Rosa Espinoza

Los Pinos Alados en tierra hostil, la vocación de Rosa Espinoza

Para ser una editorial pequeña, sí que hace bastante ruido y para las muchas actividades que hay que hacer allí está la editora, Rosa Espinoza, alguien con un olfato especializado en los poetas mexicanos y que ha tomado del árbol clásico de Mexicali (A quien su hermano, Alejandro Espinoza, ha dedicado un libro, Los pinos salados), esa denominación para decir: soy de aquí.

Ciudad de México, 22 de junio (MaremotoM).- Un saludo de última hora para Iris Bringas, la poeta que se ha ganado el Premio Gilberto Owen, orgullo por el éxito de Antonio León, por Vivian Sánchez Barajas, que ha publicado también con la editorial de Mexicali, Pinos Alados.

Para ser una editorial pequeña, sí que hace bastante ruido y para las muchas actividades que hay que hacer allí está la editora, Rosa Espinoza, alguien con un olfato especializado en los poetas mexicanos y que ha tomado del árbol clásico de Mexicali (A quien su hermano, Alejandro Espinoza, ha dedicado un libro, Los pinos salados), esa denominación para decir: soy de aquí.

“Cerré la convocatoria el 2 de mayo, el día de mi cumpleaños. Desde hace tres años abro la convocatoria en enero y el primer año he recibido 47 propuestas, me estaba volviendo loca. Luego las mando a la gente que ha publicado conmigo, a personas a las que les tengo confianza por su juicio. Este año llegaron 17 propuestas, que se editarán cinco y luego una antología, que es una convocatoria aparte y que habla sobre gatos”, dice Rosa Espinoza, también poeta.

“Esta editorial tiene que ver conmigo, es un proyecto personal. Yo hago libros, en la universidad, con el doctor Jorge Ortega y tengo un bureau de servicios editoriales y me caen chambas. Yo creo que el que quiera trabajar trabaja donde sea, aunque Mexicali es una tierra hostil. Los nuevos creadores, los creadores con trayectoria, han sido abandonados por las instituciones culturales del Estado. Esa es una parte de la hostilidad que puede tener la editorial Pinos Alados, que es un sobreviviente, que sabe guerrear en la hostilidad y aunque no haya agua sabe dónde abrevar. Mexicali es hostil con un clima muy extremo, lo que nos forja de alguna manera con un carácter de persistencia”, dice la editora.

Te puede interesar:  Centroamérica es una región que sorprendentemente respira y vive una frecuencia similar a México: Diego Olavarría
Rosa Espinoza
Esta editorial tiene que ver conmigo, es un proyecto personal. Foto: Cortesía

“No es la única ciudad en el país que tenga este clima, pero aquí es la hostilidad de Mexicali”, agrega Rosa, quien se muestra orgullosa de varios de sus poetas, entre ellos el Premio Gilberto Owen a Ingrid Bringas, de Antonio León, “un autor muy exitoso, cuya primera obra salió por Pinos Alados y ni se diga de Elvis Guerra, el primer poeta muxe, que publicó con nosotros un libro en zapoteco y español”, afirma.

“Esta es la forma en que uno siente que su trabajo en este panorama hostil rinde frutos”, expresa.

“Esa cercanía y ese aprendizaje que te da la labor editorial me fue haciendo más sensible. Yo sólo escribo poesía o cuento. Primero fue ese acercamiento lo que me hizo sensible a la poesía, ver el trabajo de ellos era ver sus entrañas y el impulso a escribir. En lo personal esto de hacer libros se me dio de una manera muy orgánica, muy joven y este proceso está ligado a mi propia creación”, admite Espinoza.

“He tenido experiencias muy gratas con autores que me han dado su confianza. El año pasado edité 21 libros y de pronto no sé, hay gente que se asombra por tantos libros, pero a lo que venga”, agrega.

Comments are closed.