Iván Trejo

Vamos a extrañar la mirada crítica de Iván Trejo: Adiós, editor de Atrasalante

¿Recuerdas que se despidió alegre, dando pequeños saltos, abrazando el libro que le regalaste porque no se lo podía comprar? ¿Lo recuerdas, Iván?

Ciudad de México, 15 de enero (MaremotoM).- Dicen que el coronavirus no nos afecta tanto como cuando muere alguien cercano. Así pasó con el hermano de Beto Delgado, Miguel (nacido en 1981) y ahora nos sucede con Iván Trejo, de 43 años, editor de Atrasalante, un poeta que ha formado a una nueva generación y que ha dedicado su corta vida a las letras, a admirar a Juan Gelman, a editar libros tan poderosos como el reciente de Liliana Pedroza, A golpe de linterna, su gran legado.

Fue precisamente la narradora y ensayista la que nos confirmó la muerte de Iván y la que escribió ayer, en Facebook: “¿Recuerdas el pasillo de la FIL repleto de estudiantes? ¿Recuerdas cuando una muchacha desconocida, de pie frente a nosotros, sin saludarnos siquiera, señaló uno de tus libros y recitó para nosotros, de memoria, un poema de Ana Isabel Conejo? ¿Recuerdas que se despidió alegre, dando pequeños saltos, abrazando el libro que le regalaste porque no se lo podía comprar? ¿Lo recuerdas, Iván?”.

“Me hiere enterarme que Iván Trejo ha remado hacia el “gélido vacío de la blancura”.  Me hiere, porque su carrera estaba en ebullición y me queda claro que él no paraba. Si como poeta creó atmósferas sublimes, como editor fue un rompedor de moldes y paradigmas. Hay libros que enamoran con una mirada y los de Atrasalante podían volarte los sentidos con solo verlos. Bella e innovadora editorial.  Me hiere mirar la pantalla y enterarme cada día de una nueva muerte. Cada vez más personas con las que en algún momento coincidí o compartí algo están diciendo adiós. Estos días aún no son ayeres y el obituario es ritual de lo habitual. Acaso haya que tomarle la palabra a Iván y azuzar la noche para que se abra como orquídea“, escribió el narrador Daniel Salinas Basave.

Te puede interesar:  “La literatura, arma para abatir el miedo”, John Boyne
Iván Trejo
Iván Trejo

Casi todos los escritores contemporáneos, todos los poetas, lamentaron la muerte, con absoluta sorpresa, de Iván Trejo, un poeta, traductor, editor y guionista.

El secretario de Extensión y Cultura de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Celso José Garza Acuña, expresa en entrevista que el autor de Silencios (2006) -con el que obtuvo el Premio Nuevo León de Literatura en Poesía- fue una figura en la literatura y la cultura del noreste del país.

“Un joven veterano que abrevó en tradiciones literarias para construir su propia voz y puentes para contemporizarlas, por una parte, a través de diversos proyectos editoriales, impecables y, por otra, formando de manera entrañable a una nueva generación de poetas”, detalla.

El académico dice que el deceso del autor de Presagio contra el destierro (2002-2012) es “sumamente lamentable, porque Iván era carcajada, sensibilidad y estaba en plena marcha como autor y como promotor de iniciativas que marcan pautas por transitar. En la UANL lamentamos su partida”.

Antonio Ramos Revillas, el autor de Los tantos días -con el que ganó el Premio de Poesía Carmen Alardín 2008- fue uno de los editores jóvenes más importantes del país, su paso por las editoriales Atrasalante y Posdata marcaron un gusto muy refinado por la poesía y también una apuesta por los poetas jóvenes.

“Vamos a extrañar una mirada crítica, un universo de miradas sobre la poesía. Era muy buen poeta y muy buen editor, pero sobre todo era un maestro como instructor, como generador de nuevas voces era estupendo. La partida de Iván Trejo es un hueco que nunca llenaremos”, afirma en entrevista.

Iván Trejo nació en Tampico, Tamaulipas, el 5 de agosto de 1978. Fue becario del Centro de Escritores de Nuevo León en 2004. Poemas suyos se incluyen en la Antología de poetas jóvenes mexicanos y Antología Región sin Donde (2005). Fue director de las editoriales regiomontanas Atrasalante y Posdata.

Comments are closed.