Halston

Ewan McGregor, el gran motor de Halston, la nueva serie de Netflix

Su megalomanía, su soberbia, la adicción a la cocaína y finalmente el SIDA terminó con esa brillantez, hasta hacerlo morir en San Francisco, alejado de su propio nombre, el 26 de marzo de 1990. Tenía tan sólo 57 años.

Ciudad de México, 17 de mayo (MaremotoM).- No vamos a decir en esta nota lo buen actor que es Ewan McGregor, lo que pasa es que en los últimos años nos vimos más empeñados en verlo como una estrella de cine, sin llegar a estimar grandemente sus capacidades actorales.

Es maravilloso. Tiene una voz que se adapta a cada personaje. Un rostro por el que ha pasado toda la belleza, pero también el dolor y la vida para personificar, ahora, a Halston, la nueva serie de Netflix que, una vez más: por eso no nos borramos de la compañía.

Sólo él y nada más que él justifica la visión de este programa producido por Ryan Murphy, que evoca la vida del legendario diseñador de los 70 y 80 que redefinió el estilo de la mujer y que impresionó en el mundo de la moda con su enorme ingenio como creador.

El diseñador se llamó Roy Halston Frowick, nació en Des Moines, el 23 de abril de 1932 y que fuera un maestro del corte, el detallado y el terminado. Vistió y fue amigo de algunas de las mujeres más glamorosas del mundo: Jackie Kennedy, Elizabeth Taylor, Babe Paley, Silvana Mangano, Lauren Bacall, Martha Graham, Bianca Jagger y Liza Minnelli.

Su megalomanía, su soberbia, la adicción a la cocaína y finalmente el SIDA terminó con esa brillantez, hasta hacerlo morir en San Francisco, alejado de su propio nombre, el 26 de marzo de 1990. Tenía tan sólo 57 años.

Halston
Halston. Foto: Cortesía

Su vida breve y vertiginosa pasa por el rostro y la voz del británico Ewan McGregor (1971), por su cuerpo que nunca se quiebra, aunque por dentro comienza a desmoronarse día a día, en un mundo donde la competencia es como hoy: matadora y silente.

Te puede interesar:  Zahie Téllez comparte sus mejores recetas en El Gourmet

Los inversionistas alrededor de los diseñadores demuestran que el uno sin el otro no vive, pero al mismo tiempo cómo esa zona de glamour, de moda, de excesos, es esclava de la marca que siempre gobierna otro.

Tal es así, que al final de sus días, Halston pierde el nombre. No puede diseñar nada con su apellido, al final “lo único que tiene un hombre en su vida”, es lo que reflexiona amargamente.

Junto a Ryan Murphy, asume la producción de Halston el mismo actor que le da vida, Ewan McGregor. Estará acompañado de Krysta Rodriguez (que dará vida a la actriz Liza Minnelli, maravillosa), Rebecca Dayan (Elsa Peretti), Bill Pullman (David Mahoney), Gian Franco Rodriguez (Víctor Hugo), David Pittu (Joe Eula), Sullivan Jones (Ed Austin), Rory Culkin –el hermano pequeño de Macaulay Culkin– (encarnará al director Joel Schumacher), Kelly Bishop (Eleanor Lambert) y Vera Farmiga (Adele).

Este diseñador inteligente, artista y finalmente desquiciado convierte su nombre en un emporio mundial sinónimo de lujo, sexo, estatus y fama, definiendo literalmente su época —el Nueva York de los 70 y 80— hasta que pierde todo, incluso a sí mismo.

En el medio, la libertad sexual de una época donde no se conocía el peligro del virus del SIDA, pero que poco a poco se fue llevando a toda una generación. Su novio, el gran traidor de esta historia, lo lleva casi a la locura y a la drogadicción, con arranques en donde él descree de todos sus verdaderos amigos y se queda solo.

La serie, dirigida por Daniel Minahan, se ve episodio tras episodio, como el vértigo mismo que fue la vida de Halston.

Comments are closed.