Santiago Roncagliolo

Todo escritor es un extranjero: Santiago Roncagliolo

Y libranos del mal (Seix Barral) es la primera novela que escribe en cinco años, un thriller que mezcla la ficción y la biografía, en el que retrata lo oscuro de la memoria familiar como elemento de cuestión identitaria, se convierte en un recurso para tomar decisiones y motivo para distanciarse de la maldad consanguínea.

Ciudad de México, 4 de junio (MaremotoM).- Hoy apareció una carta en twitter donde el escritor peruano Santiago Roncagliolo (1975) se dirigía a Carlos Slim, entre otras cosas dueño de Sanborns, donde no se pueden vender ejemplares de su nueva novela: Y líbranos del mal (Planeta).

Hay una serie de medidas que contraponen la venta del libro, en una cultura de la cancelación que está mucho más viva de lo que nosotros pensamos. Al parecer, Sanborns no vende libros en donde se hable de los abusos sexuales de la iglesia y unos cuantos mandatos más, poniéndose por supuesto con la voz de nuestra conciencia, armándonos las cosas para prestar atención y otras en las que no.

ENTREVISTA EN VIDEO A SANTIAGO RONCAGLIOLO

Santiago Roncagliolo está tranquilo con respecto a este tema, pero hizo la carta “porque estas cosas tienen que saberse”. Ha hecho un gran libro. Se llama como dijimos Y líbranos del mal, probablemente sea el libro de un hombre maduro, que es fruto de “la crisis de los 40”, bromea, en un año pandémico y en el que ha perdido a su padre, Rafael Roncagliolo Orbegoso (1944-2021).

También es la primera novela que escribe en cinco años, un thriller que mezcla la ficción y la biografía, en el que retrata lo oscuro de la memoria familiar como elemento de cuestión identitaria, se convierte en un recurso para tomar decisiones y motivo para distanciarse de la maldad consanguínea.

Una obra que narra cicatrices en la memoria de las sociedades, provocadas por el abuso de poder, el fanatismo religioso y la pederastia, dice Planeta, su casa editora.

En su carrera como escritor ha explotado todos los géneros para contar historias. Sus seis novelas estudian el mal: El daño que nos hacemos las personas. Su obra se ha publicado en todo el mundo hispano y ha sido traducida en más de veinte idiomas, recibiendo distinciones tan importantes como el Independient Prize of Foreing Fiction (2011) o el Premio Alfaguara (2006). Como periodista ha escrito una trilogía de historias reales sobre el siglo XX hispanoamericano: La cuarta espada (2007), Memorias de una dama (2009) y El amante uruguayo (2012). Como creador y guionista, ha desarrollado películas y series para productoras de España, Estados Unidos, Brasil, México y Perú. Sus libros infantiles, llenos de humor negro, han recibido los galardones White Raven (2007) y Barco de Vapor (2013).

–Mandaste una carta a Carlos Slim

–Sí, yo mismo estoy sorprendido. Había amigos que me decían que no encontraban el libro en Sanborns. Había una lista en la que yo había entrado en todas las categorías. Por un lado, sientes orgullo, porque tu novela toca carnes y cosas delicadas, tanto que hay que impedir que la lean. Pero hay muchas zonas de México donde sólo llega Sanborns, esos lectores no saben que lo que ellos tienen que leer es decidido por alguien más. Es importante decirlo, sobre todo tratándose de un crimen como los abusos en las iglesias, donde precisamente es importante el silencio social. Son crímenes de los que nunca se hablan, de los que nunca se leen.

–En esta cultura de la cancelación que aparentemente sí funciona por todos lados

–Sobre todo porque se trata de novelas, que hurgan en las cosas oscuras de nuestras sociedades. La buena literatura está para eso, para desafiar las verdades establecidas, para rasgar los silencios, para hablar de las cosas que no se está hablando

–Tu novela trata sobre el poder y el secreto

–De acuerdo. Es que para mí ese abuso es una cuestión de poder, de someter al que ha entregado su voluntad a otra persona. Eso es lo que me parece espeluznante.

Santiago Roncagliolo
Una novela editada por Seix Barral / Planeta. Foto: Cortesía

–El protagonista de esta novela tiene su condición de extranjero, pero también hay un sistema de extranjeridad en ti

–¡Qué remedio! Todo el mundo quiere discutir de política conmigo porque tarde o temprano me va a decir que me largue a mi país. Esa mirada es terrible para tu vida personal, nunca terminas de encajar, pero es una buena mirada para un escritor. Todo escritor es un extranjero, alguien que trata de dar un paso atrás de la realidad y de tratar de buscarle un sentido, una lógica interna, porque necesita entenderla.

