Ya hay un 21 por ciento de apoyo de los lectores en la campaña de donación de las editoriales

¡A defender el libro y los lectores! | Campaña de Almadía, Era y Sexto Piso

Al respecto, el editor de Almadía, el querido Guillermo Quijas, cuenta un poco la situación de la empresa: “Es muy complicada. Almadía tiene una operación de cierto tamaño que se vio afectada de manera muy rápida. No logramos prever lo que se venía, no logramos reaccionar y una editorial no tiene ningún fondo para enfrentar la circunstancia”.

Ciudad de México, 11 de mayo (MaremotoM).- A menos de dos semanas de la campaña de la llamada Feria Dependientes de Lectores, una iniciativa de las editoriales Sexto Piso, Almadía y Era, la gente ha respondido muy bien, teniendo en cuenta que la crisis del coronavirus ha puesto en crisis la industria del libro y con ello a toda la gente que vive de ella.

“Las librerías son el principal canal de ventas de muchas editoriales y al estar cerradas no podemos generar ventas y no podemos cobrar lo que habíamos vendido”, cuenta Luis Felipe Rosete, editor de Sexto Piso.

“Toda esta situación dependerá mucho de la epidemia. Tenemos que retomar las actividades, volver a la normalidad y estamos estimando que van a pasar meses de eso. Todas las editoriales que estamos participando en esta campaña tenemos una estructura que mantener y se suma a otros esfuerzos que hacemos, como mantener nuestras páginas web”, agrega.

Campaña de Donación
Literatura para sobrevivir. Foto: Cortesía

Al respecto, el editor de Almadía, el querido Guillermo Quijas, cuenta un poco la situación de la empresa: “Es muy complicada. Almadía tiene una operación de cierto tamaño que se vio afectada de manera muy rápida. No logramos prever lo que se venía, no logramos reaccionar y una editorial no tiene ningún fondo para enfrentar la circunstancia”.

“Veníamos de una inversión de cuatro meses muy fuerte. Por el tema de abrir un canal en España. El 23 de marzo Vania y yo nos íbamos a Madrid, para una estancia de tres meses, para terminar de apuntar la distribución allá. Eso complicó toda la situación, porque los ahorros los habíamos gastado en esa inversión”, agrega.

La incertidumbre es total. Es cierto que Almadía no reaccionó, pero nadie pudo enfrentar esta circunstancia que “tiene un impacto tan grande. Es muy difícil en un escenario de cuarentena, acostumbrado como estamos a ver gente, a hablar con ella, intentar reaccionar y tomar decisiones que nos pueda ayudar en el corto plazo. Por muchos frentes vienen las complicaciones, todo el primer mes pudimos pensar muy poco”, expresa.

Te puede interesar:  La novela y el humor materializan el duelo: Franco Félix, autor de La lengua dormida
Campaña de Donación
Pandemia y otras ansiedades. Foto: Cortesía

“Hemos suspendido los pagos a las imprentas, a las agentes literarias, a las traductoras, porque no tenemos recursos para hacerlo. Lo poco que estamos generando a través de los canales es para la que la gente no caiga en ninguna situación de hambre o desesperación”, cuenta Felipe Rosete.

“Este proyecto lo lanzamos hace una semana y llevamos y un 21 por ciento del monto planeado. Esto habla de un buen resultado y que hay lectores dispuestos a apoyar este proyecto”, agrega.

¿Cómo será el futuro? La situación es temible y tremenda, pero también hay que mirar un poco el horizonte y descubrir que estas empresas mexicanas a un ciento por ciento dependen de la ayuda.

“Se trata de tres proyectos mexicanos que están ahí nuestros mejores escritores de las últimas décadas. En el caso de ERA, desde hace 60 años viene publicando cosas muy interesantes para el país y Almadía y nosotros tenemos menos tiempo, pero nuestro aporte es valioso”, dice Rosete.

“Están Fernanda Melchor, Valeria Luiselli, Elena Poniatowska, Sergio Pitol, Margo Glantz, Carlos Velázquez, todo una multiplicidad de creadores que es lo que la gente valora en estos momentos”, agrega.

Campaña de Donación
Recomendaciones para el encierro. Foto: Cortesía

“Los escritores nos han ayudado muchísimo en estos momentos. Esta crisis vino en el momento que presentábamos el primer adelanto del año. Era justo el momento en que íbamos a empezar a cobrar las ventas de diciembre. Son situaciones que agravan la situación”, dice Quijas.

Las editoriales dependientes de los lectores, han organizado además una serie de conversaciones con sus escritores, con charlas que buscan el diálogo en torno a la literatura, pero también a las experiencias resultantes de las condiciones de aislamiento a las que estamos sometidos en el mundo. Se transmitirán en vivo desde el canal de Youtube “Dependientes de Lectores”:

https://www.youtube.com/channel/UCsw0ZfrlcEGSuJsjHX6qS4g

Comments are closed.