Ángel Norzagaray

Celebrando a Ángel Norzagaray | Conejos en el valle de la muerte

Ciudad de México, 21 de enero (MaremotoM).-  En el pasado diciembre, la comunidad teatral mexicana perdió a uno de sus más importantes exponentes de la actualidad: Ángel Norzagaray. Para honrar su vida y obra, se montará en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris de la Dirección del Sistema de Teatros de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México su última puesta en escena: Conejos en el Valle de la Muerte, así como, al finalizar la propuesta, se proyectará un video sobre la trayectoria del Maestro y hablarán compañeros de la comunidad escénica (entre ellos Jaime Chabaud y Mario Espinosa) sobre su importante labor.

El pasado 27 de diciembre, luego de varios meses de lucha contra una enfermedad, el actor, director, dramaturgo y catedrático Ángel Norzagaray Norzagaray (1961-2021) falleció a la edad de 61 años, en Tijuana, Baja California

Con dos funciones especiales se llevará a cabo esta temporada de homenaje (sábado 29 y domingo 30 de enero) en el recinto de Donceles bajo el concepto Celebrando a Ángel Norzagaray.

Si hay un referente obligado en materia de arte y cultura en el noroeste mexicano, un artista controvertido y rebelde, por lo mismo, querido y entrañable, ese es Ángel Norzagaray. Nacido en La Trinidad, Sinaloa, estudió Teatro en la Universidad Veracruzana y se doctoró en Literatura por la Universidad de Valladolid, España. Fue director del Instituto de Cultura de Baja California y Vicerrector del campus Mexicali de la Universidad Autónoma de esa entidad, donde radicó desde muy joven. Creador Emérito del mismo estado y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, recibió numerosos premios por su labor académica, artística, literaria y periodística.

Fundó la compañía de teatro Mexicali a Secas y con ella realizó, a lo largo de 35 años, importantes montajes como: El viaje de los cantores (con la Compañía Nacional de Teatro), El álamo santo, Cartas al pie de un árbol, Una isla llamada California, El velorio de los mangos, Los afectos del príncipe y La balada de Miguel Chivo, entre otras. En 2012 el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) le otorgó su máxima condecoración en materia de teatro: la Medalla Xavier Villaurrutia.

Te puede interesar:  Abandónate mucho, el nuevo espectáculo de las XL en México

En 2016 el dramaturgo sonorense Daniel Serrano ganó el Concurso del Libro Sonorense con la obra Conejos en el Valle de la Muerte. En 2017, Norzagaray la llevó al teatro con gran éxito. La puesta en escena se presentó en Tijuana y Mexicali, Baja California y un año después viajó a Monterrey, Nuevo León, y posteriormente se escenificó en el Festival Internacional de Armenia, Colombia. Un año después tuvo funciones en Mazatlán, Sinaloa, y, en cada ocasión, despertó elogiosos comentarios del público y de la crítica.

Ángel Norzagaray
Ángel Norzagaray en el Teatro de la Ciudad. Foto: Cortesía

Conejos en el Valle de la Muerte es una propuesta en un solo acto, con una duración de una hora y quince minutos, tiempo durante el cual se ve a los personajes desenvolverse en un espacio vacío, que utiliza únicamente un elemento escenográfico y apoyados por la iluminación y el vestuario que recrean los espacios necesarios para el desarrollo de la escena, toda vez que el director Ángel Norzagaray puso énfasis aquí en una de sus principales preocupaciones: la dirección de actores, a fin de invitar a “repensar y especular sobre la belleza de vivir la muerte”.

Todo ello se enmarca en la historia de Renato, un abogado con aspiraciones de dramaturgo, que está en contra de la transferencia, un procedimiento médico que se realiza a través de una máquina que es capaz de pasar una enfermedad de un cuerpo a otro. Pero Renato también es abogado y político, y puede llevar al congreso la propuesta de erradicar dicha acción.

Sin embargo, uno de sus mejores amigos, Mario, está a favor, y a pesar de la amistad, está dispuesto a dar la batalla. Un tercer personaje, Gerardo, será el contrapunto de la historia, y de la disyuntiva en la que se encontrará Renato, a raíz de una peripecia dramática, en la que el amor, la amistad y la muerte juegan un papel fundamental.

En la puesta participan los actores Juan Manuel Raygoza, Héctor Jiménez y Abel González. Colaboran también Guadalupe Arreola en la iluminación, Sóstenes Rojas en el vestuario, Juan Carlos Villanueva en la sonorización, Mario Martínez en el diseño gráfico y Alfonso Lorenzana en la fotografía, en una producción de Héctor Jiménez.

Comments are closed.