Anya Myagkikh

Milagros en la Torre del Reloj: Anya Myagkikh y su muestra

Ciudad de México, 30 de junio (MaremotoM).- La artista rusa Anya Myagkikh presenta su serie Milagros –en la Galería Torre del Reloj ubicada en la zona de Polanco, en la Ciudad de México–, la cual estará abierta hasta el 5 de julio de 2021. En ella, incluye piezas multidisciplinarias que comprenden expresiones en pintura, fotografía, cerámica, arte objeto e instalación en video.

Esta serie está inspirada en un elemento ritual de la cultura popular mexicana llamado milagrito, que es utilizado por los devotos para agradecer a los santos y a la virgen su intercesión con alguna petición. Dichos objetos se dejan en las iglesias como símbolo de gratitud; también hay representaciones de este arte popular en forma de corazones que suelen estar tallados en madera y cubiertos con amuletos de metal, considerados protectores y mágicos. Estos milagritos han dejado fascinada a Anya, por lo que ella los identifica como muestra de la profunda vida espiritual existente en México.

“El corazón es un símbolo universal de amor que comprenden las personas de todo el mundo, independientemente de su origen. Y, sin embargo, los corazones cubiertos de milagros representan a México en su singularidad. Junto con el amor, simbolizan nuestra conexión con poderes superiores, el deseo de protegernos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos, y de soñar con un futuro mejor”, dice la artista plástica.

Como parte de su proceso creativo, Anya Myagkikh decidió tatuarse en el pecho un Milagro diseñado por el artista Dr. Lakra. Esta acción la convirtió en una obra audiovisual donde se observa el momento en el que Anya se tatúa mientras se escucha su canción “Spiraling”. Para esta pieza, que forma parte de su exposición actual, la artista realizó una colaboración con Stefan Olsdal (bajista del grupo Placebo) y Digital 21.

De igual manera, la artista, hizo una segunda intervención a la botella del tequila Huizache, familia creadora del tequila reposado desde 1870 en la Hacienda San José del Refugio en Amatitlán Jalisco y la convierte en arte objeto, el cual también forma parte de la experiencia inmersiva Milagros, que le genera al espectador un viaje a través de los sueños de Anya y su evocación constante de la cultura mexicana.

Te puede interesar:  La nueva máscara de las derechas en América Latina debilita a las izquierdas apoltronadas: ¿Kast, Milei y Camacho como paradigma?
Anya Myagkikh
El núcleo de la cultura en México es la emoción y la espiritualidad. Foto: Cortesía

Para ella, el núcleo de la cultura en México es la emoción y la espiritualidad, los cuales considera resumidos en el poderoso símbolo del corazón-milagro. Basada en esto, la artista, hizo una colaboración con el reconocido Taller Maria Teresa Mendez, fundada en 1962 con un enfoque en la experiencia, inspiración, espacio y creación con materiales sustentables. Parte de esta producción incluye, cojines, velas, tazas y souvenirs.

Basándose en la creencia de que soñar es el viaje de un alma. Y que por eso es mejor no despertar a un niño dormido, de lo contrario, es posible que su alma no tenga tiempo suficiente para regresar al cuerpo. Anya hizo una colcha suave gigante: colocada en un espacio de galería, crea la atmósfera de un dormitorio acogedor donde las personas pueden liberar su alma y emprender un viaje. El propósito de este viaje es conocer sus emociones y su niño interior.

Anya Myagkikh
Esta es la tercera vez que Anya Myagkikh expone en la Ciudad de México. Foto: Cortesía

Esta es la tercera vez que Anya Myagkikh expone en la Ciudad de México. Anteriormente, en 2019 presentó con gran éxito la exhibición Mexican Dreams, en la que incluyó piezas de realidad virtual y realidad aumentada y también en el 2021 formó parte del prestigiado grupo de artistas para la exposición del 30 aniversario de la Galería Oscar Roman. Su obra es expuesta en prestigiosas galerías y casas de subasta como Morton Subastas y Philips en Londres, donde ha alcanzado cifras considerables en venta y buena crítica.

De hecho, Anya Myagkikh fue la primera artista en el mundo en vender una obra de realidad virtual, la cual consistía en un casco tradicionalmente usado para videojuegos con el que el espectador podía introducirse en la mente de la artista, en su habitación y conocer a su gato. Esta pieza se vendió en la subasta Esto es ahora de Morton Subastas, realizada en México en 2019.

Comments are closed.