Fernando Marías

Una de las prioridades del fascismo es matar la cultura: Fernando Marías

Hace unos 20 años, el escritor español Fernando Marías (Bilbao, 1958) hizo La luz prodigiosa, una novela que narra el encuentro de un periodista que se tropieza en un bar con un anciano que afirma que Lorca no murió en 1936.

Ciudad de México, 15 de diciembre (MaremotoM).- ¿Si Federico García Lorca viviera? ¿Y si viviera con la memoria carcomida, lejos por supuesto del escritor genial que fue? Hace unos 20 años, el escritor español Fernando Marías (Bilbao, 1958) hizo La luz prodigiosa, una novela que narra el encuentro de un periodista que se tropieza en un bar con un anciano que afirma que Lorca no murió en 1936.

Luego ese libro se hizo película, con la dirección de Miguel Hermoso.

Ahora, el Fondo de Cultura Económica reedita la novela, en un contexto donde siempre Federico García Lorca es tema, al punto que el pasado septiembre las editoriales Lince y Malpaso dieron a conocer Impresiones y paisajes, que volvió a estar a disposición de los lectores, luego del centenario de su edición.

“La verdad es que la premisa que planteo y la posibilidad de que Federico García Lorca no hubiera muerto y que hubiera sobrevivido con las mismas condiciones. Federico queda malherido, falto de memoria, queda reducido a un estadio prácticamente vegetal y es así como el protagonista de la novela lo encuentra y lo salva y empieza una relación entre ellos. Quise hacer esta especie de balada poética y desgarrada, que consiste en matar no sólo su cuerpo sino también su mente”, dice Fernando Marías.

Fernando Marías
Ahora, el Fondo de Cultura Económica reedita la novela, en un contexto donde siempre Federico García Lorca es tema. Foto: Cortesía Facebook

Federico García Lorca murió en las mismas circunstancias que el cantautor chileno Víctor Jara, a veces uno piensa que también hubo envidia por la saña con la que lo asesinaron.

“Una de las prioridades del fascismo es matar la cultura, matar a las personas que detenten la cultura, a las personas que intentan pensar y reflexionar para enfrentarse al fascismo”, agrega.

“Hay que pensar que la actividad de Federico en España, no sólo su poesía, ni su teatro, sino también la actividad que desarrollaba con La Barraca, era muy peligrosa para quien está en contra de la cultura”, expresa.

Fernando Marías no sólo ha escrito La luz prodigiosa. Es obra de él El Niño de los coroneles (Premio Nadal 2001), La mujer de las alas grises y Todo el amor y casi toda la muerte (Premio Primavera 2010). Su novela La isla del padre recibió el Premio Biblioteca Breve 2015.

Entre sus novelas dirigidas al público juvenil destacan Cielo abajo (Premio Anaya 2005 y Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2006), Zara y el librero de Bagdad (Premio Gran Angular 2008) y El silencio se mueve.

La muerte de Federico García Lorca, a pesar de que hace 84 años que pasó, todavía hay mucha gente que no se le hace tolerable.Fernando Marías

Te puede interesar:  El sol candente de Ozono, la novela de Laetitia Thollot

“Es que si una persona muere dentro de su proceso natural, por vejez, es más fácil asimilarlo. En su caso se dan una serie de circunstancias oscuras y terribles. Él vuelve de Madrid a Granada, quizás fruto de un deseo infantil, tal vez si no hubiera vuelto no lo hubieran matado. Él tenía amigos poderosos, que no pudieron ayudarlo, parece que fuera una gran conspiración del destino que hace de todo esto algo mucho más doloroso. Uno piensa en todo lo que podría haber hecho, él tenía sólo 38 años cuando murió. Su madurez y su plenitud como creador todavía no había llegado”, afirma.

“Sus restos no aparecerán. Se concibió hace poco tiempo la esperanza de que apareciera su cuerpo, está esa historia cerrada que permanece y cuando ocurre una frustración así, la leyenda se acrecienta”, agrega.

El fascismo en Europa está desatado, con la fundación de Vox en España (el partido ultra convierte el rechazo a los inmigrantes en uno de los ejes de su campaña electoral catalana, por ejemplo), la ultraderecha ha vuelto a ocupar espacios en los periódicos y a ser una voz legal.

“Lo sospechábamos, pero es un tema muy habitual en España para conversar. Ya ha pasado la dictadura, ya está la democracia y como poco a poco comenzamos a sospechar algunas cosas. Cómo se había resuelto la memoria histórica, planteando una amnistía que deja todo limpio, cuando hay muchísimos crímenes sin resolver. Federico representa el máximo recordatorio que todavía están ahí”, expresa.

Fernando Marías
El fascismo, el legado de Franco, dejó muchas cosas que todavía continúan hoy. Foto: Cortesía Facebook

“El fascismo, el legado de Franco, dejó muchas cosas que todavía continúan hoy. En España hay un envalentonamiento de la derecha más expresa. Hace poco no se atrevían a mostrarse, estaban más discretos, más apagados. Por mucho que queramos a ser optimistas, que pensemos que en las elecciones la ultraderecha va a bajar, no va a ser así. Por eso es tan importante la memoria histórica, para que la dictadura, el fascismo, no vuelva a ocurrir”.

De la obra de Fernando Marías se ha llevado al cine La luz prodigiosa (adaptada por él mismo y dirigida por Miguel Hermoso, 2002, ganadora de numerosos premios internacionales) e Invasor (Daniel Calparsoro, 2012). En 2020 ha sido coautor del guion del cortometraje documental Biografía del cadáver de una mujer, de Mabel Lozano.

Productor de las propuestas teatrales Esta noche moriremos y ¿¿Esto era todo!!, dúos teatrales junto a la escritora Espido Freire.

Comments are closed.