Fundación Rafael Bonilla

Una casa en Tetela de Ocampo revive el legado del artista Rafael Bonilla

La Casa Tlapalcalli funciona hoy en el barrio Benito Juárez, en Tetela de Ocampo. Es una casa museo, construida con piedra y arena del río que cruza Tetela. En la explanada principal de la casa se encuentran cinco esculturas monumentales, reinterpretaciones de divinidades prehispánicas relacionadas al cultivo del el alimento base de mesoamérica.

Ciudad de México, 28 de septiembre (MaremotoM).- ¿Quién fue el artista Rafael Bonilla? Nació en Cuautempan, Puebla,  el 22  marzo de 1924, en el seno de una familia indígena. Sin embargo, años después sería reconocido simplemente como el maestro Bonilla o Don Rafa como le llamaban en Tetela de Ocampo, este municipio de la sierra poblana que adoptó como su lugar de origen y donde se encuentra la casa que fue su estudio,  hoy convertida en la Casa Museo Tlapalcalli, un mágico espacio que resguarda sus esculturas, relieves y parte de su obra pictórica,  la cual, se dice,  llegó a sumar más de diez mil pinturas.

Entrevistamos a su nieta, Mayte Gutiérrez Bonilla, unida a su madre, Xótchil Bonilla, responsables de la Fundación Rafael Bonilla Arte y cuidadoras de esta casa poblana llamada Tlapalcalli y conocida como “la casa de las pinturas”.

Allí se hacen actividades culturales y conserva el legado del artista, incuantificable porque una de las ideas que hizo centro en su trabajo es que no debía venderse el arte.

“En 1963  tuvo lugar su primera exposición individual en la Galería José María Velasco. A partir de entonces, construyó una carrera guiada por sus propias inquietudes estéticas  al margen de la crítica y las tendencias. A ello se debió su distanciamiento de la elite artística predominante a la que criticaba con polémicas declaraciones.  Fue su propia obra la que le abrió camino en la escena pictórica nacional del siglo XX, consolidándose como uno de los artistas  más prolíficos de su época”, escribe Mayte.

“Paisajes, retratos, desnudos y escenas cotidianas de la vida rural integran la vasta producción de Bonilla conformada por dibujos, óleos, acrílicos y acuarelas, en las que, dicho por él mismo, sus temas recurrentes son el amor de la india hacia el indio,  hacia los hijos, su religión sus mitos sus leyendas sus costumbres su folklor y todos los conflictos que padecen.  No por nada fue bautizado por el intelectual Alfonso Sierra  como El defensor del indio nahua”, agrega.

Te puede interesar:  VICENTICO: "Ya no se puede dejar una canción que sea más o menos, debe ser perfecta"

La Casa Tlapalcalli funciona hoy en el barrio Benito Juárez, en Tetela de Ocampo. Es una casa museo, construida con piedra y arena del río que cruza Tetela. En la explanada principal de la casa se encuentran cinco esculturas monumentales, reinterpretaciones de divinidades prehispánicas relacionadas al cultivo del el alimento base de mesoamérica. Entre ellas se encuentran la diosas del maíz Xilonen, Centiocihuatl,  Chicomecoatl, y el destructor de las cosechas, el mítico Tlacuache.

La Madre indígena y la Madre mirando al sol, son otras dos de las esculturas que se encuentran en los jardines de este recinto. En la obra de Bonilla la figura femenina como arquetipo y símbolo de la fertilidaden la cosmovisión de nuestros pueblos originarios es de suma importancia.

El proyecto arquitectónico ideado por el artista, incluyó la construcción de una galería de arte y otros espacios que se añadieron a la estructura original, respetando su estética, pero transformándola en una casa de campo que sirvió de estudio y casa de verano para la familia del pintor.

Posteriormente, en 1988 se inauguró  la galería del Tlapalcalli, que desde entonces se mantuvo abierta al público.

Un año antes del fallecimiento del pintor, en el 2010 se creó la Fundación Rafael Bonilla Arte y Cultura A.C., que reabrió al público la galería del Tlapalcalli, ampliando su oferta cultural y cumpliendo en vida uno de los deseos del artista.

Actualmente, a través de esta organización, en el Tlapalcalli se ofrecen diversas actividades como lo son las visitas guiadas, talleres artísticos, conciertos, muestras dancísticas, artesanales y exposiciones temporales de artes plásticas y visuales, entre otras disciplinas.

Comments are closed.