Victoria & Abdul

Victoria & Abdul, una historia desconocida de la realeza británica, dirigida por Stephen Frears

Mushin es una especie de guía espiritual que la reina adopta para su bienestar moral en esos años últimos. Karim es musulmán, una secta que le había dado una fatua a la reina, por lo que a todas luces la relación es impensada.

Ciudad de México, 2 de junio (MaremotoM).- Al principio la historia es un poco lenta y dan ganas de dejar la película así, casi sin ver. Pero poco a poco este drama de la realeza británica va cobrando vida en la pantalla y uno ve a la enorme actriz Judi Dench (de 85 esplendorosos años) absorber toda nuestra atención.

El filme fue presentado en la Mostra de Venecia el pasado septiembre de 2017 y ahora ha llegado a Netflix, que la cuenta como gran lanzamiento esta semana. Dench otra vez vuelve al personaje de la reina Victoria de Inglaterra, que ya había tocado en 1997, con la película Mrs.Brown, dirigida por John Madden.

Aquí protagoniza los últimos años de su vida, ocho años después de la muerte de John Brown y es para la actriz “una especie de continuación” de esa historia.

Está el asistente indio Abdul Karim (Ali Fazal) que transgrede todas las normas racistas, clasistas, de la realeza británica (el príncipe Alberto dice en un momento: “Somos el país más importante del mundo”, así el sentir de los ingleses) y se convierte en el mushin de la reina.

Mushin es una especie de guía espiritual que la reina adopta para su bienestar moral en esos años últimos. Karim es musulmán, una secta que le había dado una fatua a la reina, por lo que a todas luces la relación es impensada.

Victoria & Abdul
Stephen Frears dirige a Judi Dench. Foto: Cortesía

Sin embargo, se da. Victoria manda a traer a su esposa (recontratapada como buena musulmana) y para celebrar esta relación que tan bien le hace, primero intenta nombrarlo caballero y luego lo nombra protegido de la reina.

Te puede interesar:  Karra Elejalde en La Fortuna, dirigido por Alejandro Amenábar

Stephen Frears es un gran director irlandés. De él hemos visto (con Daniel Day Lewis y guión de Hanif Kureishi) Mi bella lavandería y recientemente Florence Foster Jenkins, con una Meryl Streep genial (como siempre).

Comienza la reina tragando (es una mujer mórbidamente gorda) y sin comunicación con la realeza que la rodea, tan fina y distante. Sutilmente y a través de pequeños detalles Victoria muestra el gran desinterés que le proporciona el entorno y esa desidia va ganando su carácter.

Hasta que llega Abdul y la convierte en una joven mujer interesada otra vez por la vida.

“Es la felicidad de poder sentirse relajada con alguien sin tener a nadie alrededor a toda la corte y todo ese ceremonial. La reina se sentía libre de libre de hablar sin tapujos, podía incluso aprender cosas de él, es una relación muy compleja y creo que la reina lo necesitaba”, dijo la actriz Judi Dench a la agencia EFE.

Victoria & Abdul
Esplendorosa, la actriz Judi Dench. Foto: Cortesía Netflix

“Jamás he encontrado un personaje con el que no haya tenido que trabajar duramente. Cada papel exige una concentración enorme por parte del actor y mucho trabajo. Yo hago todos mis deberes y en el caso de Victoria ya había hecho profundas investigaciones para el filme anterior”, dijo.

Toda la historia se termina (perdón por el spoiler) cuando muere la reina Victoria y todo ese ceremonial y ese sentirse “el país más poderoso del mundo”, echa al mushin de la realeza, quema todo el paso de Abdul Karim por el palacio, hasta que alguien lee el diario de la monarca y descubre esta historia que ahora es película.

Comments are closed.