Fórmula UNO

Dónde está la diferencia entre Red Bull y Mercedes y por qué el Campeonato 2021 todavía no está definido

“No sé qué hacen los otros equipos pero sí sé que nosotros mejoramos nuestro auto en casi todas las carreras”, contó el neerlandés en la conferencia con los medios tras el triunfo. “Es muy importante porque tenemos una buena oportunidad de tener una gran sesión y tengo confianza en la gente que tenemos en el equipo que el foco para el año que viene está al 100 por ciento, así que por ahora yo no veo compromiso, aunque el tiempo lo dirá (si se resiente el desarrollo para el 2022). Por supuesto, yo estoy de acuerdo con esta filosofía”.

Ciudad de México, 28 de junio (MaremotoM).- La memoria vuela y recrea momentos especiales en la historia reciente de la Fórmula 1. Es setiembre de 2019, el Mundial regresa tras el receso veraniego europeo y Ferrari pisa fuerte. Charles Leclerc logra su primer triunfo en la categoría en el Grand Prix de Bélgica, repite una semana más tarde en Monza durante el GP de Italia, y Sebastian Vettel completa una tripleta de victorias consecutivas de la casa de Maranello logrando en el GP de Singapur un halago que parecía ser también de su novato compañero monegasco. Tres victorias seguidas del Cavallino…

Tres derrotas consecutivas de Mercedes.

Al cabo de la octava carrera de 2021, la situación es similar. ¿O peor? Mercedes nunca había atravesado un periodo de cuatro Grandes Premios sin conseguir la victoria.

Lewis Hamilton se quedó clavado en el triunfo número 98 y esa centésima conquista que tanto se predijo parece que se le dificulta tanto como una esquiva octava corona mundial…

-¿Qué tan diferente es esta situación a la de cuando estaban detrás de Ferrari? En aquel momento no había un tope presupuestario y ustedes no tenían un coche nuevo que desarrollar para la siguiente temporada…-fue interrogado el campeón tras su segundo lugar en el RedBullRing.

-Es muy, muy diferente. En aquel momento tuvimos desarrollos, teníamos un gran equipo detrás que iba encontrando mejoras constantemente. Ahora es todo más plano, y es diferente. Fue una gran batalla entonces. Esta temporada ha sido una buena pelea entre los dos con performances muy similares, pero ahora la diferencia se ha disparado.

El anodino Grand Prix de Estiria dejó, si no momentos de emoción que vayan a perpetuarse en el rcuerdo como aquella tripleta ferrarista de 2019, una sensación muy sólida. RedBull es definitivamente el equipo a batir en este torneo y podría quebrar la racha de Mercedes, invictos en la Era Híbrida a la hora de contar títulos.

Pero… ¿dónde está la diferencia? ¿Realmente está acabado?

Fórmula UNO
Mercedes perdió otra vez. Foto: Cortesía formulauno.com

“Fue mi victoria más dominante del año, no solo por la diferencia, sino por el balance del auto fue el mejor de la temporada”, asegura Max Verstappen, el líder del Mundial, que nunca había ganado cuatro carreras en una sola temporada, lo que resulta muy prometedor pensando que, idealmente, recién se cumplió un tercio del Mundial: la pandemia determinará si, efectivamente, se disputan los 23 Grands Prix previstos…

Lo obvio sería decir que la diferencia está en el manejo de la degradación de las cubiertas. Esto es necesariamente así porque es lo que la Fórmula 1 demanda en esta era de neumáticos débiles pensados para ser reemplazados en las carreras.

Pero siempre hay más para indagar.

Mercedes venía siendo marginalmente superior con su W12 respecto al RB16B incluso en callejeros con Mónaco y Baku, medido en performance pura a una vuelta, aunque después en carrera esos roles se invirtieran.

Pero Francia y Estiria inclinaron definitivamente la balanza.

