Elma Correa

“Yo no estaba planeando hacer un libro”, dice la ganadora del Premio Juan José Arreola

Nació en Mexicali, vive en Mexicali y pronto irá a La Bota, la casa ciudadana de Antonio Calera Grobet y Melisa Arzate, donde propondrá una narrativa especialmente gozosa con su gran libro Mentiras que no te conté, Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola 2021, organizado por el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara, en colaboración con la Editorial de la Universidad de Guadalajara.

Guadalajara, 3 de diciembre (MaremotoM):- Dice la escritora Elma Correa que fue su amigo, el genial poeta Antonio León, que la convenció para meterse en el concurso Juan José Arreola. El hecho es que lo ganó y que su autora, más allá de que todos le decíamos que era una gran narradora y que ella a veces con voz fuerte defendía la calidad de los escritores que no viven en la Ciudad de México, ahora está certificada.

Nació en Mexicali, vive en Mexicali y pronto irá a La Bota, la casa ciudadana de Antonio Calera Grobet y Melisa Arzate, donde propondrá una narrativa especialmente gozosa con su gran libro Mentiras que no te conté, Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola 2021, organizado por el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara, en colaboración con la Editorial de la Universidad de Guadalajara.

“Estoy muy emocionada, es un libro precioso, como objeto es divino y muy conmovida por la respuesta de la gente, que ayer llenó la sala de presentación. Mentiras que no te conté son cuentos de frontera, me he reconciliado con mi pueblo, con Mexicali. Mi primer libro de cuentos Que parezca un accidente, yo estaba un poco peleada con la idea de que me metieran en una escritora del norte. Traté de que el lenguaje fuera muy neutro, de no nombrar los espacios, aunque me interesa mucho ese libro, en este caso fue totalmente diferente”, dice Elma Correa en entrevista en el marco de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara.

Te puede interesar:  Ensayamos la escritura para no olvidar a los maestros: Alejandro Beteta
Elma Correa
Con Antonio León, su amigo y mentor. Foto: Cortesía FIL en Guadalajara

“Yo no estaba planeando hacer un libro, estaba volviéndome loca con mi casa durante la pandemia, no podía avanzar en el doctorado y me puse a trabajar en cuentos que tenía pendientes. Hice lo que quería hacer y lo que yo quería hacer era hablar de mi norte, de mi frontera y de morras norteñas. Los terminé a los cuentos, tenían un hilo conductor y Antonio León me convenció de mandar al concurso de Juan José Arreola”, agrega.

Liliana Pedroza dice que los cuentos de Correa mantienen sus obsesiones, pero que por otro lado establecen que hay una mujer madura, con nuevas técnicas narrativas, escribiéndolos.

Elma Correa
La presentación del libro en la FIL. Foto: Cortesía FIL en Guadalajara

“¡Qué generosa, Liliana! Si es así, juro que no es intencional. He seguido leyendo, escribiendo, vivimos alrededor de la literatura y es de un modo natural porque sigo trabajando. Ahora me voy a La Bota y por más que yo esté enojada con el centralismo, es un espacio para mostrar mi trabajo que ha ganado un Premio Nacional sin estar en el centro”, afirma.

“La Bota, Calera y Melisa constituyen una presentación de la cultura al margen de las instituciones que para mí, como gestora cultural en Mexicali, me parece imprescindible mantener estas redes de amistad y de cariño que nos unen a través de la literatura”, concluye.

One Comment

  1. Muchas felicidades Prima