–La patria decía Bolaño eran sus hijos…este año se ha muerto tu padre

Te puede interesar:  LIBROS DE LUNES | El libro que ojalá tus padres hubieran leído (y que a tus hijos les encantará que leas), de Philippa Perry

–Bueno, la despedida de mi padre en el Perú fue tan impresionante. Para mí no fue una sorpresa por su condición de salud, pero sí fue una sorpresa los miles de mensajes de miles de peruanos, muchos de los cuales yo no conocía. Lo apreciaban por ser una persona muy honesta y por haber hecho política y salir pobre tal como entró. Eso es tan extraño. Esa despedida hizo menos triste su partida. Le habría encantado ver el legado que dejó.

–No le habría encantado ver las elecciones del domingo en Perú

–Se murió en el primer debate electoral, la última señal de su humor negro

–¿Tú vas a votar?

–Votaré en blanco o nula. Yo soy muy sensible a los temas de la misoginia o la xenofobia y en esos los dos candidatos son tremendos. Me interesan también los temas de igualdad y de institucionalidad democrática y a los dos les importan un pepino estos dos temas. Si no piden tu voto, no lo tienes que regalar.

–Me sigue pareciendo igual de surrealista que Keiko Fujimori sea una candidata

–Como política no me gusta, como novela, es una gran novela. Hace 30 años hubo unas elecciones de todo el sistema contra el salto al vacío. Y el salto al vacío era Fujimori. Y 30 años después, el apellido Fujimori está del otro lado. Recibe el abrazo de Mario Vargas Llosa, que antes era opositor de su padre. Al final las elecciones van a depender de ella. El votante va a votar por el mal menor contra los que creen que no hay un solo mal que sea peor que ella.

Santiago Roncagliolo
Librarse del mal es justo lo contrario de lo que le está ocurriendo a ellos. Foto: Cortesía

–¿Por qué el título de la novela?

–Hubo una escena que al final retiré en que uno de los personajes rezaba el Padre Nuestro,  sobre todo los versos finales. Librarse del mal es justo lo contrario de lo que le está ocurriendo a ellos.

–Siempre mezclas cosas de la ficción con tu propia vida, al final termina siendo una gran ficción…el matrimonio ha formado como una argamasa para sobrevivir fuera del Perú

–Mis novelas en general son masculinas. Hablan de cómo el machismo destruye a los hombres, pero las dos mujeres que aparecen en la novela son mujeres que se han visto arrastradas por estos hombres. Intuyen que no deberían saber más de lo que saben. Esto marca muchos sus relaciones con Jimmy, sobre todo cuando Jimmy se pone a mirar ese pasado. Partí ahí de matrimonios que conocía, de gente que conozco parecida a estos personajes, lo que no tenemos es la mirada de los victimarios, la literatura es una manera de echar luz sobre la oscuridad, pero sólo puedes hacerlo desde tu imaginación.

–Hablaste y hablas del secreto, que es algo fundamental en la literatura

–Todo grupo humano se basa en tabúes, en cosas de las que no vas a hablar. Desde los cuernos del marido en una familia, hasta el nazismo en Alemania. Lo que me interesaba exponer cómo funciona la sociedad en la que no se puede hablar ni siquiera del horror. Hay muchas veces que el lector tiene que decidir qué está pasando detrás de una puerta, más que reventarle el secreto al lector, quería que él rellenara con lo que sabe.

–El personaje de Jimmy es genial, cuando somos adolescentes nos vamos enterando por primera vez de muchas cosas

–En mi novela anterior también trabajé con adolescentes, porque hay momentos en que vives por primera vez muchas cosas, el amor, el sexo, la conciencia de la muerte, el miedo y por eso las enfrentas con enorme intensidad. Son personajes muy ricos, llenos de drama, muy intensos. De hecho, aún ahora de que la música que se te queda grabada es la música que escuchabas en la adolescencia.

–¿Qué pasa con la pandemia? Es maravilloso poder entrevistarte vía zoom…por ejemplo

–Hemos hecho cosas como un encuentro de libreros latinoamericanos, nunca lo hubiéramos podido juntar en un sitio. Hacemos reuniones con lectores de diferentes países, llevaba cinco años sin publicar ningún libro porque necesitaba sorprenderme de nuevo con mi trabajo y todo el planeta es un planeta nuevo. La verdad es que lo disfruto es aprender todo de nuevo, de reinventar las cosas…aunque en el segundo semestre ya estoy pensando en volver a viajar y en México tengo tres invitaciones y quiero decir que sí a todas.

–¿Esta es una novela de hombre maduro?

–Es mi novela de la crisis después de los 40. Si eres escritor siempre has tenido tendencia a ser mayor, estoy llegando a la edad que debería tener.

Comments are closed.