Juvenal Acosta

Somos de una generación que no se preocupaba por el futuro: Juvenal Acosta

La visión de una mujer que ha sido víctima de una agresión física rompe con la confianza que Violeta tenía en su ciudad natal. Se va a San Francisco, una versión terrestre del paraíso. Juvenal Acosta fue también víctima de un secuestro, le dieron con un picahielos dos puñaladas, lo golpearon mucho y eso cambió su relación con México.

Ciudad de México, 13 de agosto (MaremotoM).-  ¿Y si tu lugar en el mundo no es una coordenada geográfica? Con esta pregunta el novelista Juvenal Acosta, un mexicano que vive en Oakland y es autor de El cazador de tatuajes y Terciopelo violento, inicia su nuevo trabajo La puerta del Polar Ártico, con una protagonista que es un poco su álter ego.

Escapando de un país violento que no le ofrece futuro alguno, Violeta emigra de la Ciudad de México a San Francisco para comenzar de nuevo y cumplir su sueño de convertirse en escritora. En California conoce a Anders, un joven sueco que la motiva tanto intelectual como afectivamente, pero con un aura de tristeza que la intriga. Al paso de los días, la conexión entre ellos se hace más fuerte y Violeta siente que ha recuperado esa fe en la humanidad que le han robado hombres mentirosos como su padre; sin embargo, su carácter indómito, sus constantes conflictos con el entorno ecocida y misógino en que le tocó vivir y las deudas pendientes con su pasado, en particular el abandono de su madre, la mantienen en una permanente búsqueda de su lugar en el mundo.

ENTREVISTA EN VIDEO A JUVENAL ACOSTA

“Por una parte es una historia de amor que está marcada en un momento premandemia y es un amor asexual, un amor más intelectual que físico. Es un amor que es posible gracias al trauma del pasado. No es un amor que venga de esa tradición romántica que nos remonta hasta el siglo XII”, afirma.

El año 2016 es fatídico, aunque luego los que vinieron después fueron terroríficos.

“Sí, pero acuérdate que cuando terminó el 2016 pensábamos que no podía haber un año peor. Fue un año terrible, pero eso es parte de la provocación de la novela, cuando pensábamos que las cosas no podían ser peor, con Trump en el gobierno, se nos vino la pandemia. Es una condición de la vida contemporánea que ya nada nos sorprende”, agrega.

Juvenal Acosta
¿Y si lo que estabas buscando se encuentra en el rincón más frío y alejado del mundo? Foto: Cortesía

“Yo jamás había escrito una novela que se ocupara de tiempos tan presentes en el tiempo. Somos de una generación que no se preocupaba por el futuro, había cierta seguridad de que las cosas iban a estar bien, con esta sensación del progreso de que las cosas se van solucionando poco a poco, pero es ingenuo. Esa incertidumbre está destruida. La victoria de Trump tiró para siempre eso y nos llevó a una época totalmente oscura”, expresa.

Te puede interesar:  Abandónate mucho, el nuevo espectáculo de las XL en México

La visión de una mujer que ha sido víctima de una agresión física rompe con la confianza que Violeta tenía en su ciudad natal. Se va a San Francisco, una versión terrestre del paraíso. Juvenal Acosta fue también víctima de un secuestro, le dieron con un picahielos dos puñaladas, lo golpearon mucho y eso cambió su relación con México.

Juvenal Acosta
San Francisco siempre lo he visto como un refugio para ovejas negras. Foto: Cortesía Facebook

“San Francisco siempre lo he visto como un refugio para ovejas negras. Es una ciudad orillera. Ha perdido esa calidad bohemia, el San Francisco que encuentran Violeta y Anders no tiene nada que ver con esa zona de poetas hippies”, dice Juvenal Acosta.

“Ahora es un parque de diversiones para millonarios, un lugar carísimo. Yo vivo en Oakland, donde veo al otro lado de mi ventana a San Francisco. Ya perdí el enamoramiento que sentía por él”, agrega.

Juvenal Acosta
Para mí este es un mundo de migrantes, de gente que se vuelve de un lado a otro, buscando algo, el motor siempre es la búsqueda. Foto: Cortesía Facebook

“Anders viene muy marcado por el hecho que lo vincula al racismo más nefasto que domina el norte de Europa. La novela tiene un tono muy pesimista, con aquello que empezó en 2014, con esos inmigrantes sirios que llegaron a Italia y a Grecia. El rechazo que sufrieron de parte de los europeos, excepto Alemania. Todo este resurgimiento del nazismo que está muy conectada con la extrema derecha de Donald Trump en los Estados Unidos”, afirma.

“Trump es un tipo delirante, loco. La noche de la derrota de Trump, que pensaba que no iba a perder la elección frente a Biden. Hay 70 millones de norteamericanos que creen eso. Lo que puede ser fatal para la democracia”, expresa.

Es delirante y analfabeto. El delirio forma parte de la ignorancia, por otro lado, la derecha que empieza a moverse en la democracia, denunciando por ejemplo el fraude.

“Estados Unidos no tiene la influencia de los intelectuales, sino de los famosos. El sistema está armado de una manera muy peligrosa con el colegio electoral. Eso puede beneficiar mucho a Donald Trump en las próximas elecciones. Esta visión de los Estados Unidos, este sentimiento de Violeta con la agresión a los mexicanos, la obliga a pensar en un segundo escape”, afirma.

La historia de una amiga que fue atacada en Oaxaca y la de otra amiga que quería irse de México le sirvieron de inspiración a Juvenal Acosta para escribir La puerta del Círculo Polar Ártico.

“He vivido la migración de una manera muy intensa y estoy rodeado de gente que viene de lugares lejanos, hay una tribu de gente que está sin lugar propio, cuando te vas tu relación cambia para siempre. Para mí este es un mundo de migrantes, de gente que se vuelve de un lado a otro, buscando algo, el motor siempre es la búsqueda”, afirma.

Comments are closed.