienten como si fuera su madre. Ciertamente, la unión con el mundo natural nos concede a todos un sentido amplio de pertenencia y nos hace ser conscientes de la existencia de una fuerza fundadora. Aunque Waters no cree que la naturaleza tenga que estar necesariamente relacionada con la comida (para ella, nadar en un lago es tan válido como cortar champiñones sobre una tabla para cocinarlos), reconoce que “al conectar con la naturaleza a través del estómago, resulta que se digieren los valores de la misma”. Tal vez, entonces, la mejor manera de procesar los beneficios del mundo natural sea alimentando directamente nuestros cuerpos”, dice Mina Holland.

El libro es sustancioso y tiene muchísimas recetas. Algunas reflexiones y muchos sentimientos en torno a la comida, ese elemento sin el cual no podríamos vivir.

Comments are closed.