No es casualidad que en Paul Ricard, Honda colocara en ambos RedBull el segundo motor permitido para la temporada. Mercedes ya lo había hecho una carrera antes, en Baku. Se estima que la diferencia entre un motor carrereado y uno fresco es de una décima y media de segundo por giro.

Pero Mercedes supone que este motor “fresco” de Honda posee algún otro secreto en sus entrañas. El reglamento establece que el desarrollo de los los motores quede congelado y que solo se reemplacen partes de una versión a otro solo si se demuestra que la pieza retirada afecta la confiabilidad.

Sin embargo, en esta guerra total entre los dos equipos más poderosos de la Fórmula 1 2021, en Brackley entienden que se produjo un incremento de la performance. Y piensan que en el año de su retiro, Honda hace todo lo posible por contribuir a la conquista del título mundial.

Además, ahora que la controversia por los alerones flexibles bajó un poco, tras la introducción de un nuevo método de control estático desde el pasado GP de Francia, el alerón más chico que está usando RedBull le permite ganar más velocidad en las rectas sin perder tanta downforce en las curvas.

Fórmula UNO
Saiz y Leclerc, de Ferrari, charlando. Foto: Cortesía formulauno.com

La foto que se hizo viral en Paul Ricard mostraba un alerón trasero en el RB16B con menos carga que el que utilizaba el W12:

La diferencia entre la inclinación de los alerones traseros del Mercedes (más vertical) y el RedBull (con menor inclinación) es notable. La foto es del instante en que Verstappen superaba a Hamilton a poco del final del GP de Francia.

Por eso a los coches azules les midieron unos 15 km/h más de velocidad final que a los negros…

Velocidades máximas                    RedBull         Mercedes

GP de Francia (clasificación)           328,7             326,6

GP de Francia (carrera)                    337               321.2

GP de Estiria (clasificación)             319,2            317,2

GP de Estiria (carrera)                     320,0            318,3

(En km/h. Fuente: FIA)

“No sé si es el alerón, como dice Max, o es el motor, pero de cualquier forma fueron muy rápidos hoy y Max hizo un gran trabajo”, señaló Hamilton apenas se bajó de su auto camino al podio en territorio austríaco.

Te puede interesar:  Personas decentes es una novela policial y habanera: Leonardo Padura

Sea una u otra la causa detrás de la diferencia, o las dos en combinación, lo cierto es que Hamilton siente esa desventaja “en línea recta. El auto se siente draggy (con mayor resistencia al avance) pero también no tan fuerte en las rectas. Sí, pueden ser una u otra o ambas”.

Bueno, ¿cuál es el problema? Mercedes tuvo recursos en su momento para alcanzar a Ferrari y conseguir más potencia para su motor al año siguiente, en 2020, mientras paradójicamente se extendían sombras sobre la regularidad de los impulsores italianos…

Fórmula UNO
En la Fórmula Uno no hay sentimientos, hay resultados. Pero nos vibró un poco el corazón con este abrazo del Checo con Horner. Foto: Cortesía formula1.com

Pero este año es diferente: “Los autos están al límite”, asegura el campeón. “Vamos a fondo todo el tiempo. Max manejó la carerra adelante y, encima, se iba alejando. Tienen un ritmo muy fuerte en la carrera. Tenemos que ver si podemos sacarle más jugo a este auto”.

En eso coincide su compañero Valtteri Bottas: “RedBull es más rápido. Checo (Sergio Pérez) me presionó hasta el final. Si queremos seguirlos, no podemos hacer mucho management de las cubiertas. Siento que definitivamente son más veloces en las rectas, probablemente porque tienen un paquete general más eficiente”.

El problema es cómo generar un paquete más eficiente yendo tan al límite y con una doble limitación: el tope presupuestario, que obliga a Mercedes a gastar menos de la mitad de lo que invertía en otras temporadas en las que su gestión era completamente hegemónica; y la decisión de aplicar los reducidos recursos disponibles al desarrollo del W13, el coche para 2022.

