Festival Alfonsino

FESTIVAL ALFONSINO | ¡Alfonso Reyes para todo el mundo!

Del 13 al 30 de mayo Monterrey estuvo en el centro de la información, siendo, con esta segunda edición digital, una muestra de una gran actividad cultural, no sólo para los alumnos y los regiomontanos, sino también para todo el que quisiera ver y en ese sentido para el mundo todo.

Ciudad de México, 31 de mayo (MaremotoM).- Ayer, con el concierto de Nicho Hinojosa, terminaron dos semanas del Festival Alfonsino, una iniciativa de la Universidad de Monterrey, con la que intenta bajar a Alfonso Reyes del pedestal y también acercar a las nuevas generaciones a la personalidad y la obra de este gran escritor, símbolo de Monterrey.

Del 13 al 30 de mayo Monterrey estuvo en el centro de la información, siendo, con esta segunda edición digital, una muestra de una gran actividad cultural, no sólo para los alumnos y los regiomontanos, sino también para todo el que quisiera ver y en ese sentido para el mundo todo.

Alfonso Reyes “Impulsó mucho la inauguración de nuestra institución de educación superior. Es una figura que tenemos muy presente a través del Festival Alfonsino, que se realiza desde 1996. Tiene un carácter multidisciplinario, cada año se entrega una nueva edición, nuevos libros, con la colaboración además de expertos alfonsistas como Javier García Diego, Adolfo Castañón, Enrique Sperea. Este año estamos muy comprometidos y entusiastas porque un grupo de mujeres, como Beatriz Saavedra, Ludivina Cantú Ortiz, ponen en marcha una asociación nacional de Mujeres Alfonsistas, para estudiarlo con perspectiva de género”, dijo al presentar el Festival Alfonsino, Celso Garza Acuña, Secretario de Extensión y Cultura de la UANL.

En este encuentro, disfrutamos de libros, de presentaciones, de conciertos, como Secretos engarces, de José Javier Villarreal, escritor y a la vez director de la Capilla Alfonsina, de Monterrey, quien además participó muy activamente del festival.

“Se juega mucho con engarces, a la manera sorjuaniana. En 1957, Alfonso Reyes cree que se muere y escribe Cuando creí morir. El que se muere realmente es Diego Rivera y en ese año Pellicer le manda una carta a Reyes, diciéndole todo lo que lo quiere. En ese año, Minerva nace, que es la persona con la que me voy a casar mucho tiempo después. Al mismo tiempo es el centenario de Las flores del mal y todo eso se va como tejiendo… Aparece también Clarice Lispector, relacionada con Juan Gelman y con Ferreira Gular, de quien publicó un poema dedicada a la muerte de Clarice”, explicaba a la entrevista que le hacíamos, en un encuentro muy grato y revelador.

Te puede interesar:  Cristina Rivera Garza, una de nuestras mejores escritoras, recibe el Premio Xavier Villaurrutia

La Casa Universitaria del libro, que dirige el escritor Antonio Ramos Revillas, acompañó  paso a paso el Festival Alfonsino, con muchos libros y partiendo de la base que cada año hay nuevas miradas sobre el escritor.

Entre los libros presentó la novela de Coral Aguirre, A dónde vas, Alfonso Reyes (UANL), de la que Antonio dijo: “Es una novela sobre Alfonso Reyes que cuenta la relación del escritor con Nieves Gonett, una argentina que iba a las tertulias literarias, cuando a él le tocó ser embajador en Buenos Aires. Está en el intercambio epistolar y ves cuando pasan los años cómo va cambiando este vínculo. Coral Aguirre encontró estos documentos e hizo un ensayo, Lenguaje y deseo y se quedaron cosas en el tintero y ahora estamos publicando esta novela, que es muy argenmex”.

Hubo conciertos dedicados a Astor Piazzolla, una guardia de honor para la estatua de Alfonso Reyes en el día de su cumpleaños 132, en la que el rector Rogelio Rivera Garza, declaró: “Como sabemos, Alfonso Reyes regresó a México en 1939, después de un periodo de 26 años en los que se dedicó a la diplomacia. Así, los últimos 20 años de su vida los pasó en su ciudad natal, dedicados a la vida literaria, a la educativa y a la cultural. Por eso fue una figura importante para el Colegio de México, el Fondo de Cultura Económica, la Academia Mexicana de la Lengua y el Instituto Francés para América Latina, entre otras”, agregó.

Premios para Juan Villoro y Vicente Rojo, un recuerdo perenne de Minerva Margarita Villarreal, con Luis Armenta Malpica como ganador del segundo concurso hecho con el nombre de la añorada maestra y poeta, recuerdos a Juan Gabriel, a Armando Manzanero, una gran programación que ha dejado la vara muy alta para la próxima edición, el año que viene.

Comments are closed.