Marina de Tavira

A través de Blindness, el teatro nos ofrece una oportunidad de reinventarlo: Marina de Tavira

Algo que era tan familiar como era el teatro, se hubiera detenido, es lo que dice no sin cierta pena la actriz mexicana Marina de Tavira. Hasta que apareció esta obra, que con producción de Diego Luna, Claudio Carrera, Tina Galindo y Luis Gerardo Méndez, se estrena próximamente, con protocolo de distancias, con una temporada corta, limitada a 12 semanas.

Ciudad de México, 23 de marzo (MaremotoM).- Blindness, es una experiencia narrativa, sonora y luminosa, basada en la novela del escritor portugués José Saramago, titulada  Ensayo sobre la ceguera, adaptada por Simon Stephens (El Curioso incidente del perro a medianoche).

Esta es la primera instalación teatral inmersiva diseñada con distancia social, producida originalmente por el teatro Donmar Warehouse de Londres, presentada en julio del 2020. (productores también de la obra Privacidad).

Blindness
La voz y la interpretación de Marina de Tavira. Foto: Cortesía

Ahora el espectáculo llega a la Ciudad de México, al Teatro de Los Insurgentes con la voz de Marina de Tavira y la dirección de Mauricio García Lozano, replicando la puesta original de Londres, bajo la producción de Tina Galindo y Claudio Carrera en sociedad con Diego Luna y Luis Gerardo Méndez.

“Los teatros han estado cerrados, pero no en silencio”, es lo que primero se escucha en la conferencia de prensa de Claudio Carrera, Luis Gerardo Méndez y Marina de Tavira.

Entre las cosas que dijeron es que el Teatro de Los Insurgentes se transformará, rediseñando el espacio respetando las medidas de distancia social y con todas las medidas de seguridad.

Los diseñadores de sonido Ben y Max Ringham, reconocidos como dos de los mejores de Europa, utilizan el sistema de grabación binaural de manera espectacular. En algún momento escucharemos al personaje interpretado por Marina de Tavira gritando con ira a la distancia y, en el siguiente, susurrando suavemente en nuestros oídos. La tentación de voltear a buscarla será irresistible.

Te puede interesar:  Paco Morales: La cultura nos abre la mente y nos abre el alma. ¡Hay que ir al teatro!

“Este proyecto es una carta de amor y de esperanza a la humanidad y a lo que está pasando, pero también al teatro”, dijo Luis Gerardo Méndez, uno de los socios en el proyecto.

“Cuando fue lo de Blindness en México fue muy contundente. Es importante como productor que los proyectos a los que me presenten tengan sentido. Simon Stephens, el mismo que hizo la adaptación de El curioso incidente del perro a medianoche, también hizo la adaptación de lo Saramago”, agregó.

“La idea era buenísima, pero cómo brindábamos seguridad. En ese sentido revisamos todos los protocolos, adaptamos ciertas cosas en el Insurgentes, el aforo es del 10 por ciento, hicimos ajustes a la ventilación del teatro. Tenemos la tranquilidad de que la gente se va a sentar y que no se preocuparán de cómo se van a contagiar. Estamos muy contentos”, expresó Luis.

Blindness (Ceguera) no es teatro, es una instalación teatral inmersiva, pero al mismo tiempo es una manera de reactivar el teatro y para la gente que trabaja en él.

“Para mí este tiempo ha sido realmente muy aterrador. Algo que era tan familiar como era el teatro, se hubiera detenido. Siempre pensé que podía pasar cualquier cosa, menos eso. De pronto aparece Blindness, sobre la novela de José Saramago. Con una sola voz, um espectáculo sonoro (ese sonido binaural de los Hermanos Ringham), entendí que todo estaba bien. Para mí fue divino, el teatro nos ofrece una oportunidad de reinventarlo”, dice Marina de Tavira.

Comments are closed.