Guillermo Quijas

Guillermo Quijas, cuando la literatura comienza a creer en sí misma

Es decir, muchas editoriales (no las vamos a nombrar, pero…) están imitando a Almadía. Comenzando a publicar a mujeres y sobre todo a escritores desconocidos, jugándoselas por ello. Además, hay un gran sentido “anti-genérico” en la editorial, que tiene a Daniela Tarazona entre sus filas, con la reciente ¿novela? Isla partida.

Oaxaca, 23 de octubre (MaremotoM).- Guillermo Quijas es el encargado de la programación literaria de la FILO Oaxaca 2021. No le vamos a estar envidiando el puesto, pero la verdad es que hace tiempo que este editor enamorado de su tierra natal debería de haber tomado esa función.

No es que antes lo hiciera mal, pero con la organizada Vania Reséndiz al frente de la FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO, pareciera ser que en este sistema cada uno ha encontrado el lugar merecido.

Proveedora Alcalá
Responder al cierre de las librerías, abriendo una. Foto: Cortesía

Lo cierto es que como titular de Almadía y ahora de la programación de la FILO, Quijas comienza a ocupar un lugar que va más allá de sus múltiples y eficaces acciones para llevar adelante proyectos. Empieza a pesar en la literatura con unas impresiones muy propias y edificantes, al punto de establecer una conexión entre mercado y literatura. Pero un mercado mexicano, con autores nuestros y a veces saliendo de Oaxaca.

Desde el libro Mucha madre, hasta esas dos novelas maravillosas, que son Furia, de Clyo Mendoza y Caballo fantasma, de Karina Sosa Castañeda, Almadía vía Quijas están empezando a poner a autores muy valiosos a jugar con los consagrados y está haciendo muy presente la nueva literatura mexicana.

Es decir, muchas editoriales (no las vamos a nombrar, pero…) están imitando a Almadía. Comenzando a publicar a mujeres y sobre todo a escritores desconocidos, jugándoselas por ello. Además, hay un gran sentido “anti-genérico” en la editorial, que tiene a Daniela Tarazona entre sus filas, con la reciente ¿novela? Isla partida.

Hay una situación que es notoria y al mismo tiempo valiosa. Cuando llega un libro firmado por Tarazona, uno lo deja en el escritorio, a veces incluso con bronca lo mira desde lejos, luego intenta ponerlo en alguna caja: ¿es cuento? ¿es novela? ¿Qué es? Finalmente, uno lo lee y encuentra tanta esencia literaria, tanto explorar quizás para no descubrir, pero dando el verdadero sentido de la creación: si no buscas algo, no hay puerto.

Te puede interesar:  La programación del Festival Internacional Cervantino, Caifanes en la clausura

“Lo que pase posteriormente con la publicación de los libros ya se verá, pero para Almadía resulta gozoso contar con estos escritores que además de ser de Oaxaca, son talentosísimos. Son todas decisiones colectivas en Almadía y creo que el proceso es fundamental para que en el mercado llegue muy bien a los lectores”, dice Quijas.

La otra vez decía el escritor español Juan del Val que el confinamiento y el coronavirus le ha ido muy bien al libro. Claro, él lo ve en España. Aquí las cosas, han ido muy mal. Los cierres de las librerías y la falta de ayuda del Gobierno hicieron casi caer toda la industria.

Proveedora Alcalá
Proveedora Alcalá, la cafetería. Foto: Cortesía

UNA NUEVA LIBRERÍA EN EL CONFINAMIENTO

Por esa razón, es que Guillermo Quijas intentó y logró inaugurar una sucursal de la proveedora en la calle turística de Alcalá. El café bien hecho, unas galletitas increíbles, una línea de internet muy eficaz y una atención exquisita, hacen de este sitio algo para recomendar. Claro, una queja: no tienen Topo Chico y cuando quise comprar un libro de Haruki Murakami para Karina Sosa, ya se habían terminado. Pero lo cierto es que con un gran esfuerzo (Almadía paró entre otras cosas su llegada a España), la Proveedora Alcalá está y funciona.

“Tuvimos que parar. La cantidad de títulos es mucho menor, ahora publicamos sólo 10 al año, pero este proyecto de la librería de Alcalá decidimos echarlo a andar, porque era una manera de respuesta a lo que estaba pasando”, dice Quijas.

“Hicimos una cosa orientada estrictamente a la literatura, en un lugar turístico ciento por ciento. Creemos que las librerías son importantísimas para la cadena del libro”, concluye Guillermo.

Comments are closed.