Val Kilmer

Val, un documental que revela la cara maravillosa de Kilmer y su carácter nada difícil

No conocemos a Val después del cáncer, aunque la enfermedad borró toda la belleza enigmática de su juventud y para “colmo de males”, es broma, por supuesto, él decidió sobrevivir. Por amor a sus hijos, Jack y Mercedes y también por la actuación, esa vocación que se le despertó desde muy chico.

Ciudad de México, 27 de junio (MaremotoM).- La cara de Val Kilmer parece una parodia de Val Kilmer. Apenas tiene 62 años, pero su rostro es la de un anciano decepcionado por la vida. Una de las escenas más terribles es cuando él se confiesa a sí mismo diciendo que todos desprecian a esos actores que venden fotografías firmadas de sus antiguos personajes, aunque él siente que ahora eso es su vida y lo disfruta mucho.

No conocemos a Val después del cáncer, aunque la enfermedad borró toda la belleza enigmática de su juventud y para “colmo de males”, es broma, por supuesto, él decidió sobrevivir. Por amor a sus hijos, Jack y Mercedes y también por la actuación, esa vocación que se le despertó desde muy chico.

“Todo niño quiere ser Batman. Quiere serlo. Eso no significa que necesariamente quiera interpretarlo en una película”, dice en otro momento del documental Val, donde vemos a este actor que fue Jim Morrison, fue Batman, fue Iceman en Top Gun, fue El Santo, en una película cargada de nostalgia y donde se ve realmente que a pesar de sus excentricidades (Val no hace las cosas como las hacemos nosotros, ni tiene precisamente las mismas necesidades), no deja de ser un tipo medianamente común, que busca hacer arte con su trabajo y que por esa razón rechazó a volver a hacer Batman forever, ganándose así la reputación de “un actor difícil de Hollywood”.

Él creció en Hollywood, con un padre que a veces tenía mucho dinero y a veces nada y que le pidió un préstamo que a Val lo dejó sin ninguna moneda, pero a qué quejarse, él amaba a su progenitor. Como ama a sus hijos, cuando tiene que vender esas tierras que las tenía en herencia para él porque quería invertir en la obra Cinema Twain, de 2017, donde él muestra su arte excéntrico y sus motivaciones para actuar.

¿Es la voz lo que conmueve de los actores? Este documental dirigido por Leo Scott y Ting Poo, que pasa Amazon Prime, revela el cáncer de garganta de Val Kilmer y la pérdida total de su voz. En la película, es Jack Kilmer el que va narrando y muchas cintas infantiles (donde revela la muerte por epilepsia de uno de sus hermanos) y de juventud, sumado a las actuaciones y filmaciones en los camerinos, completan la visión de un actor que quiso ser como Marlon Brando.

Te puede interesar:   Los versos satánicos es una obra maestra y su autor, libre y talentoso

“Teníamos miedo de no poder usar ese material. Nos daba reparo hasta enseñárselo a él. Cuando vio las imágenes no entendía por qué estábamos tan nerviosos de que las viera. Nos dijo que no pasaba nada. Él lo había vivido, así que no fue ninguna sorpresa para Val revivirlo. Nuestra intención al incluir estas imágenes no era dejar mal a nadie, sino ilustrar algunas de las situaciones a las que se enfrentó Val a lo largo de su carrera”, dice la directora Ting Poo.

Val Kilmer
Nació y creció en Hollywood. Foto. Cortesía

Val comenzó simplemente con un correo electrónico. Hace una década, Leo Scott trabajaba como editor en la serie de comedia de media hora del director Harmony Korine para The Lotus Community Workshop de VICE Films. Kilmer interpretó una versión de sí mismo como orador motivacional. “Fue bastante increíble lo que hizo con ese personaje”, dijo Scott durante una conversación de Film Independent.

“Realmente quería decirle lo bueno que era”, señaló Scott. Entonces, sintió un correo electrónico cuidadosamente elaborado para el actor. Para sorpresa de Scott, Kilmer rápidamente le envió un correo electrónico. Pronto, Scott se encontró trabajando con Kilmer en su obra de teatro unipersonal sobre Mark Twain.

“Estaba comenzando a trabajar en el tema y compartiéndolo con audiencias pequeñas por primera vez. Estaba filmando estas pequeñas actuaciones y luego me enviaba imágenes a Londres, donde vivía. Preparaba estas jugadas juntas y luego se las enviaba”. Después de que Scott se mudó a Los Ángeles, se involucró más con Kilmer y Twain e incluso filmó el proceso del actor para crear el programa, pero el proyecto de Twain terminó en 2014 cuando a Kilmer le diagnosticaron cáncer de garganta.

“Trabajé en muchos documentales con muchos archivos personales antes, pero nunca había visto nada parecido a lo que estaba pasando y no solo la cantidad de cosas que había acumulado a lo largo de su vida, sino la increíble naturaleza especial de eso en términos de estar en estas situaciones íntimas, detrás de escena en todas estas películas icónicas y todo, desde él practicando su oficio y metiéndose en el personaje y simplemente como las cosas increíbles, especiales e íntimas con él y su familia”, dijo Poo.

En 2020, salieron sus memorias con el título I’m Your Huckleberry: A Memoir, donde Val Kilmer comparte las historias detrás de sus papeles más queridos, recuerda su carrera repleta de estrellas y su vida amorosa y revela la verdad detrás de sus recientes problemas de salud en una autobiografía notablemente sincera. papeles a lo largo de su carrera cinematográfica de casi cuatro décadas.

Ahora, la magia del cine y la insistencia de Tom Cruise han hecho que Kilmer protagonice un emocionante cameo en Top Gun: Maverick.

 

Comments are closed.