Ariana Ángeles

Desfase: danza contemporánea en tiempos de pandemia

Desfase es una obra audiovisual en donde el lenguaje de la danza y el movimiento corporal dialogan con el lenguaje audiovisual. Estrenada en 2020, la videodanza de la coreógrafa mexicana Ariana Ángeles se presentará en el centro cultural El Día D.

Ciudad de México, 30 de abril (MaremotoM).- Desfase, video danza dirigida y protagonizada por la bailarina y coreógrafa mexicana Ariana Ángeles, se presentará en el Centro cultural multidisciplinario de creación, eXperimentación, y producción escénica en residencia, El Día D; el sábado 1 y domingo 2 de mayo. “El proyecto surgió en medio de la pandemia en conjunto con el compositor chileno Jayson Hernández. La idea inicial era construir un unipersonal a través de exploraciones e improvisaciones tanto corporales como musicales. Así, Desfase se consolidó como un video experimental y posteriormente fue llevado a lo presencial  a través de la plataforma Zoom”, explica la artista escénica.

Incorporando elementos de la danza contemporánea, música y video-proyección fue estrenada en 2020. La pieza busca trasmitir una experiencia escénica a través del contacto sin contacto, y compartir el mensaje generado a partir de la exploración y la introspección en movimiento además de una búsqueda de nuevas formas de hacer y construir escena específicamente la danza contemporánea. Así, en medio del confinamiento, la artista reunió un equipo pequeño para llevar a cabo el proyecto, conformado por Irvin Guerrero, Felipe García y Jayson Hernández, quienes se encargan de la iluminación y la composición de la música.

Desfase por la pandemia en Guanajuato, Oaxaca y Chile

“La propuesta para presentar Desfase en el festival chileno Bestias Danzantes Festival de Cine de Danza fue completamente inesperada” admite Ángeles. “Jayson Hernández envió la propuesta y pronto recibimos la invitación y honestamente nos tomó un par de semanas creerlo y asimilarlo. No imaginábamos cómo iban a recibir la pieza, pero nos sentimos muy agradecidos porque, siendo un proyecto muy experimental, nunca pensamos que fuera a participar tan rápido en plataformas de esa magnitud; ver el proyecto en su programa fue realmente emocionante”.

Desfase está programado para presentarse en el centro cultural Día D, los días 1 y 2 de mayo, como parte de su cartelera. En su programa el centro cultural programa incluye a distintos artistas, laboratorios coreográficos y talleres para acercar la danza contemporánea al público en general. Ariana Ángeles

La pieza se estrenó por primera vez en el El festival de teatro en corto Guanajuato 2020. Sin embargo, en su corto periodo de vida, Desfase se ha presentado  ya en el Festival Nacanu´Sur, de Oaxaca y en el centro cultural El Hormiguero.

Entre el necesario aislamiento social y las prácticas artísticas

El año pasado, inició a una relación profundamente conflictiva entre la reclusión social y las prácticas artísticas. Sin preámbulos muchos artistas comenzaron a reconocer el rompimiento de todas sus coordenadas de orientación. Un tiempo que simultáneamente obligó al arte a estar sitiado y en otro sitio. Los resultados no se hicieron esperar y emergieron proyectos como Espacios revelados, de Garbriela Halac; o Blindness, de Diego Luna y Luis Gerardo Méndez; y ahora Desfase, misma que surgió inesperadamente y como hija del confinamiento. “A partir del necesario aislamiento social, también nació la necesidad de comunicar y de crear desde otros espacios tales como los dispositivos móviles, espacios reducidos, proyección, composición musical a distancia y el movimiento”.

Te puede interesar:  Rob Lowe llega a la pantalla de Film&Arts con Wild Bill

A partir de la coyuntura sanitaria, el tiempo, la presencia, la proximidad, el espacio y la experiencia cambiaron radicalmente sus definiciones. Hoy el público se encuentra en territorios indefinidos, en modalidades de expectación desconocidas y condiciones de accesibilidad desiguales. La suma de todo esto es un cambio en los escenarios. “Como respuesta, hemos trasladado los teatros a nuestras casas, las tablas se han transformado en re significaciones del espacio que habitamos, las clases existen en aparatos tecnológicos, viajan hasta las diferentes poblaciones y los encuentros artísticos están a un click de distancia. Entonces, se expande una gran incógnita: ¿cómo el distanciamiento atraviesa nuestra vida?”.

Para Ariana Ángeles la situación reconfigura poéticas y políticas de las prácticas, las vidas, los espacios y los cuerpos. “Nos reconocemos vulnerables ante un contexto que nos reta, pero encontramos alternativas en nuestro entorno”. Y explica, “en medio del conflicto y la falta de respuestas de los caminos que tomamos, estamos bailando más que nunca, desde otro lugar, claro, pero nos estamos moviendo ante alternativas”.

https://www.youtube.com/watch?v=aafZgAP80HM

No sólo la música complementa la danza, el lenguaje corporal también dialoga con el lenguaje audiovisual en Desfase. Se complementan muy bien ya que ambos son estados del movimiento. Se trata de un juego sutil entre borrar la diferencia de categorías y evidenciar la particularidad subjetiva. La danza contemporánea permite que el lente baile entre el desenfoque y el zoom más profundo.

Otros proyectos en camino

Además de participar en la cartelera del centro cultural Día D, Ángeles está trabajando con Momentos Corpóreos, compañía danza contemporánea bajo la dirección artística de Miguel Ángel Palmeros y la dirección general de Maribel Michel, cuyo amplio repertorio coreográfico permite que sus obras se adapten tanto a espacios abiertos como cerrados, acercándolas a todo tipo de público –niños, adolescentes y adultos– y con la que próximamente tendrá presentaciones.

Además de esta video danza, Ariana prepara proyectos sociales para acercar la danza a las comunidades y dar clases gratuitas a niños y jóvenes, “desde muy joven sentí la inquietud y el compromiso de mirar la danza como un lenguaje universal de comunicación y trasmitir eso a las personas que no tienen los recursos para tomar clases formales. Todas estas inquietudes me llevaron a desarrollar un gran lado humano. Un compromiso social a varios niveles: social, educativo, cultural y solidario”.

Comments are closed.