Al W12 no se le conocieron novedades técnicas desde el Grand Prix de España, la última carrera en la que Mercedes batió al ahora líder del campeonato de constructores -y ello gracias a un inspirado acierto estratégico- mientras Toto Wolff confirma en Austria que no habrá más piezas nuevas para sus autos.

“Es la primera carrera en ocho años en la que nos faltó ritmo competitivo. Paramos el desarrollo por este año y tenemos que concentrarnos en sacar lo mejor de nuestra unidad de potencia”, declaró en la TV británica.

Fórmula UNO
La cara seria y preocupada de Toto Wolff. Foto: Cortesía formula1.com

Eso, mientras del otro lado ven la oportunidad de seguir avanzando con este coche, cuya versión original cerró victoriosa el 2020 en Abu Dhabi porque nunca se detuvo su desarrollo, y ya ganó el 62,5 por ciento de los Grands Prix de 2021 (cuatro con Verstappen, uno con Pérez)

“No sé qué hacen los otros equipos pero sí sé que nosotros mejoramos nuestro auto en casi todas las carreras”, contó el neerlandés en la conferencia con los medios tras el triunfo. “Es muy importante porque tenemos una buena oportunidad de tener una gran sesión y tengo confianza en la gente que tenemos en el equipo que el foco para el año que viene está al 100 por ciento, así que por ahora yo no veo compromiso, aunque el tiempo lo dirá (si se resiente el desarrollo para el 2022). Por supuesto, yo estoy de acuerdo con esta filosofía”.

“Naturalmente quisiéramos tener partes nuevas y avances pero no creo que eso esté en los planes”, avisa Hamilton. “Por supuesto, hablamos sobre lo bueno que sería, pero así son las cosas por el momento”.

¿Significa eso que el campeonato 2021 está jugado? ¿Que la tendencia es irreversible?

Sería arriesgado suponer tal escenario. Al torneo le faltan por lo menos doce carreras. quince si se cumple el calendario. Vendrán pistas en las que las circunstancias podrían cambiar y, aunque Verstappen consolida su ventaja, los 18 puntos que le amasó a Hamilton son menos que los que supone una victoria. Nada está dicho aún si la tendencia marca el gran momento de RedBull, con Ferrari en tercer plano luchando contra McLaren…

“Estamos abajo en unas pocas áreas”, reflexionó el campeón en esa reunión post-carrera que fue bastante más jugosa que el Grand Prix. “Estaba muy cerrada al principio del torneo, y si ambos autos tuvieran la misma performance que en esas primeras cuatro carreras, sería un poco más excitante pero, como dije, ellos dieron un paso adelante”.

Christian Horner le había a Toto Wolff, el jueves y delante de la prensa, que le explicara a su campeón “lo que él ha sintetizado tan bien. Escucho con atención las teorías que Lewis esgrime y a veces está alejado de la realidad. Corremos con menos drag y con un alerón menos cargado y como resultado de eso somos un poquito más rápido en las rectas”.

Pero el campeonato no está terminado:

-Lewis, ¿has aceptado ya que Mercedes no podrá alcanzar a RedBull en el desarrollo de su coche? Y si es así, cómo ves el campeonato?- lo consultaron para cerrar la sesión.

-No acepto nada. Tenemos muchas carreras por delante y hay que seguir presionando. Somos los campeones mundiales y podemos, definitivamente, ir para adelante si nos ponemos a pensar cómo hacerlo. Si no mejoramos nuestro auto, este es el resultado, porque como ya dije, alcanzamos nuestro techo en estas últimas carreras. Sea lo que sea, como en Francia con el motor o el nuevo alerón. No sé si ellos pararon con eso del alerón flexible o no pero se viene una nueva aclaración técnica que podría emparejar la cuestión.

Como con la regulación para hacer más lentos -en aras de la seguridad- los pit-stops.

Wolff prometió que la pelea “no ha terminado. Estamos muy motivados. Nos falta ritmo, pero seguiremos empujando aunque no hayamos tenido esta vez las herramientas para ganar”.

La batalla se encuentra lejos de haber concluido.

Comments are closed.