Vacunas falsas

FUTBOL SIN PELOTA | Siga el circo

Uruguay todavía no llegó a vacunar al 10% de su población, pero sus autoridades hacen de intermediarios para vacunar a futbolistas de entre 20 y 30 años, con cuerpos sanos por el ejercicio y que por lo tanto no son personas con riesgo de muerte.

Ciudad de México, 13 de abril (MaremotoM).- La Conmebol, por intermedio de su presidente el paraguayo Alejandro Domínguez, anunció con bombos y platillos que el laboratorio chino Sinovac donará 50.000 vacunas contra el Covid 19, para que se inocule a futbolistas y técnicos que disputen la Copa América, a llevarse a cabo en Argentina y Colombia en junio y julio, en plena segunda ola de la pandemia mundial.

Domínguez le agradeció al presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou y a su secretario Álvaro Delgado por la gestión, en un momento que Uruguay pasó a ser el país del mundo con más contagiados por habitante y donde hubo que volver a una cuarentena total con toque de queda y sin clases presenciales para los estudiantes.

Uruguay todavía no llegó a vacunar al 10% de su población, pero sus autoridades hacen de intermediarios para vacunar a futbolistas de entre 20 y 30 años, con cuerpos sanos por el ejercicio y que por lo tanto no son personas con riesgo de muerte.

En un momento donde la vacuna es un bien escaso y los países se pelean por conseguirla, Sinovac “dona” 50.000 vacunas a una Conmebol rica, que bien podría comprarlas y lo hace con una vacuna polémica, que los mismos chinos admitieron que tiene baja eficacia.

Te puede interesar:  La programación del Festival Internacional Cervantino, Caifanes en la clausura

El tema de vacunar a los jugadores es una imposición de los clubes europeos para cederlos. En marzo tuvo que suspenderse la fecha FIFA porque la mayoría de los aeropuertos de Europa estaban cerrados y no querían que los jugadores viajaran.

La Copa América se jugará simultáneamente en Argentina y Colombia, dos países que no son limítrofes, por lo que habrá largos viajes en avión en la ronda final y algunas agencias están vendiendo entradas, cuando no se sabe si se va a autorizar jugar con público, como si la pandemia no existiera.

La propia página de la Conmebol tiene un cartel en su portada que dice: “Próximamente, se publicará información sobre la venta de las entradas de la CONMEBOL Copa América Argentina-Colombia 2021. Visite esta página periódicamente para estar al tanto de las últimas novedades”, pero otros sitios anuncian cuantas entradas le quedan para cada evento y el aforo de cada estadio, como sí en caso que se permitiera público, se jugará a estadio colmado.

Es que el circo debe seguir, porque el negocio es muy grande y no se puede parar. Quizás terminen resignando hacerlo en estadios vacíos (como se está jugando la Copa Libertadores y hasta la Champion League) porque el dinero de las entradas es solo un 10% del total.

El negocio está en la venta de derechos de televisación y en los sponsors, pero si pueden no van a ceder nada, ni la salud de sus jugadores.

Comments are closed.