Enrique Krauze

“El poder puede llegar a ser una enfermedad”: Enrique Krauze

El escritor presentó en la FIL una compilación histórica y ensayística en la que analiza el desempeño de los presidentes mexicanos

Por Iván Serrano Jáuregui

Ciudad de México, 28 de noviembre (MaremotoM).- La lista es larga y cada seis años incluye un nombre más. Desde José López Portillo hasta Andrés Manuel López Obrador todos los presidentes de México han contribuido en el deterioro del país. Y a todos, sin excepción, el historiador Enrique Krauze les ha dedicado su pluma para señalar sus errores.

Muchos de sus ensayos están compilados en Crítica al poder presidencial, libro que fue presentado este sábado en el Salón 2 de Expo Guadalajara durante la edición 35 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) 2021.

Enrique Krauze
Crítica al poder presidencial. Foto: Cortesía

Con la presencia de la analista Ivabelle Arroyo, el escritor habló de la importancia de hacer frente a la concentración del poder acumulado en una persona. En el caso de López Portillo, Krauze lo calificó de frívolo, pues sus acciones llevaron a deteriorar la economía del país. “Este libro, de cierta forma, muestra en ocho actos cómo fuimos perdiendo, una tras otra, las oportunidades”, recalcó.

En su recuento, dijo que “en el caso de De la Madrid, él fue un cobarde por no aceptar la transición a la democracia. Salinas de Gortari fue maquiavélico porque quería ser rey. Llegó Zedillo y él sí propició la transición democrática, pues se cortó el dedo del dedazo y propició las elecciones limpias que llevaron a Cuauhtémoc Cárdenas a la jefatura del Distrito Federal y de Vicente Fox”, indicó.

Sin embargo, añadió, Fox “no fue presidente, sólo un gran magnífico candidato a la presidencia que cuando llegó a ella entró a una especie de larga siesta ranchera de seis años y no zarpó nunca. Jamás se enteró de que tenía 84 por ciento de aprobación de la gente”, detalló y dijo que Fox pudo aprovechar el emprender reformas económicas, fiscales y sociales, pero eligió no gobernar.

Te puede interesar:  ¿Por qué te vas de mí?, el nuevo sencillo de Chayín Rubio

Por su parte, con Calderón el problema de la inseguridad nacional creció con una estrategia que era “palos de ciego. Calderón no escucha, es obstinado, terco, de mecha corta; no establecía diálogo”, pero además, recordó, sus funcionarios heredaron la corrupción de los gobiernos priístas y la gente le perdió el respeto a su partido, el PAN.

Sobre Peña Nieto expresó que llegó al poder por el hartazgo de la gente, pese al gran historial de corrupción del PRI. “Pero esa fantasía duró unos meses, ya que después de las reformas electorales que le permitieron su gran triunfo sucedió lo de Ayotzinapa y la Casa Blanca”.

En cuanto a López Obrador, lo describió como el resultado de siete gestiones que decepcionaron y por eso apostó por una propuesta de izquierda; sin embargo, dijo que México merece una izquierda que proteja los logros alcanzados y que los respete, no como ocurre actualmente, pues esta administración se ha dedicado a atacar a instancias autónomas como el INE, el INAI y otras. “El poder puede llegar a ser una enfermedad, por eso en la antigüedad existía la figura del crítico, del bufón, del consejero; ahora sólo existe la crítica”, concluyó Krauze.

Comments are closed.