Jorge Humberto Chávez

La poesía es lo que te permite afirmar de manera categórica que estás en el centro del mundo: Jorge Humberto Chávez

Se llama Jorge Humberto Chávez y ha ganado recientemente el Premio Jaime Sabines/Gatien Lapointe, por su texto Bar Papillon y el poema triste / Bar Papillon y le poème triste (traducción de Françoise Roy) coeditado por Les Écrits des Forges (Trois-Rivières, Quebec) y Mantis Editores (Guadalajara, México).

Ciudad de México, 25 de noviembre (MaremotoM).- Lejos es uno de los mejores poetas de México. Con una convicción muy fuerte por su oficio y la dicha clara de estar haciendo lo que debe. Se llama Jorge Humberto Chávez y ha ganado recientemente el Premio Jaime Sabines/Gatien Lapointe, por su texto Bar Papillon y el poema triste / Bar Papillon y le poème triste (traducción de Françoise Roy) coeditado por Les Écrits des Forges (Trois-Rivières, Quebec) y Mantis Editores (Guadalajara, México).

En 2013 había ganado el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes con su obra Te diría que fuéramos al río Bravo a llorar pero debes saber que ya no hay río ni llanto, un libro que ya es una clásico y donde Chávez muestra una sensibilidad propia de alguien que escribe a las orillas del mundo.

“No creo tener una obra importante, pero sí lo que tengo son lectores. Tengo también la virtud de no haber abandonado la literatura y un poco de suerte”, dice este poeta premiado que para él son algo trascendente para un escritor, pero claro que conoce a muchos poetas geniales que no participan de los galardones.

Jorge Humberto Chávez
Chávez nos brinda una poesía de corte cotidiano, hecha de delicadeza y empatía. Foto: Cortesía

“Lo más importante para un poeta no son los premios, sino las publicaciones que llegan con ese hecho. Los premios incrementan el número de lectores”, afirma este creador que decidió ser poeta a una edad muy temprana. “Tan temprana que fue más o menos a los 13 años. Cuando tenía 5 años ya sabía leer, lo cual era un misterio en mi casa porque aprendí a leer solo. Lo que hacía era leer los libros de mis hermanos mayores y lo que más me atrajo siempre fue la poesía”, cuenta.

“Cuando escribí mi primera cuarteta a medida, fue un 10 de mayo y se la escribí a mi madre. Todavía hoy leo poesía y aunque parezca una grosería lo que te voy a decir, ya no leo narrativa. Hace 10 años me di cuenta de que no soy un hombre muy brillante, así que me he concentrado en leer pura poesía”, agrega.

Te puede interesar:  En FIL Guadalajara con "Al pie del Támesis", una obra de Mario Vargas Llosa 

¿Qué es la poesía en medio de Ciudad Juárez, el lugar donde nació?

“La poesía es lo que te permite afirmar de manera categórica que estás en el centro del mundo. Cuando vivía en Ciudad Juárez me parecía que mi experiencia de vida era crucial. No tenía la idea de la marginalidad, mi mundo era bastante atractivo, me gustaba ir a El Paso a buscar mercancías para la tienda de mi padre. Desde muy chico escribí poesía y poco a poco me fui también convirtiendo en docente”, afirma.

Autor de Un rosario de huesos, lo que más le preocupa es el tipo de verso que va a usar cuando empieza a escribir. “Más que la palabra, me interesa la forma”, dice. La forma es para hacer un libro y por eso cada uno de ellos es muy diferente al otro.

“Lo que le digo a los nuevos poetas es que si crees que has leído mucha poesía, no es así, te falta mucho más. La poesía es un trabajo difícil, para que te puedas dar cuenta en qué lugar estás”, afirma.

Jorge Humberto Chávez
Ganador del Premio Premio Jaime Sabines/Gatien Lapointe. Foto: Cortesía Facebook

“Lo que tienes que hacer es levantarte y tienes un libro para terminar”, dice el que tiene un libro entre manos y que se llamará Cuadrantes de Montreal.

“Es un libro de poesía narrativa. Vamos a ver cómo me sale. Cuando pintas un cuadro o escribes un libro de poesía se pierden los elementos en términos de verticalidad o de horizontalidad. En la literatura tenemos a dos dimensiones, la primera es el discurso lineal, las palabras se juntan una con la otra; la segunda es la densidad del texto literario que no se puede medir, lo semántico, el sentido profundo y es lo que el autor pone ahí fruto gracias a una estrategia de trabajo de innovación, de signos y de una serie de elementos ideológicos que un escritor deja en el texto”.

¿Y talento? ¿Qué piensa Jorge Humberto Chávez?

“No creo en el talento. En los talleres me ha tocado ver a personas muy brillantes y me he dado cuenta de que el talento no es indispensable. Los escritores que más conozco y que más me han sorprendido han sido escritores contracorriente”, afirma.

One Comment

  1. Que buena entrevista. Me acercaré a la obra de Jorge. Monica, gracias por abrir estos espacios para la Poesía y gracias por escribir Poesía. Creo que escribir Poesía es un acto subversivo.
    Mi nombre es Carlos Peredo y también soy subversivo. Me encantaría platicar contigo. 2288240733

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*